El fút­bol de­tie­ne has­ta las bol­sas

Un es­tu­dio de­mues­tra có­mo las transac­cio­nes de las bol­sas su­frie­ron caí­das du­ran­te los par­ti­dos del mun­dial de 2010.

Tiempo - - DEPORTE - JO­SÉ MARÍA VALS

que el fút­bol le­van­ta pa­sio­nes y que al­gu­nas de las me­jo­res li­gas del mun­do, co­mo la es­pa­ño­la, la ita­lia­na o la in­gle­sa mue­ven in­gen­tes can­ti­da­des de di­ne­ro es al­go sa­bi­do y co­mún­men­te acep­ta­do por todos. Pe­ro me­dir el al­can­ce de la pa­sión balompédica me­dian­te el efec­to que provocan los par­ti­dos so­bre las fi­nan­zas mun­dia­les no se ha­bía he­cho nun­ca, has­ta aho­ra.

Dos eco­no­mis­tas, Mi­chael Ehr­mann y Da­vid-jan Jan­sen, que tra­ba­jan en el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo y en el De Ne­der­lands­che Bank, han ela­bo­ra­do un es­tu­dio so­bre el im­pac­to que tuvo so­bre los mo­vi­mien­tos fi­nan­cie­ros la ce­le­bra­ción de los par­ti­dos del úl­ti­mo cam­peo­na­to mun­dial ce­le­bra­do en Su­dá­fri­ca, mu­chos de cu­yos par­ti­dos se ju­ga­ron en ho­ras en las que las bol­sas es­ta­ban abier­tas.

Ehr­mann y Jan­sen ex­pli­can cuá­les son las pri­me­ras con­clu­sio­nes. “Si­guien­do mi­nu­to a mi­nu­to los da­tos de ne­go­cia­ción en quin­ce mer­ca­dos bur­sá­ti­les, po­de­mos pre­sen­tar –di­cen–, tres con­clu­sio­nes ini­cia­les. Pri­me­ro, que cuan­do el equi­po na­cio­nal del país de la bol­sa es­tu­dia­da es­ta­ba ju­gan­do, el nú­me­ro de ope­ra­cio­nes caía un 45% y el vo­lu­men con­tra­ta­do era un 55% más ba­jo. Se­gun­do, que los acon­te­ci­mien­tos del par­ti­do tam­bién se no­ta­ban en las bol­sas. Por ejem­plo, un gol cau­sa­ba una caí­da adi­cio­nal del 5% en la ac­ti­vi­dad de la bol­sa (…). Y el ter­cer des­cu­bri­mien­to es que los mo­vi­mien­tos en­tre esas bol­sas y el res­to del mun­do tam­bién caían un 20% du­ran­te los par­ti­dos del mun­dial”.

Los eco­no­mis­tas no han he­cho el es­tu­dio so­lo pa­ra ver có­mo afec­ta­ban los par­ti­dos a la ac­ti­vi­dad de las bol­sas. El ob­je­ti­vo úl­ti­mo era ver si es­ta fal­ta de aten­ción de los in­ver­so­res a las car­te­ras de ac­cio­nes du­ran­te al­gu­nas fa­ses de los en­cuen­tros po­día ha­ber te­ni­do efec­tos en la fi­ja­ción de pre­cios, ya que las co­ti­za­cio­nes se fi­jan pre­ci­sa­men­te por las transac­cio­nes que se rea­li­zan. Cuan­tas más se pro­duz­can, me­nos rí­gi­do es el mo­vi­mien­to de pre­cios. Sin em­bar­go, cuan­do la ac­ti­vi­dad en la com­pra­ven­ta de tí­tu­los cae, unas po­cas ope­ra­cio­nes pue­den mo­di­fi­car al al­za o a la ba­ja la co­ti­za­ción fi­nal. Y eso es lo que pa­sa­ba du­ran­te la ce­le­bra­ción de al­gu­nos de los par­ti­dos del mun­dial.

Las quin­ce bol­sas es­tu­dia­das son las de Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Chi­le, Di­na­mar­ca, In­gla­te­rra, Fran­cia, Ale­ma­nia, Ita­lia, Mé­xi­co, Ho­lan­da, Por­tu­gal, Su­dá­fri­ca, España, Sui­za y Es­ta­dos Uni­dos. Des­pués ha­bía que ele­gir los par­ti­dos, y so­lo han en­tra­do en el es­tu­dio los que se ce­le­bra­ban a ho­ras en las que las bol­sas es­ta­ban abier­tas, lo cual co­lo­có el lis­tón de cor­te en los cuar­tos de fi­nal, ya que las se­mi­fi­na­les y la fi­nal se ce­le­bra­ron en ho­ras no há­bi­les pa­ra los mer­ca­dos de va­lo­res. De España, por ejem­plo, s0lo han si­do ob­je­to de aná­li­sis los par­ti­dos ce­le­bra­dos con­tra Sui­za el día 16 de ju­nio de 2010 a las cua­tro de la tar­de y el Chi­le-españa del 25 de ju­nio a las ocho y me­dia de la tar­de ho­ra eu­ro­pea, pe­ro que eran las 13.30 ho­ras en Chi­le y en par­te de Es­ta­dos Uni­dos.

Pues bien, en el ca­so de España, las con­clu­sio­nes son que el nú­me­ro de transac­cio­nes por mi­nu­to cuan­do ju­ga­ba la se­lec­ción es­pa­ño­la caía un 26,1%, y ese des­cen­so se que­da­ba en el 22,7% cuan­do el par­ti­do se dispu­taba en­tre dos se­lec­cio­nes dis­tin­tas. Las ci­fras es­tán muy cer­ca de la me­dia de las bol­sas eu­ro­peas, don­de el nú­me­ro de ope­ra­cio­nes ca­yó un 29,2% en par­ti­dos que con­ta­ban con la par­ti­ci­pa­ción de las se­lec­cio­nes pro­pias y un 24,2% en en­cuen­tros en­tre se­lec­cio­nes dis­tin­tas a las na­cio­na­les.

Los ma­yo­res des­cen­sos en par­ti­dos dispu­tados por sus pro­pias se­lec­cio­nes se die­ron en Chi­le (83,3%) y Ar­gen­ti­na (72,1%). Cuan­do los en­cuen­tros eran de se­lec­cio­nes dis­tin­tas, Chi­le re­gis­tró caí­das del 28,4% y Ar­gen­ti­na, del 40%. Vis­to que­da que hay pa­sio­nes y pa­sio­nes en es­to del fút­bol y las fi­nan­zas.

Cam­peo­nes. La se­lec­ción es­pa­ño­la, a su lle­ga­da a Ba­ra­jas tras el mun­dial de 2010.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.