No hay agua con­tra el fue­go

Tiempo - - ZOOM -

El in­vierno más se­co des­de que hay estadísticas de pre­ci­pi­ta­cio­nes (un si­glo y pi­co) ha lo­gra­do que en España, a prin­ci­pios de mar­zo, se desate una pla­ga que sue­le lle­gar con el ve­rano: los in­cen­dios fo­res­ta­les. Ha ha­bi­do ya fue­gos de tamaño me­dio en Ga­li­cia; otros más, muy nu­me­ro­sos, en Lé­ri­da, Hues­ca, Bar­ce­lo­na; en León y en Ex­tre­ma­du­ra han ar­di­do ya con­si­de­ra­bles ex­ten­sio­nes de mon­te; y to­do in­di­ca que es­to va a em­peo­rar. La ra­zón, na­da más que una: no llue­ve. Des­pués de dos años de abun­dan­tes llu­vias, que man­tie­nen los em­bal­ses en un en­ga­ño­so 62% de su ca­pa­ci­dad, la se­quía se abate de nue­vo so­bre el cam­po. Ni llue­ve ni, se­gún los me­teo­ró­lo­gos, llo­ve­rá pron­to. Me­jor no pen­sar en qué ocu­rri­rá en agos­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.