Mo­de­lo de ne­go­cio

Tiempo - - OPINIÓN -

Mer­ca­do­na se ha con­ver­ti­do en un ca­so que se ex­pli­ca en las es­cue­las de ne­go­cio co­mo mo­de­lo de éxi­to. Sus be­ne­fi­cios es­te año al­can­zan los 474 mi­llo­nes de eu­ros, un 19% más que el año pa­sa­do, a pe­sar de la cri­sis. La po­lí­ti­ca de re­cur­sos hu­ma­nos, la lo­gís­ti­ca o las re­la­cio­nes con los pro­vee­do­res son las cla­ves. una má­xi­ma ofre­cer pues­tos de tra­ba­jo de ca­li­dad, que pre­mien el es­fuer­zo y que per­mi­tan a las per­so­nas se­guir cre­cien­do, tan­to per­so­nal co­mo pro­fe­sio­nal­men­te, pues­to que cuan­to ma­yo­res son las ex­pec­ta­ti­vas reales que se ofre­cen a las per­so­nas, ma­yor es tam­bién el com­pro­mi­so y la pro­duc­ti­vi­dad que se ob­tie­ne de ellas”.

Otros se­ña­lan que Mer­ca­do­na es más du­ra con los cua­dros di­rec­ti­vos y que el año pa­sa­do se des­hi­zo de 162 en una es­tric­ta po­lí­ti­ca so­bre la con­se­cu­ción de ob­je­ti­vos, aun­que, por otra par­te, la em­pre­sa des­ta­ca que man­tie­ne una po­lí­ti­ca que fo­men­ta al má­xi­mo la pro­mo­ción in­ter­na. Todos los di­rec­to­res ge­ne­ra­les han lle­ga­do así a es­te pues­to.

Juan Roig, efec­ti­va­men­te, ha­bló de ir más le­jos en la re­for­ma la­bo­ral. Pe­ro en 1995 de­ci­dió que to­da su plan­ti­lla tu­vie­ra con­tra­tos in­de­fi­ni­dos. Hoy lo tie­nen sus 70.000 em­plea­dos des­de el pri­mer día. Su mo­de­lo de ne­go­cio lo exi­ge. Se ba­sa en sa­tis­fa­cer con la mis­ma in­ten­si­dad al je­fe (así con­si­de­ran al clien­te), al tra­ba­ja­dor, al pro­vee­dor, a la so­cie­dad y al ca­pi­tal.

Con­di­cio­nes ejem­pla­res.

El due­ño de Mer­ca­do­na se de­cla­ró tam­bién enemi­go del ab­sen­tis­mo. En la com­pa­ñía pro­pie­dad de Juan Roig, es­te es del 0,7%, fren­te al 6% es­ta­tal. El ser­vi­cio mé­di­co de la em­pre­sa re­vi­sa las ba­jas. Pa­ra los sin­di­ca­tos re­pre­sen­ta­dos en el co­mi­té de em­pre­sa hay di­vi­sión de opi­nio­nes. UGT, ma­yo­ri­ta­rio, no ob­ser­va pro­ble­mas es­pe­cia­les. Co­mi­sio­nes Obre­ras, sin em­bar­go, sí cree que “aprie­ta exa­ge­ra­da­men­te” en su re­vi­sión de las ba­jas. Rafael Ca­pa­rrós, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la sec­ción es­ta­tal de Mer­ca­do­na de UGT, es­tá con­ven­ci­do de que, aun­que el due­ño de Mer­ca­do­na ha­ya de­fen­di­do ir más le­jos en la re­for­ma la­bo­ral, la com­pa­ñía no se va a des­col­gar del con­ve­nio ni va a pro­po­ner re­ba­jas sa­la­ria­les. “Al con­tra­rio”, di­ce Ca­pa­rrós. Mer­ca­do­na go­za de un con­ve­nio a cua­tro años que ven­ce en 2013 y que in­clu­ye me­jo­ras de en­tre 2,4 y 4,8 pun­tos so­bre el IPC real de ca­da año so­bre el sa­la­rio ba­se.

Si el due­ño de Mer­ca­do­na di­jo que “hay que des­in­cen­ti­var el pa­ro” y que en España na­die re­co­ge na­ran­jas o fre­sas, ¿es por­que no en­cuen­tra tra­ba­ja­do­res pa­ra Mer­ca­do­na? No es el ca­so. Di­cen los tra­ba­ja­do­res que “hay tor­tas” pa­ra en­trar. In­clu­so ahí, pa­ra en­trar, Mer­ca-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.