Que­ri­do dia­rio

Tiempo - - CULTURA -

Uno de los for­ma­tos más pre­cla­ros pa­ra es­cri­bir au­to­bio­gra­fía o au­to­fic­ción es el dia­rio, un es­pa­cio don­de el au­tor y el lec­tor jue­gan a creer­se que lo que allí ocu­rre es la na­rra­ción exac­ta de la verdad. So­lo en lo que va de año han apa­re­ci­do va­rios li­bros cu­ya pri­me­ra re­fe­ren­cia es la pa­la­bra dia­rio. El más no­ve­do­so de ellos es el Dia­rio de in­vierno (Anagra­ma) de Paul Aus­ter, don­de el au­tor de la Tri­lo­gía de Nue­va York re­vi­sa su vi­da y su in­fan­cia a la luz de sus 65 años. Lo más pe­cu­liar de es­te gé­li­do dia­rio es que es­tá es­cri­to en se­gun­da per­so­na. Otros tí­tu­los sig­ni­fi­ca­ti­vos son el Dia­rio de un la­drón, de Jean Ge­net, en RBA; Dia­rio de un hom­bre de éxi­to, de Er­nest Dow­son, en Pe­ri­fé­ri­ca; y el Dia­rio de un don na­die, Geor­ge y Weedon Gross­mith, en Nór­di­ca edi­to­rial. Los tres son li­bros a mi­tad de ca­mino en­tre la ex­po­si­ción au­to­cons­cien­te y la pu­ra in­ven­ción. Y los tres son li­bros tan emo­cio­nan­tes co­mo di­ver­ti­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.