Las más gua­pas na­cio­na­les compiten en la pa­sa­re­la

Una co­no­ci­da fir­ma de tra­jes de no­via con­cen­tra en una mues­tra ex­cep­cio­nal y oca­sio­nal a nues­tras mo­de­los más in­ter­na­cio­na­les y rompe­doras.

Tiempo - - GENTE -

Se­ma­na com­pe­ti­do­ra, el no va más. Fue pa­sa­re­la ex­cep­cio­nal, y tam­bién oca­sio­nal, pa­ra con­tras­tar be­lle­zas pa­trias. Pu­ra com­pe­ti­ción tan­to de fí­si­co co­mo de re­la­cio­nes sen­ti­men­ta­les en el ca­so de Silvia Ló­pez y Pau Ga­sol y de He­len Lin­des y Rudy Fer­nán­dez, o có­mo co­lo­có pro­fe­sio­nal­men­te a Ma­le­na Cos­ta su rup­tu­ra con Pu­yol, y ya no di­ga­mos el en­re­ve­sa­do ro­man­ce de ida y vuel­ta en­tre Jes­si­ca Bueno atan­do cor­to a Pa­qui­rrín, a quien ella siem­pre dig­ni­fi­ca lla­mán­do­le Fran­cis­co, por aque­llo de no re­cor­dar su tur­bio pa­sa­do juvenil e im­pri­mir­le dig­ni­dad. Mien­tras la Pan­to­ja es car­ne de ca­ñón don­de la se­rie te­le­vi­si­va ex­hu­ma su ex­tra­ña re­la­ción con En­car­na Sán­chez y de pa­so zu­rra a una Mi­la Xi­mé­nez a quien la vo­raz lo­cu­to­ra, te­mi­da has­ta la tum­ba, tam­bién ti­ró los te­jos, un Mer­ce­des y al­gún vi­són sin pa­sar de ahí, mien­tras Bár­ba­ra Rey reha­ce su fa­ma de co­mehom­bres alar­dean­do de que tam­bién fue ob­je­to de sus em­bis­tes amorosos aca­so co­mo Mer­ce­des Alon­so o Ro­sen­da Mon­te­ros mien­tras cues­tio­nan a la trin­ca­do­ra Nuria.

Fue­ron re­lax, oa­sis y un mar tran­qui­lo los be­lle­zo­nes des­pe­jan­do tan sór­di­da his­to­ria pa­sio­nal to­da­vía lle­na de cla­ros­cu­ros opor­tu­nis­tas bien co­bra­dos. Ofre­cen de En­car­na una ima­gen de­vo­ra­do­ra, in­sa­cia­ble se­xual­men­te y com­prán­do­lo to­do, ame­na­zan­do que pa­ga­ría pa­ra “que te rom­pan las pier­nas” co­mo hi­zo con­mi­go. Lo in­ten­tó pe­ro si­go en pie. Lo mis­mo ate­rro­ri­za­ba que lo­gra­ba el fa­vor de los po­lí­ti­cos a los que apo­ya­ba exal­ta­do­ra, co­mo hi­zo con Her­nán­dez Man­cha pa­san­do por ta­qui­lla des­de su púl­pi­to de la Cope, ca­de­na que na­ció con ella y con Del Ol­mo, y lue­go tuvo el re­ma­te de Jo­sé María García y el inol­vi­da­ble An­to­nio He­rre­ro, de quien no es­tá acla­ra­do su ab­sur­do y co­mo su­rrea­lis­ta aho­ga­mien­to en las plá­ci­das aguas mar­be­lle­ras, don­de so­lo na­ve­gan ti­bu­ro­nes ti­po Ro­ca o la ma­fia ru­sa. Ya no di­ga­mos el apro­ve­cha­do triun­vi­ra­to que con­for­ma­ron Ma­ri­sol Ya­güe, Isa­bel García Ra­mos y el to­da­vía des­apa­re­ci­do Car­li­tos Fer­nán­dez. Co­sas ve­re­des, ya so­lo es his­to­ria de la ope­ra­ción Ma­la­ya que en ma­yo ten­drá su mas­cle­tá de gran­des se­sio­nes, vis­tas y em­pla­za­mien­tos. Che­lo García Cor­tés me ase­gu­ra que “Isa­bel es­tá desean­do sa­lir de es­to, que juz­guen, acla­ren y sen­ten­cien; lo de aho­ra es un sin­vi­vir”. Co­mo pe­rio­dis­ta ami­ga ya tie­ne re­ser- va­do si­tial ho­no­rí­fi­co pa­ra se­guir la cau­sa y dar­le apo­yo o lo que sea ne­ce­sa­rio a su ami­ga del al­ma, que la con­si­de­ra ca­si otro pa­qui­rrín tan en­tre­ga­do con va­pu­lea­da piel de ca­ne­la a la se­vi­lla­na Jes­si­ca que lo pren­dó al es­ti­lo tú, Tar­zán, yo, Ja­ne en Su­per­vi­vien­tes.

Ma­los mo­dos.

Le vino Dios a ver por­que es amor con po­si­bi­li­da­des la­bo­ra­les, de ahí ver­la des­fi­lar con los tra­jes nup­cia­les de La Spo­sa, se­gun­da mar­ca de Pro­no­vias. Y na­da me­nos que com­pi­tien­do con He­len Lin­des o la exó­ti­ca y bue­ní­si­ma Go­de­liv. Me con­ta­ron in­tem­pe­ran­cias de la pa­re­ce que cre­ci­da Jes­si­ca Bueno a la que no veo mu­cho fu­tu­ro des­fi­la­dor. Se la co­men cru­da por más que man­ten­ga tie­sa la es­pal­da y er­gui­da la ca­be­za. Así cree que le bas­ta pa­ra ser mo­de­lo pro­di­gan­do ma­los mo­dos, por­ta­zos al per­ple­jo per­so­nal co­mo la pre­po­ten­cia de­mos­tra­da al ser pre­gun­ta­da por sus líos con Pa­qui­rrín: “Se lla­ma Fran­cis­co, un res­pe­to”, re­pi­tió in­can­sa­ble y rei­vin­di­ca­do­ra, pre­di­can­do en el de­sier­to, que­rien­do za­far­se de lo per­so­nal o qui­zá com­pro­me­ti­do. De­jó cla­ro que no co­men­ta­ría la des­mi­ti­fi­ca­do­ra se­rie de Isa­bel Pan­to­ja y pi­dió pre­gun­tas so­lo so­bre la co­lec­ción nup­cial.

To­do muy acor­de con La Cu­ba­na, que des­ba­ra­ta en su nue­vo es­pec­tácu­lo mu­si­cal, lo me­jor que han he­cho. En­tre­mez­cla pa­ro­dia, es­pec­ta­cu­la­ri­dad es­ce­no­grá­fi­ca y bai­les de Bolly­wood gra­cias a un hin­dú re­si­den­te en Olot que ver­sio­na, las Pa­ra­ules d´amor de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.