Au­men­ta la pre­sión so­bre ban­cos y ca­jas

Aun­que to­da­vía que­da pla­zo su­fi­cien­te pa­ra se­guir ha­cien­do cuen­tas, lo cier­to es que las op­cio­nes pa­ra re­con­fi­gu­rar el ma­pa ban­ca­rio se re­du­cen día a día. Que­da por ver có­mo en­tra­rán en ope­ra­cio­nes gran­des los ban­cos más im­por­tan­tes.

Tiempo - - ECONOMÍA - POR JO­SÉ MARÍA VALS Y MI­GUEL CI­FUEN­TES

La pre­sión so­bre el sec­tor fi­nan­cie­ro va en au­men­to. El ban­co de España ha­cía pú­bli­co es­ta se­ma­na el da­to de mo­ro­si­dad de la ban­ca en enero y la ci­fra sube has­ta el 7,9%, lo que sig­ni­fi­ca un as­cen­so de tres dé­ci­mas so­bre el 7,6% que te­nía el sec­tor fi­nan­cie­ro es­pa­ñol de cré­di­tos im­pa­ga­dos a fi­na­les de di­ciem­bre. Y si lo que se ana­li­zan son las ci­fras por sec­to­res, la au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria ha da­do por ce­rra­das las de 2011, cuan­do el por­cen­ta­je de prés­ta­mos im­pa­ga­dos re­la­cio­na­dos con el sec­tor in­mo­bi­lia­rio as­cen­dió al 20,1%, ci­fra que no se ha­bía da­do nun­ca en los tre­ce años des­de los que hay re­gis­tros.

Es­to se ha pro­du­ci­do des­pués de que el vo­lu­men de cré­di­tos hi­po­te­ca­rios nue­vos ha­ya caí­do un 46% en 2011 y tras un des­cen­so del 17% en el res­to de los prés­ta­mos. A es­ta si­tua­ción, con me­nor ac­ti­vi­dad cre­di­ti­cia y au­men­to de la mo­ro­si­dad, es a la que quie­re ha­cer fren­te la re­for­ma fi­nan­cie­ra pues­ta en mar­cha por el Mi­nis­te­rio de Economía, cu­yos pla­zos van ce­rran­do el cer­co en torno a los ban­cos y ca­jas que no po­drán cum­plir en so­li­ta­rio con los nue­vos re­qui­si­tos de sol­ven­cia. Has­ta aho­ra, so­lo dos ope­ra­cio­nes de una cier­ta im­por­tan­cia han co­men­za­do a reor­de­nar el ma­pa del sec­tor: la ad­ju­di­ca­ción de la CAM al Ban­co Sa­ba­dell y la ven­ta de Un­nim al BBVA por par­te del Fon­do de Res­truc­tu­ra­ción Or­de­na­da Ban­ca­ria (FROB).

Pro­ble­mas adi­cio­na­les.

Las fu­sio­nes que aún que­dan por ha­cer­se sa­ca­rán a la luz, muy pro­ba­ble­men­te, al­gu­nos otros pro­ble­mas ade­más de la ne­ce­si­dad de po­ner 52.000 mi­llo­nes de eu­ros en­ci­ma de la me­sa pa­ra sa­near la in­ver­sión in­mo­bi­lia­ria en ma­nos de las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras. Aris­tó­bu­lo de Juan, hoy de­di­ca­do a la con­sul­to­ría fi­nan­cie­ra, fue el pri­mer se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Fon­do de Ga­ran­tía de De­pó­si­tos en­tre 1978 y 1982, pe­rio­do en el que 52 de los 106 ban­cos exis­ten­tes fue­ron de­cla­ra­dos in­sol­ven­tes, así co­mo una vein­te­na de ca­jas de aho­rros y ca­jas ru­ra­les. Des­de la ex­pe­rien­cia que le dio esa cri­sis, más sus años pos­te­rio­res co­mo di­rec­tor ge­ne­ral del Ban­co de España, De Juan po­ne el acen­to tam­bién en que la cri­sis no es so­lo in­mo­bi­lia­ria, hay otros mu­chos ac­ti­vos en ma­nos de la ban­ca que ha­bría que mi­rar (ver en­tre­vis­ta).

Y ni si­quie­ra es so­lo un pro­ble­ma de ac­ti­vos. El sec­tor fi­nan­cie­ro es­pa­ñol es uno de los más cer­ca­nos a los clien­tes a tra­vés de la más ex­ten­sa red de ofi­ci­nas y ca­je­ros au­to­má­ti­cos de Eu­ro­pa, pe­ro esa cer­ca­nía tie­ne su con­tra­par­ti­da en unas di­men­sio­nes de su es­truc­tu­ra co­mer­cial que le im­pi­den au­men­tar sus már­ge­nes cuan­do los ti­pos de in­te­rés ba­jan y se re­du­ce la ac­ti­vi­dad cre­di­ti­cia, ya que los gas­tos ge­ne­ra­les son to­da­vía de­ma­sia­do rí­gi­dos. El pro­pio Ban­co de España, a tra­vés de sus con­ver­sa­cio­nes con los prin­ci­pa­les ges­to­res del sec­tor, ha ma­ne­ja­do en los úl­ti­mos me­ses la ci­fra del 20% co­mo por­cen­ta­je de re­duc­ción de plan­ti­llas que de­be­ría aco­me­ter el con­jun­to de las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras pa­ra ganar la efi­cien­cia ne­ce­sa­ria.

El pre­si­den­te de Ban­kia, Ro­dri­go Ra­to, no ha per­di­do oca­sión en sus úl­ti­mas com­pa­re­cen­cias pú­bli­cas pa­ra ase­gu­rar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.