Sí cam­bió

Tiempo - - ZOOM -

Cuan­do nos ca­yó en­ci­ma, Ta­ma­ra era una pla­ga iden­ti­fi­ca­ble. Te­nía una voz gan­go­sa, más mo­rro que un oso hor­mi­gue­ro, una ma­dre que pa­re­cía sa­ca­da de un sar­có­fa­go en Tran­sil­va­nia (pe­ro nin­gún vam­pi­ro lle­vó ja­más la­dri­llos en el bol­so) (ni bol­so tam­po­co) y una fal­sa inocencia que le que­da­ba muy bien. Ju­ró que es­ta­ba em­ba­ra­za­da de Pa­co Po­rras, lo cual era tan ve­ro­sí­mil co­mo si yo di­go que es­toy pre­ña­da de Hi­llary Clin­ton. Lue­go des­apa­re­ció, co­mo todos los fri­kis. Pe­ro aho­ra re­gre­sa. Se ha ope­ra­do es­ta mu­jer has­ta la fo­to del car­né. Aho­ra pa­re­ce la her­ma­na pe­que­ña de Car­men de Mai­re­na o un en­sa­yo fra­ca­sa­do pa­ra clo­nar a Mae West. Muy mal, Ta­ma­ra, hi­ja. Te ha per­di­do la am­bi­ción. Con lo bien que te sen­ta­ba el pe­lo de la dehe­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.