CON­DE­NA­DO A EN­TEN­DER­SE CON CAS­COS

Tiempo - - PORTADA -

El pa­no­ra­ma en As­tu­rias tam­po­co es po­si­ti­vo pa­ra el PP. Re­pi­te co­mo ter­ce­ra fuer­za con 10 es­ca­ños y po­dría que­dar fue­ra de un even­tual go­bierno de iz­quier­das, o “con­de­na­do a en­ten­der­se” con Foro As­tu­rias, el par­ti­do de Fran­cis­co Ál­va­re­zCas­cos, en un Go­bierno que tam­po­co pre­si­di­rá el PP. Los re­sul­ta­dos as­tu­ria­nos han su­pues­to una nue­va de­rro­ta pa­ra Ma­riano Ra­joy fren­te a Ál­va­re­zCas­cos, por­que el ob­je­ti­vo del PP era tener más vo­tos que el Foro y que su can­di­da­ta, Mer­ce­des Fer­nán­dez,

Si­len­cio en Ma­drid.

pre­si­die­ra un go­bierno. No se­rá así y aun­que tan­to el PP co­mo el Foro es­tán dis­pues­tos a pac­tar, se­rá pa­ra for­mar un go­bierno a cu­ya ca­be­za vuel­va a po­ner­se el ex se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PP, que con 15 es­ca­ños fue la se­gun­da fuer­za más vo­ta­da, des­pués del PSOE, con 16. A pe­sar de que el pre­si­den­te nom­bró al peor enemi­go de Ál­va­rez-cas­cos, a Ga­bino de Lorenzo, co­mo de­le­ga­do del Go­bierno en As­tu­rias, PP y Foro han desa­rro­lla­do en los úl­ti­mos me­ses una es­tra­te­gia de acer­ca­mien­to. En Ma­drid, el úni­co

El pre­si­den­te de­be­rá es­cu­char es­te men­sa­je en los pró­xi­mos me­ses, en los que tam­bién ten­drá so­bre su me­sa -si no so­bre la de Mon­cloa, so­bre la de Gé­no­va­la cues­tión de ofre­cer una sa­li­da po­lí­ti­ca pa­ra al­guien de la ta­lla de Are­nas, que ha ma­ni­fes­ta­do su in­ten­ción de ser el je­fe de la opo­si­ción en el Par­la­men­to an­da­luz, pe­ro de quien na­die es­pe­ra que vuel­va a ser, por quin­ta vez, can­di­da­to a pre­si­dir An­da­lu­cía den­tro de cua­tro años. Ra­joy quie­re pa­sar pá­gi­na de lo que pue­den con­si­de­rar­se dos de­rro­tas elec­to­ra­les. Se­gún el vi­ce­se­cre­ta­rio de Es­tu­dios y Pro­gra­mas, Es­te­ban Gon­zá­lez Pons, el día si­guien­te al 25-M era una jor­na­da de “re­fle­xión” so­bre los re­sul­ta­dos de los co­mi­cios, pe­ro la di­rec­ción del PP en Ma­drid no con­vo­có nin­gu­na reunión a tal efec­to. La se­cre­ta­ria ge­ne­ral, María Do­lo­res de Cos­pe­dal, no tuvo agen­da pú­bli­ca y la úni­ca voz del PP que se es­cu­chó fue la del vi­ce­se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción, Car­los Flo­riano, que in­sis­tió una y otra vez en los re­sul­ta­dos his­tó­ri­cos del PP en An­da­lu­cía.

So­lo el PP an­da­luz arro­pó a Are­nas, co­mo ha­bía he­cho en la no­che elec­to­ral más amar­ga que re­cuer­da. Mu­chos di­ri­gen­tes se acer­ca­ron a la se­de pa­ra dar un abra­zo a Are­nas que, se­gún re­cuer­da uno de ellos, fue el que su­po man­te­ner me­jor el ti­po. “Are­nas di­si­mu­la­ba muy bien” el dis­gus­to, re­cuer­da uno de ellos, que afir­ma que, des­pués del 25M, lo que se de­be­ría ha­cer es “di­sol­ver to­das las so­cie­da­des de en­cues­tas”, que dipu­tado na­cio­nal del Foro ha vo­ta­do a fa­vor de las ini­cia­ti­vas del Go­bierno. En As­tu­rias, Ra­joy con­fec­cio­nó una lis­ta pa­ra es­tas úl­ti­mas elec­cio­nes mu­cho más ade­cua­da pa­ra un acuer­do con Cas­cos. Ful­mi­nó a Isa­bel Pé­rez Es­pi­no­sa, can­di­da­ta de úl­ti­ma ho­ra del PP en 2011 y re­pre­sen­tan­te, jun­to a De Lorenzo, de esa par­te del PP as­tu­riano aco­mo­da­do en la opo­si­ción que tan­to cri­ti­ca Cas­cos. En su lu­gar, de­sig­nó a Fer­nán­dez ca­be­za de una lis­ta más afín a Cas­cos que, sin du­da, fa­ci­li­ta­rá un acuer­do en el que el PP se­rá se­gun­dón. fue­ron in­ca­pa­ces de va­ti­ci­nar que el PP so­lo ob­ten­dría 50 es­ca­ños, tan le­jos de los 55 de la ma­yo­ría ab­so­lu­ta. En com­pa­ra­ción con el por­te de Are­nas, el mi­nis­tro de Ha­cien­da, Cris­tó­bal Mon­to­ro, o el al­cal­de de Se­vi­lla, Juan Ig­na­cio Zoi­do, com­pa­re­cie­ron con un sem­blan­te mu­cho más se­rio jun­to a él en el bal­cón. En ese mo­men­to, mu­chos cua­dros del PP an­da­luz no pu­die­ron me­nos que sa­lir a la ca­lle pa­ra aplau­dir a Are­nas, en la ma­yor mues­tra de apo­yo pú­bli­co que ha re­ci­bi­do des­de el par­ti­do. “Ha si­do una vic­to­ria muy amar­ga por­que todos, en todos los par­ti­dos, es­pe­rá­ba­mos otros re­sul­ta­dos”, afir­ma otra di­ri­gen­te.

De mo­men­to, Are­nas se­gui­rá en An­da­lu­cía, don­de ha pro­pues­to al PSOE “acuer­dos de go­ber­na­bi­li­dad” pa­ra que per­mi­tie­ra go­ber­nar en mi­no­ría al PP co­mo fuer­za más vo­ta­da, aun­que pre­vi­si­ble­men­te se­rá je­fe del prin­ci­pal par­ti­do de la opo­si­ción a un Go­bierno del PSOE e IU en el Par­la­men­to de Se­vi­lla. El PP an­da­luz tie­ne la au­to­ri­za­ción de la di­rec­ción na­cio­nal pa­ra man­te­ner su ac­tual ór­gano de di­rec­ción, de ma­ne­ra que no tie­ne que ce­le­brar un con­gre­so co­mo ha­rán en los pró­xi­mos me­ses la ma­yo­ría en otras co­mu­ni­da­des. Por eso, en la se­de na­cio­nal pre­fie­ren no es­pe­cu­lar con la po­si­bi­li­dad de que, lle­ga­do el mo­men­to del con­gre­so del PP an­da­luz, Ma­drid pro­pon­ga otro can­di­da­to.

Sí se da por se­gu­ro que Are­nas no vol­ve­rá a in­ten­tar al­can­zar la pre­si­den­cia de la Jun­ta de An­da­lu­cía, de ma­ne­ra que ha­brá que bus­car a un nue­vo can­di­da­to. Na­die se aven­tu­ra a dar nom­bres y con el tiem­po se ve­rá si el PP opta por un di­ri­gen­te territorial o por un per­fil más bre­ga­do y co­no­ci­do en Ma­drid. En es­te ca­so, des­ta­ca­rían el se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Igual­dad, el ma­la­gue­ño Juan­ma Mo­reno, mano de­re­cha du­ran­te años de Are­nas co­mo coor­di­na­dor de Po­lí­ti­ca Au­to­nó­mi­ca y Mu­ni­ci­pal del PP; o, so­bre to­do, la mi­nis­tra de Empleo, la onu­ben­se Fá­ti­ma Bá­ñez. Pe­ro na­die asu­mi­rá es­ta res­pon­sa­bi­li­dad sin el con­sen­ti­mien­to de Are­nas. “Fá­ti­ma Bá­ñez se­ría in­ca­paz” de sus­ti­tuir­le “si Are­nas no se lo pi­de”, di­ce un di­ri­gen­te, que aña­de que “no sé de na­die de la di­rec­ción del par­ti­do (an­da­luz) que se fue­ra a opo­ner a él”.

Leal­tad, del sur al cen­tro.

La leal­tad a Are­nas dis­mi­nu­ye a me­di­da que se as­cien­de des­de el sur al cen­tro de la pe­nín­su­la. El pre­si­den­te de Ex­tre­ma­du­ra, Jo­sé An­to­nio Mo­na­go, ha de­cla­ra­do que Are­nas “tie­ne mu­cho fu­tu­ro po­lí­ti­co den­tro del PP”, tras re­cor­dar su ex­pe­rien­cia de Go­bierno co­mo mi­nis­tro de Tra­ba­jo y vicepresidente. Are­nas es uno de los hom­bres más pró­xi­mos a Ra­joy, que se ha im­pli­ca­do co­mo no ha he­cho con nin­gu­na otra co­mu­ni­dad por que ga­na­ra en An­da­lu­cía, con cier­to des­cré­di­to in­clu­so en Bru­se­las por re­tra­sar

Fran­cis­co Ál­va­rez Cas­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.