El Go­bierno fo­men­ta­rá las fu­sio­nes de au­to­pis­tas

Seis me­ses es el tiem­po que se ha da­do el Mi­nis­te­rio de Fo­men­to pa­ra arre­glar el gra­ve pro­ble­ma fi­nan­cie­ro que su­fren al­gu­nas em­pre­sas con­ce­sio­na­rias de au­to­pis­tas, cu­yos in­gre­sos no les dan ni pa­ra pa­gar a los ban­cos.

Tiempo - - ECONOMÍA - JO­SÉ MARÍA VALS

El pa­rón de la cons­truc­ción, tan­to en vi­vien­da co­mo en obra pú­bli­ca, no es el úni­co pro­ble­ma que tie­nen las gran­des cons­truc­to­ras. Prác­ti­ca­men­te to­das tie­nen in­tere­ses di­rec­tos o in­di­rec­tos en las con­ce­sio­nes de au­to­pis­tas de pea­je y al­gu­nas de es­tas vías son una au­tén­ti­ca rui­na. El Mi­nis­te­rio de Fo­men­to ha re­co­no­ci­do ya la si­tua­ción in­sos­te­ni­ble de cua­tro de las ra­dia­les de Ma­drid, el Eje Ma­drid-ae­ro­puer­to Ba­ra­jas, la Ma­drid-to­le­do, la Car­ta­ge­na-ve­ra, la cir­cun­va­la­ción de Alicante y al­gún otro tra­mo más. ¿ So­lu­ción? Des­de la Ad­mi­nis­tra­ción se apues­ta por for­zar un pro­ce­so de fu­sio­nes de con­ce­sio­na­rias o tra­mos pa­ra re­sol­ver la cri­sis de las que es­tán en pér­di­das des­de 2007.

“Antes del ve­rano da­re­mos una so­lu­ción vía fu­sio­nes a es­te pro­ble­ma. No exis­te cri­sis del sec­tor con­ce­sio­nal es­pa­ñol, que es fuer­te y sano y es­tá im­plan­ta­do en to­do el mun­do. Te­ne­mos un pro­ble­ma en unas cuan­tas con­ce­sio­nes, por la cri­sis eco­nó­mi­ca y erro­res de pla­ni­fi­ca­ción”, se­ña­la en de­cla­ra­cio­nes a Tiem­po el se­cre­ta­rio de Es­ta­do de In­fra­es­truc­tu­ras, Rafael Ca­ta­lá.

Es­te al­to car­go de Fo­men­to des­car­ta la na­cio­na­li­za­ción, por­que ese es el úl­ti­mo re­cur­so. El res­ca­te de al­gu­na au­to­pis­ta, si se ha­ce, lo ha­ría Seit­t­sa, la fi­lial de Fo­men­to pa­ra in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ras. Tam­po­co re­cha­za que en al­gún ca­so pue­da dar­se que una con­ce­sión en­tre en con­cur­so de acree­do­res: “Se­ría una te­ra­pia pun­tual pa­ra re­flo­tar una con­ce­sio­na­ria”, pre­ci­sa.

El se­cre­ta­rio de Es­ta­do sí quie­re de­jar cla­ro que, a pe­sar de es­tos pro­ble­mas y de las ne­go­cia­cio­nes que man­tie­ne Fo­men­to con el sec­tor, nin­gu­na con­ce­sio­na­ria ha pe­di­do ofi­cial­men­te com­pen­sa­cio­nes desor­bi­ta­das o alar­ga­mien­to de con­ce­sio­nes ren­ta­bles y amor­ti­za­das por otros diez o veinte años, a cam­bio de ab­sor­ber au­to­pis­tas en­fer­mas. “Se­rán -ad­vier­te Ca­ta­lá-, ope­ra­cio­nes cor­po­ra­ti­vas via­bles, sin re­ga­los, hay em­pre­sas muy fuer­tes y sa­nas en el sec­tor, y el pro­ble­ma lo tie­nen ellas mis­mas”.

Erro­res de pla­ni­fi­ca­ción.

Las cua­tro ra­dia­les de Ma­drid (R-2, R-3, R-4 y R-5) y la M-12 (Eje Ma­drid-ae­ro­puer­to de Ba­ra­jas) te­nían un agu­je­ro has­ta 2010 de 3.000 mi­llo­nes de eu­ros. Si su­ma­mos los de la Car­ta­ge­na-ve­ra, la Ma­drid-to­le­do y la cir­cun­va­la­ción de Alicante, el boquete se si­tua­ría ya en­tre los 5.000 y los 6.000 mi­llo­nes. Las pre­vi­sio­nes de in­gre­sos de las fa­mo­sas ra­dia­les eran dis­pa­ra­ta­das. De las 35.000 a 70.000 cir­cu­la­cio­nes dia­rias cal­cu­la­das, se ha pa­sa­do a en­tre 10.000 y 18.000 vehícu­los, un ter­cio de lo pre­vis­to. El Go­bierno de Za­pa­te­ro re­co­no­ció el pro­ble­ma, el mi­nis­tro de Fo­men­to, Jo­sé Blan­co, me­tió en el ac­tual Pre­su­pues- to del Es­ta­do, pro­rro­ga­do, una lí­nea de cré­di­tos par­ti­ci­pa­ti­vos pa­ra con­ce­sio­nes por va­lor de 600 mi­llo­nes y el ac­tual Eje­cu­ti­vo la ha re­cor­ta­do 400 mi­llo­nes, por­que ni si­quie­ra ha ha­bi­do de­man­da de esa par­ti­da, ya que el sec­tor no la tie­ne en cuenta co­mo so­lu­ción real.

El pro­ble­ma ya afec­ta a las au­to­pis­tas más jó­ve­nes, ad­ju­di­ca­das por el úl­ti­mo Go­bierno de Az­nar y el pri­me­ro de Ro­drí­guez Za­pa­te­ro. Las con­ce­sio­na­rias, li­ga­das a gran­des cons­truc­to­ras, no pla­ni­fi­ca­ron los ries­gos y so­bre­va­lua­ron los pea­jes, so­bre­vi­nie­ron “in­ci­den­cias”, co­mo la cons­truc­ción de au­to­vías gra­tui­tas pa­ra­le­las o so­bre­cos­tes en ex­pro­pia­cio­nes. Fo­men­to re­co­no­ce que hoy los pea­jes no lle­gan ni al 40% de los pre­vis­tos en la ofer­ta de ad­ju­di­ca­ción, y men­cio­na tam­bién el en­ca­re­ci­mien­to de más de un 250% en las ex­pro­pia­cio­nes, en al­gún ca­so has­ta el 400%, de­bi­do a las sen­ten­cias ju­di­cia­les que anu­la­ron los jus­ti­pre­cios ini­cia­les y pu­sie­ron va­lo­res de sue­lo ur­ba­ni­za­ble.

Es­te “ac­ci­den­te” es la in­ter­pre­ta­ción ge­ne­ro­sa de los jue­ces so­bre la Ley del Sue­lo al va­lo­rar los te­rre­nos, “en fun­ción de ex­pec­ta­ti­vas de re­ca­li­fi­ca­ción de los te­rre­nos”. La prue­ba de que los go­bier­nos an­te­rio­res eran cons­cien­tes de esa abe­rra­ción ju­rí­di­ca es que re­cu­rrie­ron to­das las ex­pro­pia­cio­nes del AVE cuan­do los cos­tes se dis­pa­ra­ban.

Ejem­plos pal­ma­rios son to­das las ra­dia­les de Ma­drid, que compiten con au­to­vías pa­ra­le­las gra­tui­tas. La AP-41 de To­le­do es una rui­na, com­pi­te con una au­to­vía pú­bli­ca gra­tui­ta y le han da­do la pun­ti­lla al ne­gar­se el Go­bierno a alar­gar la vía. Lo uti­li­zan un 10% de los vehícu­los pre­vis­tos (1.800 dia­rios fren­te a 18.000 pre­vis­tos). La con­ce­sio­na­ria, un con­sor­cio li­de­ra­do por Iso­lux-cor­san, tie­ne los 60 ki­ló­me­tros mas ca­ros de man­te­ner de España. Pi­dió por vía ju­di­cial 240 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra re­qui-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.