El éxi­to to­tal y la de­rro­ta del PSOE

Los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes en An­da­lu­cía y As­tu­rias han fre­na­do las ex­pec­ta­ti­vas de éxi­to to­tal del Par­ti­do Po­pu­lar y han de­bi­li­ta­do a Ra­joy. Y de des­apa­ri­ción del PSOE, na­da.

Tiempo - - TURNO DE PALABRA -

pa­re­ce que el éxi­to de ra­joy y del Par­ti­do Po­pu­lar en las elec­cio­nes ge­ne­ra­les de no­viem­bre se ha di­lui­do des­pués de las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas an­da­lu­zas y as­tu­ria­nas. La sa­bi­du­ría de los ciu­da­da­nos y su buen sen­ti­do han de­ci­di­do, con ra­zón, que otro éxi­to en esa nue­va con­sul­ta po­dría ser otor­gar un che­que en blan­co que hu­bie­ra con­du­ci­do al abu­so y al ex­ce­so. Un fre­na­zo muy pru­den­te que ha evi­ta­do con un re­fuer­zo del vo­to pro­gre­sis­ta y de iz­quier­das y una dis­mi­nu­ción del apo­yo a los con­ser­va­do­res. El buen pue­blo an­da­luz ha de­te­ni­do la caí­da del PSOE y ha re­for­za­do la re­cu­pe­ra­ción de Iz­quier­da Uni­da. En­tre los dos tie­nen una am­plia ma­yo­ría ab­so­lu­ta y el PP se ha que­da­do a una bue­na dis­tan­cia de su de­seo de ma­yo­ría ab­so­lu­ta pa­ra la que le fal­tan cin­co dipu­tados. En la fór­mu­la de go­bierno que acuer­de, sea un apo­yo par­la­men­ta­rio des­de fue­ra o for­man­do par­te del Go­bierno, lo cier­to es que se­rá una ma­yo­ría de iz­quier­das la que si­ga go­ber­nan­do en An­da­lu­cía, en es­tos fu­tu­ros cua­tro años. El apo­yo al Par­ti­do Po­pu­lar es de­ma­sia­do con­ser­va­dor y de­ma­sia­do vin­cu­la­do a las pro­pie­da­des agrí­co­las y a los gran­des do­mi­nios. El cam­bio hu­bie­ra si­do no so­lo de co­lor po­lí­ti­co, sino tam­bién, de men­ta­li­dad. Los erro­res de es­tos su­ce­si­vos go­bier­nos so­cia­lis­tas o de ma­yo­ría so­cia­lis­ta, no han si­do su­fi­cien­tes pa­ra bo­rrar los cam­bios de pro­gre­so y los avan­ces de la li­ber­tad y de la igual­dad en An­da­lu­cía.

En As­tu­rias, el Go­bierno en mi­no­ría de Foro y su im­po­si­bi­li­dad de lle­gar a un acuer­do con el PP ha si­do la cau­sa de­ter­mi­nan­te de la de­ci­sión de Fran­cis­co Ál­va­rez Cas­cos de con­vo­car una con­sul­ta que so­bra­ba y que de­be­ría ha­ber te­ni­do otra so­lu­ción, que la ri­gi­dez de unos y de otros im­pi­dió. Tras el re­cuen­to del vo­to del ex­te­rior, re­caí­do so­bre un re­pre­sen­tan­te de PSOE, la po­si­ble coa­li­ción con Iz­quier­da Uni­da ten­dría el mis­mo nú­me­ro de dipu­tados que la de­re­cha (Foro y PP) y la de­ci­sión que rom­pe­ría el em­pa­te ven­dría del vo­to del dipu­tado de Unión Pro­gre­so y De­mo­cra­cia (UPD). En es­te ca­so, no po­dría di­luir su res­pon­sa­bi­li­dad en una ma­yo­ría de de­re­chas que aquí no exis­te. El apo­yo a la ma­yo­ría se­ría al PSOE de Ja­vier Fer­nán­dez, que ha he­cho una ex­ce­len­te cam­pa­ña y que es el ga­na­dor. Cual­quier de­ci­sión que rom­pie­se la igual­dad apo­yan­do a la de­re­cha se­ría ter­gi­ver­sar la vo­lun­tad ma­yo­ri­ta­ria. En­ton­ces co­no­ce­ría­mos la au­tén­ti­ca faz del gru­po que pre­ten­de ser bi­sa­gra y apo­yar al ma­yo­ri­ta­rio. ¡Ha­bría que ver!

Así que Ma­riano Ra­joy no so­lo no se re­fuer­za sino que se de­bi­li­ta y no con­si­gue el apo­yo to­tal que bus­ca­ba. El buen sen­ti­do de los ciu­da­da­nos ha im­pe­di­do ese ex­ce­so. Ten­drá que pen­sar­se mu­cho el iti­ne­ra­rio de sus re­for­mas, su sis­te­ma y jus­ti­fi­car­las con ar­gu­men­tos reales. Ade­más de­be­rá mi­ti­gar los abu­sos de sus más ra­di­ca­les en Economía, en Jus­ti­cia y en Educación y tam­bién si­len­ciar los ex­ce­sos ver­ba­les de los que se han des­pa­cha­do sin lí­mi­tes y han de­mos­tra­do su ver­da­de­ra ima­gen. Ima­gino que un cam­bio de go­bierno que no tar­de de­ma­sia­do se­rá la so­lu­ción an­te los des­ma­nes por­que no creo que el pre­si­den­te ten­ga au­to­ri­dad pa­ra con­te­ner la ver­bo­rrea de al­gu­nos si se sien­ten res­pal­da­dos. En to­do ca­so la ilu­sión del éxi­to to­tal ha ce­di­do el pa­so a otra si­tua­ción más me­su­ra­da. Es­pe­ro que ha­yan apro­ve­cha­do la lec­ción y que no se em­pe­ñen en man­te­ne­lla y no en­men­da­lla. ¡Ah, y de des­apa­ri­ción del PSOE, na­da!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.