El consejo de que no hay que re­ga­lar un pez sino en­se­ñar a pes­car con­tie­ne al­tas do­sis de de­ma­go­gia

Tiempo - - OPINIÓN -

en­se­ñe a na­dar. En una es­cue­la un maes­tro creó una ban­da de mú­si­ca, ca­da fa­mi­lia pa­ga­ba el vio­lín o el tam­bor de su hi­jo, y al más po­bre de los lu­ga­re­ños no le lle­ga­ba el di­ne­ro ni pa­ra una flau­ta, por lo que sa­lió al bos­que, cor­tó una ra­ma, se la dio a su hi­jo y, pa­sa­do un tiem­po, aquel pa­lo de­vino en ba­tu­ta y el ni­ño ter­mi­nó co­mo di­rec­tor de la or­ques­ta. El em­pre­sa­rio ¿na­ce o se ha­ce? ¿Hay más em­pren­de­do­res en los tiem­pos di­fí­ci­les que en los de bo­nan­za? El consejo de que no hay que re­ga­lar un pez sino en­se­ñar a pes­car con­tie­ne al­tas do­sis de de­ma­go­gia y ta­ca­ñe­ría. En los tiem­pos del có­le­ra, por las ca­lles no ca­mi­nan pea­to­nes sino historias. En ca­si to­das sub­ya­ce el no ha­ber lle­ga­do a tiem­po, la opor­tu­ni­dad per­di­da, un tren que ya pa­só. Por eso me­re­ce la pe­na fa­ci­li­tar alas a quie­nes as­pi­ren a vo­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.