LA BAN­CA ACE­LE­RA VEN­TAS

Tiempo - - ECONOMÍA -

En es­te mo­men­to las ven­tas anua­les van de 200.000 a 250.000 vi­vien­das. Las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras es­ta­rían mo­vien­do en­tre el 10% y 20% del mer­ca­do y esa ci­fra se in­cre­men­ta­rá es­te año. La pis­ta es­tá en los da­tos de al­gu­nos ban­cos. Por ejem­plo, Gru­po San­tan­der (in­clu­yen­do Ba­nes­to) ven­dió el año pa­sa­do 8.536 vi­vien­das por va­lor de 1.400 mi­llo­nes de eu­ros. Ban­co San­tan­der te­nía a 31 de di­ciem­bre de 2011 ac­ti­vos in­mo­bi­lia­rios ad­ju­di­ca­dos por va­lor de 8.552 mi­llo­nes y pro­vi­sio­na­do el 32% de esos ac­ti­vos. El San­tan­der ha he­cho ges­tos de fir­me­za en la ven­ta. Se des­hi­zo de todos sus pi­sos ad­ju­di­ca­dos en Se­se­ña, en la ur­ba­ni­za­ción de Fran­cis­co Her­nan­do, el Po­ce­ro. Ven­dió los pi­sos en una se­ma­na con re­ba­jas del 50%, a 60.000 eu­ros ca­da pi­so. Ha ce­rra­do ope­ra­cio­nes pa­re­ci­das por to­da España, que no han tras­cen­di­do.

El Ban­co Po­pu­lar ha reac­ti­va­do su in­mo­bi­lia­ria Ali­se­da, que se ha he­cho con to­do el stock del ban­co. Ven­dió 1.616 in­mue­bles por va­lor de 188 mi­llo­nes de eu­ros en el pri­mer se­mes­tre del año pa­sa­do, y en los nue­ve pri­me­ros me­ses ha­bía ven­di­do in­mue­bles por va­lor de 260 mi­llo­nes, mien­tras la pre­vi­sión era lle­gar has­ta los 300 mi­llo­nes de eu­ros en to­do el año 2011. Es­pe­ra in­cre­men­tar el rit­mo de ven­ta es­te año. La en­ti­dad no da pre­cios de ven­ta, pe­ro ad­mi­te que ha he­cho fuer­tes des­cuen­tos en los pro­duc­tos di­fí­ci­les, mien­tras “que los bue­nos pro­duc­tos nos los qui­tan de las ma­nos”.

To­das las ca­jas es­tán muy ac­ti­vas pa­ra sol­tar las­tre in­mo­bi­lia­rio, ya que más del 54% del cré­di­to hi­po­te­ca­rio co­rres­pon­de a es­tas en­ti­da­des. El pe­so del pro­ble­ma es pro­por­cio­nal al tamaño de ba­lan­ce de ca­da una. La Cai­xa, a tra­vés de su in­mo­bi­lia­ria Ser­viha­bi­tat, y Ban­kia es­tán in­cre­men­tan­do la agre­si­vi­dad en las ven­tas. Hay ca­sos ex­tre­mos co­mo la CAM, hoy en ma­nos del Ban­co Sa­ba­dell, que abre una me­dia men­sual de 100 eje­cu­ti­vos por im­pa­gos hi­po­te­ca­rios, y es­tá con­vir­tien­do hi­po­te­cas en al­qui­le­res a to­da pri­sa des­de ha­ce un año.

Car­los Ferrer, di­rec­tor in­mo­bi­lia­rio de la con­sul­to­ra La Sa­lle Jo­nes, coin­ci­de en que es pro­ble­má­ti­co ha­blar de pre­cios. La ban­ca es­ta­rá los pró­xi­mos seis me­ses sa­nean­do su car­te­ra in­mo­bi­lia­ria, pe­ro no to­das las en­ti­da­des tie­nen los mis­mos pro­ble­mas ni la mis­ma ur­gen­cia. “Es más, una vez ce­rra­das las fu­sio­nes y pro­vi­sio­na­da su car­te­ra in­mo­bi­lia­ria, no tendrán pri­sa en ven­der, y ha­brá ac­ti­vos, tan­to sue­los co­mo pro­duc­tos de ca­li­dad, que a lo me­jor no los sa­can al mer­ca­do en años, has­ta que es­te se re­cu­pe­re”. Ferrer cree que en un año, o antes, la ban­ca pro­mo­ve­rá ella mis­ma sue­los de ca­li­dad y fi­nan­cia­rá a pro­mo­to­res pa­ra pro­vi­sio­nar me­nos y de­fen­der su cuenta de re­sul­ta­dos.

Las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras no van a ha­cer una ca­rre­ra de ven­tas, han en­con­tra­do un ali­vio en la con­so­li­da­ción del sec­tor, han con­se­gui­do alar­gar los pla­zos pa­ra sa­near­se. Jo­sé Bar­ta, con­sul­tor in­de­pen­dien­te, tam­bién se su­ma a es­ta opi­nión. “To­das las en­ti­da- des –se­ña­la– van a con­tar con otro año de pla­zo, por­que to­das van a en­trar en ope­ra­cio­nes cor­po­ra­ti­vas y eso ha­rá que de­jen de tener una ne­ce­si­dad acu­cian­te de ven­der sus in­mue­bles con pri­sas o fuer­tes re­ba­jas”.

Es­te con­sul­tor aña­de que en Es­ta­dos Uni­dos los pre­cios se des­plo­ma­ron un 50% tras la bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria y el mer­ca­do se nor­ma­li­zó, pe­ro en España no su­ce­de­rá. Bar­ta ad­vier­te que aquí ten­dría que ha­ber pa­sa­do lo mis­mo y aho­ra ha­bría me­nos in­cóg­ni­tas que des­pe­jar. “A ve­ces –di­ce– es me­jor to­car sue­lo cuan­to antes, pa­ra po­der re­bo­tar. Ocu­rrió en Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro aquí el pe­so de las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras es tan gran­de que pue­den ad­mi­nis­trar el tiem­po a su fa­vor. Les aprie­tan pe­ro sin aho­gar. El Go­bierno no quie­re que la cri­sis in­mo­bi­lia­ria se lle­ve por de­lan­te a una so­la en­ti­dad”.

So­bre­ofer­ta pa­ra ra­to.

Nos es­pe­ran, eso sí, tres o cua­tro años de so­bre­ofer­ta y en­fria­mien­to de los pre­cios. Y eso sin sa­ber cuál es la car­te­ra real sin ven­der. Ro­drí­guez Avial cri­ti­ca que se es­té ha­blan­do de una hor­qui­lla de en­tre 600.000 y más de un mi­llón de ca­sas pen­dien­tes de sa­lir al mer­ca­do, al­gu­na de las dos ci­fras es fal­sa, avi­sa. “Sea una ci­fra u otra, te­ne­mos un pro­ble­ma, y lo pri­me­ro es de­pu­rar la es­ta­dís­ti­ca pa­ra sa­ber de qué es­ta­mos ha­blan­do, hay me­dios y ex­per­tos pa­ra ha­cer­lo”. El sec­tor da por bueno que has­ta 2015 no ha­brá una car­te­ra de vi­vien­da di­ge­ri­ble, en torno a 400.000 o 450.000 vi­vien­das, de las cua­les 200.000 se­rían nue­vas.

En ven­ta. Los ban­cos van a ace­le­rar la ven­ta de in­mue­bles du­ran­te es­te año y el pró­xi­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.