El ma­pa­mun­di del gus­to

La glo­ba­li­za­ción y el au­ge de la gas­tro­no­mía en todos los rin­co­nes del pla­ne­ta han pro­vo­ca­do un in­ter­cam­bio de ma­te­rias pri­mas nun­ca vis­to.

Tiempo - - GASTRONOMÍA - POR ANA MAR­COS

Un nue­vo con­cep­to de sa­bor im­preg­na ac­tual­men­te el am­bien­te en cual­quier co­ci­na del mun­do. Ha­ce tan so­lo un de­ce­nio, por de­cir una ci­fra,tener en la des­pen­sa car­da­mo­mo, pasta co­rea­na de guin­di­lla, arán­da­nos o jen­gi­bre, po­día has­ta con­si­de­rar­se una ex­tra­va­gan­cia. Ha­bla­mos de España, por su­pues­to, que en es­tos úl­ti­mos años ha ex­pe­ri­men­ta­do su pro­pia y gran re­vo­lu­ción del vino y la gas­tro­no­mía.

Pe­ro no ha si­do has­ta ha­ce re­la­ti­va­men­te po­co cuan­do el pa­la­dar na­cio­nal se ha ren­di­do an­te otros sa­bo­res antes con­si­de­ra­dos ex­tra­ños, cu­ya pre­sen­cia era me­ra­men­te anec­dó­ti­ca, tan­to en las ca­sas co­mo en los res­tau­ran­tes. Es­pe­cial­men­te en­tre es­tos úl­ti­mos se ha pro­du­ci­do la gran eclo­sión de lo­ca­les de ca­rác­ter ét­ni­co. Ja­po­ne­ses en un prin­ci­pio, chi­nos más tar­de, así co­mo orien­ta­les en ge­ne­ral, con el sud­es­te asiá­ti­co por ban­de­ra – Vietnam, Tai­lan­dia, Co­rea...- han in­va­di­do las ca­lles de nues­tras ciu­da­des con sus exó­ti­cos pla­tos, ori­gi­na­les ali­men­tos e in­só­li­tos pun­tos de coc­ción pa­ra des­cu­brir­nos otro uni­ver­so. Pe­ro tam­bién ha si­do el au­ge de otros mo­dos y ma­ne­ras, co­mo los pro­pios del Ma­greb, con Ma­rrue­cos a la ca­be­za.

Sa­bo­res antes ig­no­ra­dos o des­co­no­ci­dos por el pa­la­dar na­cio­nal que co­men­za­ron a abrir­se pa­so tí­mi­da­men­te en es­ta­ble­ci­mien­tos pú­bli­cos has­ta lle­gar a las co­ci­nas par­ti­cu­la­res. El vo­ca­bu­la­rio que hoy se ma­ne­ja nor­mal­men­te era al­go im­pen­sa­ble en un pa­sa­do cer­cano: eda­ma­me (so­ja), ras el ha­nout (mez­cla de es­pe­cias ma­rro­quíes), kum­quat (cí­tri­co de ori­gen asiá­ti­co), ají (pi­mien­tos de Su­da­mé­ri­ca) y un gran re­per­to­rio de pa­la­bras lle­ga­das de otros con­fi­nes y que ca­da vez son más ha­bi­tua­les si se ha­bla de re­ce­tas.

Otro im­por­tan­te fac­tor pa­ra es­te in­ter­cam­bio de gus­tos y cos­tum­bres cu­li­na­rios ha si­do la pro­fu­sión de tien­das de ali­men­ta­ción es­pe­cia­li­za­das de ca­rác­ter ét­ni­co, que han ex­pe­ri­men­ta­do su pro­pio boom y ca­da vez son más ha­bi­tua­les, in­clu­so en gran­des su­per­fi­cies, don­de en los mis­mos va­sa­res se jun­tan pro­duc­tos de los cin­co con­ti­nen­tes.

Ti­ras de asa­do en­vuel­to en jí­ca­ma con pe­ra asiá­ti­ca

Tor­ta de be­ren­je­na con sal­sa de arisa

Cu­bi­tos de enel­do y men­ta

Ali­tas a la bar­ba­coa co­rea­na

En­sa­la­da de bul­gur y dá­ti­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.