Cuan­do el pa­drino es tu hi­jo

Alguersuari, Pi­qué, Na­dal, Sán­chez Vi­ca­rio... Los men­to­res de los de­por­tis­tas ilus­tres tam­bién tie­nen de­re­cho a su mi­nu­to de fa­ma. Eso sí, ca­da uno a su ma­ne­ra.

Tiempo - - DEPORTE - POR PE­DRO GARCÍA

fue el más rá­pi­do en lle­gar a la cús­pi­de. Jai­me Alguersuari sor­pren­dió al mun­do en 2009 al po­ner­se al vo­lan­te de un To­ro Ros­so en el gran premio de fór­mu­la uno de Hun­gría con tan so­lo 19 años y 125 días a sus es­pal­das. El más jo­ven de la his­to­ria. Pe­ro no es­ta­ba so­lo. Co­mo tan­tos otros ca­sos de éxi­to pre­coz, con­ta­ba con una fa­mi­lia que siem­pre, des­de el pri­mer mo­men­to, es­tu­vo con­ven­ci­da de que la ex­pe­rien­cia se­ría po­si­ti­va. Re­sul­ta­do: dos años en la éli­te y el ter­ce­ro, es­te, co­mo pro­ba­dor de la mar­ca de neu­má­ti­cos Pi­re­lli a la es­pe­ra de que al­gu­na es­cu­de­ría vuel­va a con­fiar en él. Una odi­sea vi­tal en ple­na cons­truc­ción que su pa­dre, el pe­rio­dis­ta Jau­me Alguersuari, cuenta en el li­bro Su hi­jo pue­de ser un crack (Pla­ne­ta), una ho­ja de ru­ta pa­ra pa­dres de fu­tu­ros cracks. Pro­ge­ni­to­res que, con sus hi­jos co­mo pa­dri­nos, tam­bién con­quis­tan los ti­tu­la­res.

Es el ca­so de Joan Pi­qué, pa­dre del fut­bo­lis­ta del FC Bar­ce­lo­na Ge­rard Pi­qué. Ha­ce unas se­ma­nas es­te em­pre­sa­rio ca­ta­lán pu­bli­ca­ba la no­ve­la Dos Vi­das: un hom­bre, dos mu­je­res, un des­tino (Te­mas de Hoy), su ópe­ra pri­ma, una his­to­ria de in­tri­ga y frau­du­len­tos se­cre­tos em­pre­sa­ria­les en cu­ya pre­sen­ta­ción es­tu­vo arro­pa­do por su hi­jo. En una sa­la a re­bo­sar, una le­gión de flas­hes apun­ta­ba a Pi­qué se­nior jun­to a sus in­vi­ta­dos: su hi­jo y su no­via, la can­tan­te co­lom­bia­na Sha­ki­ra, dos com­pa­ñe­ros del FC Bar­ce­lo­na -Car­les Pu­yol y Cesc Fá­bre­gas- y los di­rec­ti­vos del club Toni Frei­xa y Ma­nel Es­tiar­te, acom­pa­ña­dos de Helena Ra­kos- nik, es­po­sa de Ar­tur Mas, pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat ca­ta­la­na. Un ac­to que co­men­zó con las pa­la­bras del pe­rio­dis­ta Jor­di Bas­té agra­de­cien­do al de­fen­sa del Ba­rça la ayu­da pres­ta­da a su pa­dre, sin la cual, se­gún Bas­té, “no ten­dría­mos la opor­tu­ni­dad de dis­fru­tar aho­ra del li­bro”. Pe­ro Joan Pi­qué qui­so de­jar­lo cla­ro: “Soy cons­cien­te de quién soy y de dón­de ven­go”. La no­ve­la se en­cuen­tra en los pri­me­ros pues­tos de las lis­tas de ven­tas de fic­ción en ca­ta­lán.

Las cla­ves del éxi­to.

Se­gún el li­bro de Jau­me Alguersuari, unos men­to­res fle­xi­bles pe­ro per­sis­ten­tes son la cla­ve pa­ra un fu­tu­ro pla­ga­do de éxi­tos de­por­ti­vos: en­se­ñar que se pue­de ser fe­liz co­mo pro­fe­sio­nal del deporte y tam­bién si las opor­tu­ni­da­des no lle­gan. Un buen ejem­plo es Ra­fa Na­dal. Su fi­gu­ra es epi­cen­tro de Sir­ve Na­dal, res­pon­de Só­cra­tes (De Bol­si­llo), que fir­man su tío y en­tre­na­dor, Toni Na­dal, y el fi­ló­so­fo Pe­re Mas. El li­bro, pu­bli­ca­do en no­viem­bre de 2009, es un re­pa­so a las vir­tu­des de au­to­exi­gen­cia y men­ta­li­dad hu­mil­de que han lle­va­do a Na­dal a con­quis­tar el éxi­to.

Pe­ro si los Alguersuari, los Na­dal o los Pi­qué son fa­mi­lias bien ave­ni­das don­de los tra­pos su­cios se la­van en ca­sa, los Sán­chez Vi­ca­rio son otra co­sa. En­fras­ca­dos en un ca­so con ai­res de cu­le­brón te­le­vi­si­vo, la me­nor de los tres her­ma­nos te­nis­tas, Aran­cha Sán­chez Vi­ca­rio -es­tre­lla mun­dial en la dé­ca­da de los no­ven­ta-, con­de­na­da por eva­sión fis­cal por el Tri­bu­nal Su­pre­mo en 2009 y pen­dien­te del pa­go de cua­tro mi­llo­nes de eu­ros al Ban­co de Luxemburgo, ha de­man­da­do por apro­pia­ción in­de­bi­da y ad­mi­nis­tra­ción des­leal a sus pa­dres, que ges­tio­na­ron per­so­nal­men­te su ca­rre­ra de­por­ti­va. Unos pa­dres a los que la de­por­tis­ta acu­sa de ha­ber­la des­tro­za­do psi­co­ló­gi­ca­men­te y de ha­ber di­la­pi­da­do una can­ti­dad cer­ca­na a los 45 mi­llo­nes de eu­ros.

El pa­sa­do fe­bre­ro, la pro­pia Aran­cha Sán­chez Vi­ca­rio se en­car­ga­ba de ha­cer pú­bli­co es­te la­be­rin­to emo­cio­nal y le­gal en la pre­sen­ta­ción de ¡Va­mos! (La Es­fe­ra de los Li­bros), su li­bro de me­mo­rias. Aun­que, cu­rio­sa­men­te, no es el pri­mer li­bro so­bre la gran cam­peo­na que se pu­bli­ca con la fir­ma Sán­chez Vi­ca­rio: ha­ce dos años, en abril de 2010, ba­jo la car­pa del Real Club de Te­nis de Bar­ce­lo­na y jus­to antes de los par­ti­dos de cuar­tos de fi­nal del Trofeo Con­de de Go­dó, se pre­sen­ta­ba el li­bro Sán­chez Vi­ca­rio: for­ja de cam­peo­nes, es­cri­to a cua­tro ma­nos por los pa­dres de Aran­cha, Emilio Sán­chez Be­ni­to y su es­po­sa, Ma­ri­sa Vi­ca­rio. Un día pa­ra en­sal­zar la fi­gu­ra de su hi­ja y sus dos her­ma­nos en el que Aran­cha no es­tu­vo pre­sen­te.

Pre­coz. El pi­lo­to Jai­me Alguersuari, en la fo­to, con su hi­jo, dis­pu­tó su pri­mer gran premio de Fór­mu­la 1 con so­lo 19 años de edad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.