Pe­re­gri­nos

Ki­se­ki es la nue­va pe­lí­cu­la del ci­neas­ta ni­pón Ko­re-eda.

Tiempo - - CULTURA - A. DÍAZ

el ja­po­nés Hi­ro­ka­zu Ko­re-eda ha re­tra­ta­do con emo­ti­va pre­ci­sión los an­he­los in­fan­ti­les y el des­am­pa­ro adul­to en pe­lí­cu­las tan ce­le­bra­das co­mo Na­die sa­be o Still wal­king. En ellas con­vi­vían pa­dres pe­ter­pa­nes­cos y ni­ños asom­bro­sa­men­te ma­du­ros que afron­ta­ban sus pro­ble­mas con ima­gi­na­ción y mu­cha es­pe­ran­za. Su nue­va pe­lí­cu­la, Ki­se­ki, es una nue­va apro­xi­ma­ción a esa te­má­ti­ca re­cu­rren­te, es­ta vez des­de la vi­ta­lis­ta his­to­ria de dos her­ma­nos que tra­tan de arre­glar al­go que pa­re­ce irre­so­lu­ble: el di­vor­cio de sus pa­dres que, ade­más, se han se­pa­ra­do de ciu­dad. En otras pa­la­bras: de que se obre un mi­la­gro. El lu­gar al que de­ben acu­dir a for­mu­lar su de­seo es la ex­cu­sa pa­ra es­ta pe­re­gri­na­ción ini­ciá­ti­ca en la que es­tos ni­ños -acom­pa­ña­dos de sus amigos- apren­de­rán una her­mo­sa lec­ción de vi­da. Una pe­lí­cu­la vi­ta­lis­ta, tier­na y di­ver­ti­da pro­ta­go­ni­za­da por dos ni­ños que lle­nan de luz ca­da plano en el que apa­re­cen.

64

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.