Un pre­so de lar­ga du­ra­ción

Tiempo - - HISTORIAS DE LA HISTORIA -

Ah­med Ben Be­lla aca­ba de mo­rir con 95 años. Esa lon­ge­vi­dad ha he­cho que so­la­men­te pa­sa­ra un cuar­to de su vi­da en pri­sión. Fue en­car­ce­la­do por pri­me­ra vez en 1950, cuan­do or­ga­ni­zó el pri­mer gru­po in­de­pen­den­tis­ta ar­ma­do, aun­que se fu­gó en 1952. Tras el se­cues­tro aé­reo per­ma­ne­ció pre­so has­ta 1962, cuan­do Fran­cia re­co­no­ció la in­de­pen­den­cia de Ar­ge­lia. Pe­se a que ha­bía es­ta­do neu­tra­li­za­do la ma­yor par­te de la gue­rra de li­be­ra­ción, era in­men­sa­men­te po­pu­lar y fue re­ci­bi­do co­mo el au­tén­ti­co cau­di­llo en Ar­gel, don­de co­men­zó un au­to­ri­ta­rio go­bierno de re­for­mas pro­gre­sis­tas, en la vía de un so­cia­lis­mo sui ge­ne­ris. Du­ró po­co, en 1965 el ejér­ci­to ar­ge­lino dio un gol­pe de Es­ta­do y Ben Be­lla, sin jui­cio ni sen­ten­cia, fue en­car­ce­la­do du­ran­te 15 años. “Ben Be­lla ya no es­tá en la po­lí­ti­ca”, era la res­pues­ta que se da­ba en Ar­gel a quie­nes pre­gun­ta­sen por quien, pe­se a sus au­sen­cias, siem­pre fue la má­xi­ma fi­gu­ra y el sím­bo­lo de la in­de­pen­den­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.