El úl­ti­mo gri­to de la ba­ta­lla se lla­ma inocencia

vio­len­cia en af­ga­nis­tán

Tiempo - - ZOOM - ALBERTO MAR­TÍN-ARA­GÓN

de los ni­ños y de sus re­la­cio­nes con la gue­rra se han es­cri­to mu­chas no­ve­las y se han ro­da­do cien­tos de pe­lí­cu­las. ¿Es po­si­ble aña­dir al­go nue­vo y digno a una vie­ja his­to­ria que tie­ne co­mo pro­ta­go­nis­ta a una ni­ña ate­rro­ri­za­da y cu­yo te­lón de fon­do son las rui­nas de un teatro de exterminio? Creo que sí, pe­ro de­be­ría ser la pro­pia he­roí­na (y víc­ti­ma) de la es­ce­na la que es­cri­bie­ra es­tas lí­neas. So­lo es­ta ni­ña af­ga­na que nau­fra­ga en un Ka­bul ma­sa­cra­do por los ata­ques te­rro­ris­tas de los ta­li­ba­nes po­dría co­men­tar su pro­pia odi­sea sin in­cu­rrir en la ba­na­li­dad. So­lo es­ta ni­ña, lla­ma­da Ta­ra­na Ak­ba­ri, tie­ne de­re­cho a des­cri­bir la ana­to­mía de su su­fri­mien­to o de su odio. No bas­ta el ar­dor fi­lan­tró­pi­co pa­ra re­tra­tar con pre­ci­sión el ho­rror que ex­pe­ri­men­ta un ser hu­mano cu­ya in­fan­cia es­tá cro­no­me­tra­da por los san­gui­no­len­tos es­ter­to­res de tan­tos mo­ri­bun­dos. Mas­soud Hos­sai­ni, fo­tó­gra­fo de Fran­ce Press, cap­tu­ró es­ta frac­ción de su­pli­cio el 6 de di­ciem­bre de 2011. La ima­gen ha si­do ga­lar­do­na­da con el premio Pu­lit­zer a la me­jor fo­to­gra­fía. Si Hos­sai­ni con­ti­núa en Af­ga­nis­tán, es muy po­si­ble que su cá­ma­ra si­ga re­la­tan­do con aplas­tan­te fran­que­za la ma­tan­za de se­res in­de­fen­sos. El pa­sa­do do­min­go mu­rie­ron más de 40 per­so­nas en ese país co­mo con­se­cuen­cia de nue­vos aten­ta­dos. Quie­nes he­mos dis­fru­ta­do de una in­fan­cia me­dia­na­men­te có­mo­da y fe­liz so­lo po­de­mos pe­dir per­dón a Ta­ra­na Ak­ba­ri y a otros ni­ños por no sen­tir to­do lo que ellos sien­ten y por no co­no­cer to­do el mal que ellos ya co­no­cen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.