“El error del Go­bierno es dar res­pues­tas ideo­ló­gi­cas a pro­ble­mas eco­nó­mi­cos”

Tiempo - - ENTREVISTA -

¿Có­mo se plan­tea la por­ta­vo­cía del PSOE en el Con­gre­so? Es un mo­men­to com­ple­jo por­que la si­tua­ción de España lo es. Es la pri­me­ra vez que te­ne­mos el gru­po más re­du­ci­do de to­da nues­tra his­to­ria y te­ne­mos que tra­ba­jar mu­cho, re­cu­pe­rar la con­fian­za. Pe­ro lo afron­to con ilu­sión, res­pon­sa­bi­li­dad, con sa­tis­fac­ción. Es la pri­me­ra vez que hay una mu­jer co­mo por­ta­voz del gru­po y es un gran re­to. El otro día de­cía el ex­pre­si­den­te de go­bierno Fe­li­pe Gon­zá­lez que el Go­bierno y la opo­si­ción es­ta­ban des­orien­ta­dos. ¿Có­mo se to­ma esa crí­ti­ca? Su fra­se es­ta­ría en un con­tex­to. En to­do ca­so, no creo que el Par­ti­do So­cia­lis­ta es­té des­orien­ta­do. He­mos es­ta­do ocho años go­ber­nan­do, tres de ellos con una cri­sis muy com­ple­ja, di­fí­cil, y he­mos te­ni­do que re­no­var nues­tra di­rec­ción fe­de­ral. Ca­da se­ma­na se es­pe­ra su due­lo dia­léc­ti­co con la vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno. ¿Se sien­te pre­sio­na­da? ¿Es por ma­chis­mo? No, no me sien­to pre­sio­na­da ni creo que ha­ya nin­gún ele­men­to ma­chis­ta. Coin­ci­den dos mu­je­res, de la mis­ma ciu­dad, las dos de nom­bre So­ra­ya, es nor­mal que se des­per­ta­ra cier­ta ex­pec­ta­ción, que ya ha pa­sa­do y que ya es­tá en una nor­ma­li­dad ab­so­lu­ta. To­do eso que se ge­ne­ró al prin­ci­pio, ese “due­lo de So­ra­yas” no lo he vi­vi­do ni co­mo pre­sión ni co­mo co­men­ta­rios ma­chis­tas. De­cía Ru­bal­ca­ba que iban a ha­cer una opo­si­ción útil. ¿Dón­de es­tá?. Vo­ta­ron en con­tra de la ley de es­ta­bi­li­dad, que im­pul­só el Go­bierno de Za­pa­te­ro. Una co­sa es que­rer pac­tar y otra co­sa es po­der ha­cer­lo. He­mos ma­ni­fes­ta­do una vo­lun­tad de acuer­do muy cla­ra. Cuan­do un par­ti­do ha es­ta­do en el Go­bierno, ges­tio­nan­do una cri­sis muy com­ple­ja, sa­be que es ne­ce­sa­rio el pac­to. Pe­ro pa­ra pac­tar hay que en­con­trar con­sen­sos.

Pe­ro, ¿qué les im­pi­dió lle­gar a ese con­sen­so? Esa ley sur­ge a ins­tan­cias de los so­cia­lis­tas cuan­do es­tán en el Go­bierno. Lla­ma­mos al PP por­que era la al­ter­na­ti­va de go­bierno. Te­nía­mos im­por­tan­tes des­en­cuen­tros y ca­da uno ce­dió. Aho­ra Mon­to­ro ha he­cho un pro­yec­to de ley en el que no ha man­te­ni­do el con­sen­so. En el úl­ti­mo mo­men­to, qui­sie­ron es­ce­ni­fi­car una vo­lun­tad de acuer­do que no ha ha­bi­do en el pro­ce­so de tra­mi­ta­ción de la ley. No nos im­por­tó, pe­ro la pro­pues­ta no pue­de ser “vo­tad es­ta ley y no cam­bia­mos ni una co­ma”. El PP di­ce que les ofre­ció fi­nal­men­te qui­tar ese 0,4% del tex­to. No, eso no fue así. Es­ta­mos po­nien­do una ley or­gá­ni­ca que no va a es­tar en vi­gor has­ta 2020. El equi­li­brio pre­su­pues­ta­rio quie­re de­cir que nin­gún go­bierno uti­li­za­rá nun­ca el ins­tru­men­to de en­deu­da­mien­to pa­ra po­der ha­cer po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca. Re­nun­ciar a eso es el gran pro­ble­ma que tu­vi­mos en la ne­go­cia­ción, pen­sa­mos que la po­lí­ti­ca fis­cal es un ins­tru­men­to de la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca. Lo del PP no es un prin­ci­pio eco­nó­mi­co, sino ideo­ló­gi­co.

¿Pe­ro la UE no exi­ge eso? No es verdad, la UE aca­ba de ha­cer un pac­to fis­cal que he­mos fir­ma­do los paí­ses de la Eu­ro­zo­na y nos exi­ge que cuan­do es­te­mos en un dé­fi­cit del 3% no su­pe­re­mos el 0,5% de en­deu­da­mien­to. ¿Có­mo pre­ten­día el PP que fir­má­ra­mos al­go que no com­par­ti­mos, que no pac­ta­mos y que no exi­ge la UE? Que­re­mos pac­tar la ley por­que sa­be­mos que no se da nin­gún men­sa­je de con­fian­za, pe­ro no po­de­mos. ¿Y be­ne­fi­cia a España que los dos prin­ci­pa­les par­ti­dos no pac­ten?

Per­ju­di­ca la ley.

Su desacuer­do tam­bién per­ju­di­ca. In­du­da­ble­men­te, igual que per­ju­di­ca­ba al país no tener acuer­dos del PP cuan­do no­so­tros ges­tio­ná­ba­mos la cri­sis. Pe­ro lo que no pue­de ha­cer un par­ti­do res­pon­sa­ble es pac­tar una ley que sa­be que es ma­la pa­ra España. Es el gra­ve error de es­te Go­bierno, de es­tos 100 días, es­tá dan­do res­pues­tas ideo­ló­gi­cas a pro­ble­mas eco­nó­mi­cos. ¿De quién es la res­pon­sa­bi­li­dad? Del PP y del Go­bierno, el par­ti­do por­que in­cum­ple, el Go­bierno por­que no quie­re ne­go­ciar. Tam­po­co han lle­ga­do a acuer­dos so­bre la re­no­va­ción de ór­ga­nos co­mo el Tri­bu­nal Constitucional o RTVE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.