Ba­las de go­ma

Tiempo - - EL BUZÓN -

mien­tras que se di­fun­die­ron am­plia­men­te las imá­ge­nes de con­te­ne­do­res ar­dien­do du­ran­te la huel­ga ge­ne­ral, eché de me­nos el mis­mo in­te­rés, por par­te de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y de po­lí­ti­cos, pa­ra dar eco a los he­ri­dos por cau­sa de la po­li­cía. Los Mos­sos d’es­qua­dra uti­li­zan ba­las de go­ma, un ar­ma re­cha­za­da ofi­cial­men­te por la Unión Eu­ro­pea, y ese día va­cia­ron un ojo a dos per­so­nas (po­dría ha­ber un ter­ce­ro). Y ya van cin­co per­so­nas que han per­di­do un ojo en los úl­ti­mos cua­tro años. Cris­ti­na Fran­cés, com­pa­ñe­ra de uno de los afec­ta­dos, ha ex­pli­ca­do que los Mos­sos dis­pa­ra­ban a dies­tro y si­nies­tro sin mi­rar, lo que se pue­de com­pro­bar en los si­guien­tes ví­deos lo­ca­li­za­bles en un bus­ca­dor: “Mos­sos: dis­pa­rar per plaer” o “29m Bar­ce­lo­na - Mos­sos d’es­qua­dra lan­zan dos pe­lo­ta­zos sin mo­ti­vo”. Tam­bién se pue­de ver a los afec­ta­dos en Cataluña por ba­las de go­ma en “Ma­de in Mos­sos - Stop ba­las de go­ma”. En no­viem­bre, el Par­la­men­to de Cataluña re­cha­zó la crea­ción de una co­mi­sión pa­ra es­tu­diar el uso y la con­ve­nien­cia de uti­li­zar es­tas ar­mas. Es­ta­ría bien que, aho­ra que vie­nen tiem­pos de em­po­bre­ci­mien­to y reivin­di­ca­cio­nes, con la acu­mu­la­ción de todos es­tos ca­sos y con la re­cien­te muer­te por ba­la de go­ma de Íñi­go Ca­ba­cas, se prohí­ba el uso de es­tas ar­mas que ame­na­zan a cual­quier tran­seún­te. Es to­tal­men­te des­pro­por­cio­na­do el da­ño irre­ver­si­ble que pue­den crear fren­te a lo que la po­li­cía in­ten­ta im­pe­dir, por no de­cir que pue­den aten­tar con­tra cual­quier per­so­na que se encuentre en la ca­lle en ese mo­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.