Al me­nos que­da la Fe­ria de Abril

Tiempo - - ZOOM -

Em­pie­za siem­pre con el es­pec­ta­cu­lar y pau­sa­do alum­brao del Real de la Fe­ria y de las ca­se­tas: 300.000 bom­bi­llas (24.000 so­lo en la por­ta­da, que mi­de 40 x 50 me­tros) que en po­cos se­gun­dos con­vier­ten el re­cin­to del ba­rrio de los Re­me­dios en un as­cua. El en­car­ga­do de dar­le a los in­te­rrup­to­res fue el al­cal­de de Se­vi­lla, Juan Ig­na­cio Zoi­do. El es­pec­tácu­lo se or­ga­ni­za en torno a más de un mi­llar de ca­se­tas dis­tri­bui­das en quin­ce ca­lles, to­das con nom­bre de to­re­ros, y es di­fí­cil ima­gi­nar na­da más ge­nui­na­men­te an­da­luz, aun­que la idea, que es­te año cum­ple 165 años, se les ocu­rrió a un ca­ta­lán y a un vas­co. Las ci­fras son as­tro­nó­mi­cas: la fe­ria con­su­me, du­ran­te los seis días que per­ma­ne­ce abier­ta, la ener­gía de una ciu­dad de 40.000 ha­bi­tan­tes; se aca­ba con más de un mi­llón y me­dio de li­tros de cer­ve­za y con can­ti­da­des sen­ci­lla­men­te in­cal­cu­la­bles de pes­caí­to, gam­bas y cha­ci­na di­ver­sa. La fe­ria de­ja­rá es­te año en Se­vi­lla unos 600 mi­llo­nes de eu­ros, 75 me­nos que el año pa­sa­do, pe­ro esa no es la ma­yor de sus vir­tu­des: qui­zá lo más im­por­tan­te sea la des­co­ne­xión del dra­ma que vi­vi­mos todos, de la cri­sis, del pa­ro im­pa­ra­ble, de la in­vi­si­bi­li­dad del fu­tu­ro y del desáni­mo ge­ne­ral. So­lo por eso, me­re­ce la pe­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.