La gran da­ma

Los tres li­bros de la his­to­ria fa­mi­liar de la au­to­ra, reuni­dos en un so­lo vo­lu­men.

Tiempo - - SELECTOR - LUIS AL­GO­RRI

El la­be­rin­to del mun­do. Mar­gue­ri­te Your­ce­nar. Al­fa­gua­ra.

un mu­cha­cho can­sa­do deam­bu­la por el es­pec­ta­cu­lar pai­sa­je de Mount De­sert Is­land (ár­bo­les gi­gan­tes, lagos, hie­los), en el Es­ta­do de Mai­ne, EEUU, y se pa­ra un ra­to a fu­mar an­te una ca­sa muy gran­de, he­cha con lis­to­nes de ma­de­ra cla­ra, de cu­ya chi­me­nea sa­le un hi­lo de hu­mo. Años des­pués, ese mis­mo mu­cha­cho cae­rá ful­mi­na­do por li­bros co­mo Me­mo­rias de Adriano, Opus nigrum, Ale­xis, Fue­gos, Co­mo el agua que flu­ye, y no tar­da­rá en sa­ber que ha­bía es­ta­do fu­man­do en el por­che de la ca­sa don­de vi­vía Mar­gue­ri­te Your­ce­nar, y que aquel hu­mo del­ga­do lo es­ta­ban ali­men­tan­do la me­jor escritora fran­ce­sa del si­glo XX (a jui­cio del mu­cha­cho, que ya no lo es) o su es­po­sa, la tra­duc­to­ra Gra­ce Frick. Hoy, un ti­po ma­du­ro y pan­zón abre uno de los so­bres con li­bros que lle­gan todos los días y sien­te la mis­ma emo­ción que cuan­do era un mu­cha­cho, por­que apa­re­ce en­tre sus ma­nos un te­so­ro. Ba­jo el tí­tu­lo común de El la­be­rin­to del mun­do, Al­fa­gua­ra ha re­ga­la­do a los lec­to­res (qui­zá en­tre es­tos ha­ya nu­me­ro­sos mu­cha­chos des­orien­ta­dos) los tres li­bros ex­plí­ci­ta­men­te au­to­bio­grá­fi­cos de la gran da­ma: Re­cor­da­to­rios, Ar­chi­vos del Nor­te y ¿Qué? La e eter­ni­dad. Co­mo ha­bría di­cho Brecht, hay li­bros que t te acom­pa­ñan un tiem­po, y esos son ne­ce­sa­rios; pe­ro h hay otros que te acom­pañ ñan to­da la vi­da, y esos son l los in­dis­pen­sa­bles. Es­te es e el ca­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.