“El PP ha cam­bia­do el mo­de­lo de sa­ni­dad: ya no es ni uni­ver­sal, ni gra­tui­ta”

EX­MI­NIS­TRA DE EX­TE­RIO­RES Y SA­NI­DAD DEL PSOE. Nie­ga que en España exis­ta el tu­ris­mo sa­ni­ta­rio y afir­ma que los re­cor­tes del Go­bierno res­pon­den a ra­zo­nes ideo­ló­gi­cas y no eco­nó­mi­cas. El di­ne­ro pa­ra la sa­ni­dad po­dría ha­ber­se sa­ca­do, di­ce, de su­bir los im­pues

Tiempo - - ENTREVISTA - POR SILVIA GA­MO FO­TO: DA­VID MA­RO­TO sga­mo.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

Si Fra­nçois Ho­llan­de ga­na en Fran­cia, ¿cam­bia­rá la po­lí­ti­ca de la UE? Des­de el PSOE con­si­de­ra­mos que es im­por­tan­te re­du­cir el dé­fi­cit pú­bli­co y ha­cer una po­lí­ti­ca de ajus­te de gas­tos, pe­ro tam­bién es­ti­mu­lar el cre­ci­mien­to de la economía, pa­ra ge­ne­rar empleo.

¿Y es­to quién lo ga­ran­ti­za más: Fra­nçois Ho­llan­de o Ni­co­las Sar­kozy?

Efec­ti­va­men­te. Con­fia­mos en que Ho­llan­de sea un ac­ti­vo pa­ra los que pen­sa­mos que la po­lí­ti­ca que se es­tá lle­van­do aho­ra den­tro de la Unión Eu­ro­pea pue­de cam­biar y ser más fle­xi­ble. Pa­ra que al mis­mo tiem­po que apli­ca­mos re­ce­tas y po­lí­ti­cas de ajus­te fis­cal po­da­mos se­guir in­vir­tien­do, pa­ra es­ti­mu­lar la economía, por­que es la úni­ca re­ce­ta pa­ra cre­cer. España es un gran país que vi­ve una co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca de una gran di­fi­cul­tad, pe­ro que con una po­lí­ti­ca ade­cua­da pue­de sa­lir de la cri­sis.

¿Cree que España se­rá ca­paz de cum­plir con ese ob­je­ti­vo del 3% de dé­fi­cit pa­ra 2013?

Des­de el PSOE que­re­mos cum­plir los ob­je­ti­vos de re­duc­ción del dé­fi­cit, pe­ro no a cos­ta de aho­gar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co. Si so­lo re­du­ci­mos, se­rá im­po­si­ble cre­cer y la economía no se va a re­cu­pe­rar. Es­ta­mos de acuer­do en cum­plir los ob­je­ti­vos de re­du­cir el dé­fi­cit, pe­ro pro­lon­gan­do unos años más el cum­pli­mien­to. Sí po­de­mos, pe­ro ne­ce­si­ta­mos más tiem­po. ¿Se­re­mos in­ter­ve­ni­dos por la UE o, co­mo de­cía Fe­li­pe Gon­zá­lez, si in­ter­vie­ne se aca­bó el euro? Has­ta aho­ra he­mos de­mos­tra­do que he­mos si­do ca­pa­ces de sa­lir ade­lan­te so­los. Se­ría una se­ñal muy ne­ga­ti­va que al­guien ha­bla­ra de in­ter­ven­ción y se­ría ma­lo pa­ra España, pues­to que in­ter­ve­nir no es so­la­men­te que se in­yec­te li­qui­dez, sino que su­po­ne cum­plir con unas con­di­cio­nes muy rí­gi­das que van a ha­cer to­da­vía más di­fí­cil la sa­li­da de la cri­sis. España es un país con la su­fi­cien­te for­ta­le­za eco­nó­mi­ca y so­cial co­mo pa­ra po­der aten­der es­ta si­tua­ción por sí mis­mo.

¿Coin­ci­de con Fe­li­pe Gon­zá­lez en que si se in­ter­vie­ne a España se aca­bó el euro?

En ge­ne­ral com­par­to la re­fle­xión que ha­ce Fe­li­pe Gon­zá­lez, España es una economía muy im­por­tan­te en la UE y si es­tu­vie­ra en si­tua­ción de ex­tra­or­di­na­ria di­fi­cul­tad co­mo pa­ra un res­ca­te se­ría una si­tua­ción de cri­sis muy im­por­tan­te, pa­ra el euro en su con­jun­to.

En el ca­so de Rep­sol y la ex­pro­pia­ción ar­gen­ti­na, ¿le pa­re­ce que el Go­bierno ha ac­tua­do co­rrec­ta­men­te?

An­te cual­quier de­ci­sión que se to­ma con­tra una em­pre­sa es­pa­ño­la, si ade­más se ha­ce vio­lan­do los acuer­dos y mar­cos ju­rí­di­cos vi­gen­tes, el PSOE va a es­tar siem­pre al la­do del Go­bierno, de­fen­dien­do los in­tere­ses de esa em­pre­sa es­pa­ño­la. Tam­bién creo que el Go­bierno tie­ne que ha­cer un gran es­fuer­zo por man­te­ner los ca­na­les di­plo­má­ti­cos abier­tos, man­te­ner la vía del diá­lo­go, bien sea pa­ra de­fen­der y ayu­dar a la em­pre­sa es­pa­ño­la a que lo­gre un pre­cio jus­to en esa ex­pro­pia­ción, bien pa­ra se­guir de­fen­dien­do a las otras em­pre­sas na­cio­na­les. Y so­bre to­do con un país her­mano co­mo Ar­gen­ti­na. Con los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos hay que sal­va­guar­dar la re­la­ción bi­la­te­ral aún con más cui­da­do.

Di­ce: “Hay que man­te­ner ese ca­nal de diá­lo­go”. ¿El Go­bierno no lo ha he­cho?

La in­for­ma­ción de que dis­po­ne­mos es que el Go­bierno ha tra­ta­do de man­te­ner la vía de diá­lo­go.

¿Otras em­pre­sas es­pa­ño­las co­rren pe­li­gro en Ar­gen­ti­na?

Se­gún la in­for­ma­ción que ma­ne­jo, nin­gu­na em­pre­sa es­pa­ño­la co­rre ries­go al­guno en Ar­gen­ti­na ni en Amé­ri­ca La­ti­na. Man­tie­nen unas ex­ce­len­tes re­la­cio­nes con los dis­tin­tos go­bier­nos. No exis­ten mo­ti­vos pa­ra pen­sar lo con­tra­rio.

¿Ni si­quie­ra por el dis­cur­so de la pre­si­den­ta ar­gen­ti­na, Cris­ti­na Fer­nán­dez?

Cual­quier go­bierno pue­de to­mar las de­ci­sio­nes que con­si­de­re opor­tu­nas con los re­cur­sos na­tu­ra­les de su país, no es la pri­me­ra vez que ocu­rre. Lo que que­re­mos es que cual­quier de­ci­sión que se adop­te sea siem­pre con­for­me a los acuer­dos adop­ta­dos y al mar­co ju­rí­di­co apli­ca­ble.

IU ha cri­ti­ca­do la de­fen­sa del Go­bierno de una em­pre­sa pri­va­da co­mo Rep­sol. ¿No se de­be­ría ha­ber de­fen­di­do tan­to?

He for­ma­do par­te del Go­bierno y siem­pre he­mos de­fen­di­do las em­pre­sas es­pa­ño­las que tra­ba­jan en el ex­te­rior, por­que cuan­to me­jor les va­ya a las em­pre­sas, me­jor le va a España. En Amé­ri­ca La­ti­na hay una in­ver­sión acu­mu­la­da que re­pre­sen­ta el 10% de nues­tro PIB. Lo he­mos de­fen­di­do en el Go­bierno y lo ha­re­mos en la opo­si­ción.

Ha­ble­mos de Sa­ni­dad. ¿Ese pa­go por re­ce­ta pue­de ser una me­di­da di­sua­so­ria pa­ra los que abu­san de ese sis­te­ma?

Las de­ci­sio­nes del Go­bierno han si­do apre­su­ra­das, im­pro­vi­sa­das, sin me­mo­ria eco­nó­mi­ca y las es­tán ha­cien­do re­caer so­bre los gru­pos so­cia­les más vul­ne­ra­bles. De­cir que es­tas me­di­das van a su­po­ner un aho­rro de 7.000 mi­llo­nes de eu­ros es una fa­la­cia. La me­di­da es­tre­lla ha si­do de­ci­dir que los pen­sio­nis­tas pa­guen par­te de los me­di­ca­men­tos. Es­ta es una de­ci­sión que quie­bra el mo­de­lo de sa­ni­dad. Nun­ca en 35 años han pa­ga­do los pen­sio­nis­tas por su me­di­ci­na, por­que son el gru­po más vul­ne­ra­ble y su­fren más en­fer­me­da­des. Es una ma­ne­ra de pe­na­li­zar al en­fer­mo.

Di­ce el PP que la sa­ni­dad si­gue sien­do uni­ver­sal, pú­bli­ca y gra­tui­ta. ¿Lo com­par­te?

En ab­so­lu­to. Tras la pu­bli­ca­ción del Real De­cre­to, la sa­ni­dad en España cam­bia de mo­de­lo, de­ja de ser uni­ver­sal y el PP la con­vier­te en un sis­te­ma de ase­gu­ra­mien­to. No so­lo que­dan ex­clui­dos los in­mi­gran­tes en si­tua­ción irre­gu­lar, sino otros co­lec­ti­vos co­mo jó­ve­nes que ha­yan cum­pli­do 27 años y no ha­yan tra­ba­ja­do nun­ca o mu­je­res di­vor­cia­das que no ha­yan tra­ba­ja­do pre­via­men­te. Ade­más, de­ja de ser gra­tui­ta por­que in­tro­du­ce el co­pa­go no so­lo en me­di­ca- men­tos sino tam­bién en de­ter­mi­na­dos pro­duc­tos y pró­te­sis.

El Go­bierno quie­re aca­bar con el tu­ris­mo sa­ni­ta­rio. ¿Por qué no lo apo­ya el PSOE?

No exis­te el tu­ris­mo sa­ni­ta­rio, es un in­ven­to del PP pa­ra jus­ti­fi­car los re­cor­tes. En ju­nio de 2010, du­ran­te la pre­si­den­cia es­pa­ño­la de la UE, apro­ba­mos la di­rec­ti­va trans­fron­te­ri­za de ser­vi­cios, que re­gu­la de ma­ne­ra pre­ci­sa có­mo ges­tio­nar la sa­ni­dad a los eu­ro­peos que via­jen fue­ra de su país.

¿Qué par­te de cul­pa tie­ne el PSOE en es­tas me­di­das por la he­ren­cia re­ci­bi­da?

Eso es un re­cur­so de­ma­gó­gi­co del PP, todos sa­be­mos que hay una si­tua­ción eco­nó­mi­ca muy gra­ve y la lle­va­mos pa­de­cien­do cin­co años. Pe­ro de los 16.000 mi­llo­nes de deu­da que el PP di­ce que tie­ne la sa­ni­dad, más de la mi­tad co­rres­pon­den a co­mu­ni­da­des go­ber­na­das des­de ha­ce años por el PP.

¿Cuá­les tie­nen más cul­pa?

Hay co­mu­ni­da­des que tie­nen una deu­da acu­mu­la­da te­rri­ble, co­mo la Va­len­cia­na o Mur­cia. En es­tas co­mu­ni­da­des la de­ci­sión de fi­nan­ciar la Fór­mu­la 1 no fue de Za­pa­te­ro, sino de Camps. No tie­ne nin­gún sen­ti­do que el PP uti­li­ce la co­le­ti­lla de “la he­ren­cia de Za­pa­te­ro”. Ellos son el Go­bierno, les to­ca to­mar las de­ci­sio­nes y afron­tar la si­tua­ción.

¿No cree que si Ra­joy se hu­bie­ra en­con­tra­do otras cuen­tas no hu­bie­ra to­ma­do es­tas me­di­das?

Son de­ci­sio­nes ideo­ló­gi­cas, por­que hay otras al­ter­na­ti­vas. Se po­drían ha­ber subido im­pues­tos al al­cohol y al ta­ba­co, se po­dría ha­ber pues­to en mar­cha la subas­ta de me­di­ca­men­tos co­mo hi­zo An­da­lu­cía, se pue­de me­jo­rar la ges­tión

“La deu­da de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na es te­rri­ble, y quien fi­nan­ció la Fór­mu­la 1 fue Camps, no Za­pa­te­ro” “El tu­ris­mo sa­ni­ta­rio no exis­te, es un in­ven­to del Par­ti­do Po­pu­lar pa­ra jus­ti­fi­car los re­cor­tes”

de co­bros a ter­ce­ros, cual­quier me­di­da antes que car­gar­se el sis­te­ma na­cio­nal de sa­lud. El PP siem­pre nos di­jo que no iba a to­car ni pen­sio­nes, ni sa­ni­dad, ni educación y le ha me­ti­do la ti­je­ra a to­do, in­clui­das las pen­sio­nes. He­mos que­ri­do de­cir­le al PP que echa­mos una mano, por­que te­ne­mos la ex­pe­rien­cia dra­má­ti­ca de en­con­trar­nos con un “no” per­ma­nen­te por su par­te. Pe­ro no es­tá muy in­tere­sa­do en con­tar con el PSOE.

De­cía Fe­li­pe Gon­zá­lez que ve des­orien­ta­dos al Go­bierno y a la opo­si­ción. ¿Có­mo se to­ma esa crí­ti­ca?

Las crí­ti­cas de Fe­li­pe Gon­zá­lez siem­pre nos las to­ma­mos bien aquí den­tro, es uno de los nues­tros y sa­be­mos que siem­pre quie­re lo me­jor pa­ra no­so­tros. In­sis­to, es uno de los nues­tros. El PSOE re­nue­va sus ór­ga­nos de di­rec­ción y ga­nan los que apo­ya­ron a Car­me Cha­cón. ¿Po­dría vol­ver? Cuan­do un can­di­da­to pier­de un con­gre­so me re­sul­ta muy di­fí­cil pen­sar que pue­da vol­ver a plan­tear una dispu­ta elec­to­ral, aun­que sea en pri­ma­rias. No es­toy de acuer­do con la afir­ma­ción de que es­tán ga­nan­do los se­cre­ta­rios ge­ne­ra­les que apo­ya­ron a Cha­cón, por­que des­de la eje­cu­ti­va fe­de­ral no se es­tá apo­yan­do a un can­di­da­to u otro. Lo que es­ta­mos re­ci­bien­do es mu­chí­si­mo apo­yo ha­cia Al­fre­do Pé­rez Ru­bal­ca­ba. ¿No la ve pre­sen­tán­do­se a las pri­ma­rias? No lo sé. Una de­rro­ta en un con­gre­so ya su­po­ne una li­mi­ta­ción. Aho­ra to­do el mun­do quie­re que tra­ba­je­mos uni­dos. En el PSOE hay una cul­tu­ra de par­ti­do con­so­li­da­da, cuan­do uno sa­le ele­gi­do, hay una uni­dad y leal­tad muy fuer­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.