Ál­va­ro Cer­van­tes, ac­tor: “Un ac­tor es una es­tre­lla de rock frus­tra­da”.

Tiempo - - SUMARIO -

Es­ta es una pe­lí­cu­la dis­tin­ta. ¿Te­me que al­gu­nos no la en­tien­dan? No creo, es­ta es una pe­lí­cu­la que ha­bla más de la pa­re­ja que de los tríos, de có­mo re­la­cio­nar­nos en el mun­do de hoy. Es una pe­lí­cu­la echa con mu­cho amor. Pe­ro una re­la­ción a tres no es lo más común y a al­gu­nos les pue­de sor­pren­der… Es verdad, la idea de fa­mi­lia tra­di­cio­nal es­tá ahí, pe­ro es­ta­mos en una épo­ca muy con­su­mis­ta y eso tam­bién se es­tá tras­la­dan­do a las re­la­cio­nes. ¿Los tríos son una mo­da de aho­ra? Los de­seos han exis­ti­do siem­pre, pe­ro no los he­mos per­mi­ti­do. Sin em­bar­go, aho­ra exis­te un con­tex­to más fa­vo­ra­ble y se es­tán pro­du­cien­do cam­bios. Es­ta­mos to­do el día con­tac­tan­do con gen­te y eso pro­pi­cia la dis­per­sión. ¿Us­ted cree que un trío pue­de fun­cio­nar de ma­ne­ra es­ta­ble en la vi­da real? Creo que es muy di­fí­cil y que pue­de ser muy do­lo­ro­so, y a ve­ces no es­ta­mos ca­pa­ci­ta­dos pa­ra su­frir tan­to. Por eso pre­fe­ri­mos go­zar un po­co me­nos a cam­bio de evi­tar ese su­fri­mien­to. Hay que es­tar muy evo­lu­cio­na­do sen­ti­men­tal­men­te pa­ra lo­grar vi­vir de ma­ne­ra es­ta­ble en un trío. ¿Us­ted lo es­tá? Me re­fie­ro a si se sien­te pre­pa­ra­do pa­ra una ex­pe­rien­cia pa­re­ci­da. Yo me sien­to cre­cien­do, apren­dien­do, co­no­cién­do­me ca­da vez más. No sé si con­tes­tar que sí, pe­ro ten­go cla­ro que cuan­to más crezco me­nos mie­do ten­go. Y pa­ra dis­fru­tar, pa­ra lle­gar a lu­ga­res pro­fun­dos, no hay que tener mie­do. Hay que ser ho­nes­tos y afron­tar nues­tros de­seos. ¿Có­mo afron­ta las es­ce­nas de se­xo? El se­xo es al­go ín­ti­mo, pe­ro co­mo tam­bién lo es aca­ri­ciar o de­cir­le “te quie­ro” a al­guien. Si pien­sas en có­mo sal­drá en la pan­ta­lla o en lo que pen­sa­rá tu abue­la cuan­do lo vea, es­tás per­di­do. Tie­nes que tener un po­co de va­lor y ale­jar el pu­dor co­mo sea. ¿Có­mo aca­bó me­tién­do­se en el ci­ne sin tener nin­gún an­te­ce­den­te en su fa­mi­lia? No lo sé. Qui­zás to­do se de­ba a que de pe­que­ño mis pa­dres me lle­va­ban a ver tí­te­res, ma­rio­ne­tas, ma­gia… Creo que ya en­ton­ces era un po­co pa­ya­so. Sí, yo que­ría ser pa­ya­so. Siem­pre he si­do un po­co no­tas. He te­ni­do ese sen­ti­mien­to de la ex­hi­bi­ción, del es­pec­tácu­lo. Mi ob­je­ti­vo era siem­pre lla­mar to­da la aten­ción po­si­ble, era el pri­me­ro en pre­sen­tar­me cuan­do pe­dían vo­lun­ta­rios… Yo era el que mon­ta­ba el show. ¿Todos los ac­to­res lle­van un pa­ya­so den­tro? Sí, pe­ro más que un pa­ya­so yo creo que un ac­tor es una es­tre­lla de rock frus­tra­da. Pues en eso us­ted tie­ne mu­cho ade­lan­ta­do, creo que es un vir­tuo­so de la mú­si­ca… Bueno, no me pue­do con­si­de­rar ex­per­to, pe­ro sí que es cier­to que he pi­co­tea­do. Los de­por­tes nun­ca se me han da­do bien, de he­cho cuan­do ha­bía que re­par­tir­se en dos equi­pos pa­ra ju­gar al fút­bol mis com­pa­ñe­ros siem­pre me ele­gían el úl­ti­mo o di­rec­ta­men­te me re­ga­la­ban. Por eso des­de pe­que­ñi­to me me­tí en la mú­si­ca. Sé to­car el piano y la gui­ta­rra, pe­ro na­da se­rio. Aca­ri­cio el piano, to­car­lo es otra co­sa. Me han di­cho que tam­bién es un ex­per­to co­ci­nan­do... Más bien soy un ex­per­to co­mien­do.

AC­TOR ÁL­VA­RO CER­VAN­TES Ál­va­ro Cer­van­tes (Bar­ce­lo­na, 1989) es un jo­ven ac­tor es­pa­ñol que sor­pren­dió en 2008 con una for­mi­da

ble in­ter­pre­ta­ción en ‘El jue­go del ahor­ca­do’, de Manuel Gó­mez Pe­rei­ra, lo que le va­lió una no­mi­na­ción al

Go­ya y que al­gu­nos le ca­ta­lo­ga­sen co­mo el fu­tu­ro Paul New­man es­pa­ñol. Aho­ra lle­ga a los ci­nes su úl­ti­mo tra­ba­jo, ‘El se­xo de los án­ge­les’, de Xa­vier Vi­lla­ver­de, que es la his­to­ria

de un trío muy bien ave­ni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.