Pa­rra y los ton­tos

Tiempo - - CULTURA -

El mo­ti­vo por el cual se le con­ce­de el Cer­van­tes a unos sí y a otros no es un se­cre­to in­son­da­ble. De­bo ad­mi­tir, aun­que me ati­cen, que nun­ca me lle­gó a in­tere­sar mu­cho la obra de Ni­ca­nor Pa­rra, pre­mia­do es­te año. Co­mo ha­bría di­cho Cor­tá­zar, es­te chi­leno zum­bón “abrió la puer­ta pa­ra ir a ju­gar” con la poe­sía. Eso, que se sin­te­ti­za en los an­ti­poe­mas de los años 50, es­tá muy bien; qui­zá no tan­to la fa­mo­sa fra­se que di­jo: “Du­ran­te me­dio si­glo la poe­sía fue el pa­raí­so del ton­to so­lem­ne has­ta que vi­ne yo y me ins­ta­lé con mi mon­ta­ña ru­sa”. De­be­mos ale­grar­nos de que el buen Pa­rra li­mi­ta­se la edad de la ton­te­ría a na­da más que 50 años. Al me­nos li­bró a Que­ve­do y a Pe­trar­ca. Mu­chas gra­cias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.