Los dro­nes apa­ga­fue­gos

La in­dus­tria es­pa­ño­la des­ta­ca en el di­se­ño de avio­nes no tri­pu­la­dos pa­ra uso ci­vil: va­rios pro­to­ti­pos es­tán pen­sa­dos pa­ra la ex­tin­ción noc­tur­na de in­cen­dios.

Tiempo - - ESPAÑA - AN­TO­NIO RO­DRÍ­GUEZ aro­dri­guez.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

La in­dus­tria de sis­te­mas no tri­pu­la­dos vi­ve en la ac­tua­li­dad una eta­pa de ex­pan­sión co­mer­cial gra­cias, so­bre to­do, a los avio­nes sin pi­lo­tos (los dro­nes o UAV, en sus si­glas en in­glés) que se es­tán uti­li­zan­do en es­ce­na­rios co­mo el de Af­ga­nis­tán o en gue­rras en­cu­bier­tas co­mo las que lle­van a ca­bo los es­ta­dou­ni­den­ses con­tra la red Al Qae­da en Pa­kis­tán, So­ma­lia o Ye­men. El con­tin­gen­te mi­li­tar es­pa­ñol des­ple­ga­do en el oes­te af­gano uti­li­za des­de 2009 va­rios UAV de fa­bri­ca­ción is­rae­lí pa­ra in­ten­tar de­tec­tar la pre­sen­cia de la in­sur­gen­cia ta­li­bán. Y los re­sul­ta­dos han si­do más que sa­tis­fac­to­rios pa­ra el Mi­nis­te­rio de De­fen­sa, pues es­tos pe­que­ños apa­ra­tos di­fí­ci­les de de­tec­tar (por sus co­tas de vue­lo y al no ha­cer ape­nas rui­do) han sal­va­do mu­chas vi­das.

Sin em­bar­go, no so­lo de la ver­tien­te mi­li­tar se nu­tre es­ta in­dus­tria cen­tra­da en la­bo­res de es­pio­na­je o el lan­za­mien­to de mi­si­les de ex­tre­ma pre­ci­sión. Tam­bién es­tá em­pe­zan­do a des­pun­tar el uso ci­vil de es­te ti­po de apa­ra­tos, co­mo en los no­ven­ta pa­só con In­ter­net.

Es­ta se­ma­na se ce­le­bró en Ma­drid la se­gun­da ex­po­si­ción es­pa­ño­la de sis­te­mas no tri­pu­la­dos (Un­vex’12) con el res­pal­do del Mi­nis­te­rio de De­fen­sa y las prin­ci­pa­les aso­cia­cio­nes em­pre­sa­ria­les del sec­tor. En el even­to par­ti­ci­pa­ron 30 com­pa­ñías es­pa­ño­las y fo­rá­neas: des­de las más pun­te­ras -la eu­ro­pea EADS, las es­pa­ño­las In­dra y Na­van­tia, la fran­ce­sa Tha­les o la es­ta­dou­ni­den­se Boeing- a otras de me­diano y pe­que­ño tamaño con ga­nas de co­mer­se el mun­do en un te­rreno que has­ta aho­ra es­ta­ba co­pa­do por em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses y he­breas.

Al­tas tem­pe­ra­tu­ras en ve­rano.

De las di­fe­ren­tes apli­ca­cio­nes ci­vi­les que se mos­tra­ron en Un­vex’12, des­ta­ca­ron va­rios pro­to­ti­pos pa­ra la ex­tin­ción noc­tur­na de in­cen­dios fo­res­ta­les, jus­to unas se­ma­nas des­pués de que Ga­li­cia ha­ya vi­vi­do con pe­sar la pér­di­da de su jo­ya eco­ló­gi­ca de Fra­gas do Eu­me y cuan­do las al­tas tem­pe­ra­tu­ras de es­te año ha­cen te­mer lo peor de ca­ra al ve­rano.

El pro­ble­ma de los fue­gos des­con­tro­la­dos es que cuan­do cae la no­che, la au­sen­cia de vi­si­bi­li­dad obli­ga a los apa- ra­tos a to­mar tie­rra por cues­tio­nes de se­gu­ri­dad y el fue­go sue­le ha­cer es­tra­gos en esas ho­ras crí­ti­cas. De ahí la idea de uti­li­zar UAV que pue­dan vo­lar de for­ma au­tó­no­ma y des­car­gar agua en una zo­na ele­gi­da pre­via­men­te sin po­ner en pe­li­gro la vi­da de los pi­lo­tos.

La em­pre­sa es­pa­ño­la Ni­tro­fi­rex pre­sen­tó el lla­ma­do De­pó­si­to Pla­nea­dor Au­tó­no­mo no tri­pu­la­do ( DPA), con una ca­pa­ci­dad má­xi­ma de 2.500 li­tros de agua, la mi­tad de la que dis­po­nen los avio­nes cis­ter­na que par­ti­ci­pan ca­da año en las la­bo­res de ex­tin­ción de in­cen­dios. En opi­nión de Ale­xan­der Bur­witz, su en­car­ga­do de ope­ra­cio­nes, se ne­ce­si­ta­ría una flo­ta de sie­te de es­tos apa­ra­tos pa­ra una ex­tin­ción noc­tur­na efec­ti­va. “Que­da pen­dien­te de so­lu­cio­nar la prin­ci­pal ca­ren­cia ope­ra­ti­va en la

La au­sen­cia de vi­si­bi­li­dad por las no­ches obli­ga a los pi­lo­tos a ate­rri­zar por mo­ti­vos de se­gu­ri­dad

ex­tin­ción de in­cen­dios fo­res­ta­les des­de el ai­re, que no es otra que la ca­pa­ci­dad de ope­rar por la no­che con se­gu­ri­dad y efi­ca­cia”, aña­dió Bur­witz.

Do­ta­dos de un sis­te­ma de guia­do “por sa­té­li­te, iner­cial e in­fra­rro­jos”, es­tos dro­nes apa­ga­fue­gos se­rían lan­za­dos con su car­ga de agua des­de una al­tu­ra de unos 2.000 me­tros con la ayu­da de avio­nes de trans­por­te pe­sa­dos do­ta­dos de una ram­pa tra­se­ra (ca­so de los C-130 Hér­cu­les, A-400M, IL-76 o los C-17). Es­tos DPA vo­la­rían, a con­ti­nua­ción, du­ran­te un mi­nu­to y me­dio des­de el avión lan­za­dor al pun­to de des­car­ga so­bre el in­cen­dio co­mo “una bom­ba guia­da” y una vez que se ver­tie­se el agua, a unos 300 me­tros, se con­ver­ti­rían en UAV, me­dian­te la ac­ti­va­ción de un pe­que­ño mo­tor, con el fin de que pue­dan ser re­cu­pe­ra­dos.

Una bom­ba guia­da.

En Un­vex’12 se ex­pu­sie­ron otros pro­to­ti­pos pa­ra la lu­cha con­tra in­cen­dios que no ne­ce­si­ta­rían de un dron. Así, la com­pa­ñía Eve­ris, que di­ri­ge el ex­mi­nis­tro Eduardo Se­rra, ha desa­rro­lla­do un sis­te­ma no tri­pu­la­do lla­ma­do Fla­min­go, pa­re­ci­do a una bom­ba guia­da y que cuenta con dos elementos: un de­pó­si­to de un so­lo uso, con una ca­pa­ci­dad má­xi­ma de 200 li­tros, y una uni­dad de con­trol re­cu­pe­ra­ble.

¿Có­mo fun­cio­na­ría es­ta bom­ba in­te­li­gen­te? Una vez que se ha lo­ca­li­za­do un fren­te de lla­mas, se asig­na­rían unas coor­de­na­das in­di­vi­dua­les pa­ra ca­da uni­dad jus­to antes de su lan­za­mien­to des­de un avión, y así ca­da bom­ba se di­ri­gi­ría “de for­ma au­tó­no­ma a sus coor­de­na­das, es­par­cien­do el retardante” allí don­de se ne­ce­si­te. “Fla­min­go cu­bre un hue­co ac­tual­men­te va­cío en el ám­bi­to de la ex­tin­ción, ya que pue­de uti­li­zar­se con fuer­tes vien­tos, en áreas inac­ce­si­bles y en mi­sio­nes noc­tur­nas”, ex­pli­có la em­pre­sa en su do­cu­men­ta­ción cor­po­ra­ti­va.

Por su par­te, Tha­les pre­sen­tó en es­te even­to el “pa­go por ho­ra” de sus UAV pa­ra ope­ra­cio­nes ci­vi­les co­mo emer­gen­cias, con­trol de fron­te­ras, in­cen­dios, su­per­vi­sión de in­fra­es­truc­tu­ras crí­ti­cas, vi­gi­lan­cia de en­tor­nos ma­rí­ti­mos y mi­sio­nes de bús­que­da y res­ca­te. En un mo­men­to de fuer­tes res­tric­cio­nes pre­su­pues­ta­rias, los clien­tes de UAV, so­bre to­do los mi­nis­te­rios de De­fen­sa, no ten­drían que ad­qui­rir apa­ra­tos o una pla­ta­for­ma de lan­za­mien­to, sino pa­gar 7.000 eu­ros por día de uso. “Se tra­ta de una for­ma de aten­der las di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas por las que es­tán atra­ve­san­do go­bier­nos y em­pre­sas”, se­ña­ló la com­pa­ñía ga­la.

Pro­to­ti­po. La em­pre­sa Ni­tro­fi­rex pre­sen­tó es­te pro­to­ti­po con­tra in­cen­dios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.