Aho­ra, a por la ca­za

Tiempo - - ZOOM -

Los biem­pen­san­tes ofi­cia­les, es­pe­cie inex­tin­gui­ble que ca­da ge­ne­ra­ción ión cam­bia de nom­bre y mi­nis­te­rio, , pe­ro ja­más de in­ten­ción, han de­ci­di­do do aho­ra que la car­ne de ca­za es pe­li­gro­sa. De mo­men­to en Sa­ni­dad dad ya han “re­co­men­da­do” que no la con­su­man ni em­ba­ra­za­das ni ni­ños. La ra­zón es que a los ani­ma­les que se aba­ten en el mon­te se les dis­pa­ran unas bo­li­tas de plo­mo que son pe­li­gro­sí­si­mas pa­ra la sa­lud, ve­neno pu­ro. Apar­te de que son ca­da vez más los car­tu­chos que se fa­bri­can con ace­ro o tungsteno, los biem­pen­san­tes lle­gan, co­mo mí­ni­mo, al­go tar­de. Unos cua­tro si­glos, tiro más, tiro me­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.