Adiós tes­tos­te­ro­na

Tiempo - - OPINIÓN -

per­ma­ne­ce­mos de­sola­dos fren­te a es­te pai­sa­je antes de la ba­ta­lla. Des­con­cer­ta­dos y te­me­ro­sos en es­te pre­sen­te os­cu­ro fra­gua­do en pi­cos de adre­na­li­na, en cur­vas as­cen­den­tes de tes­tos­te­ro­na, ele­va­do a lo­mos del ries­go en bus­ca de más di­ne­ro, de más po­der, de más y más mal­di­ta emo­ción. La pri­me­ra mi­nis­tra is­lan­de­sa, la úni­ca que has­ta el mo­men­to es­tá lo­gran­do sa­car a su país del bo­llo de la cri­sis, lo tie­ne cla­ro: el fu­tu­ro hay que en­ca­rar­lo con va­lo­res de mu­jer. Fue­ron un pu­ña­do de pes­ca­do­res me­ti­dos a fi­nan­cie­ros los que a gol­pe de hor­mo­na des­pe­ña­ron al país y son las mu­je­res las que es­tán me­tien­do en cin­tu­ra la si­tua­ción. Pen­san­do a lar­go pla­zo, pen­san­do en el bie­nes­tar de todos, pen­san­do en la se­gu­ri­dad ge­ne­ral más que en el en­ri­que­ci­mien­to rá­pi­do, di­ce Si­gu­rðar­dót­tir. Y ahí es­tán, con el FMI aplau­dien­do su éxi­to.

Di­cen que el si­glo XXI se­rá de las mu­je­res o no se­rá. O se­rá un

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.