Y el ga­na­dor fue Sa­muel Aran­da

El World Press Photo de 2011 fue pa­ra un es­pa­ñol con una ima­gen ca­si re­li­gio­sa.

Tiempo - - CULTURA - L.A.

la ima­gen re­cuer­da ex­tra­or­di­na­ria­men­te a cual­quier Pie­tà del Re­na­ci­mien­to, qui­zá más a la de Co­rre­gio que a la de Mi­guel Án­gel en el Va­ti­cano. Es­tá to­ma­da en Sa­ná, ca­pi­tal de Ye­men, du­ran­te uno de los bom­bar­deos de la lar­ga re­vuel­ta que aca­bó con la ti­ra­nía del inú­til y so­lo no­mi­nal pre­si­den­te Sa­leh, que lle­va­ba ahí 30 años. Es una ma­dre, ves­ti­da con el ni­qab co­mo ca­si to­das las ye­me­níes, que abra­za a su hi­jo he­ri­do. La to­mó el es­pa­ñol Sa­muel Aran­da, se pu­bli­có en el New York Ti­mes y ha ga­na­do el pres­ti­gio­so World Press Photo de 2011. Aho­ra mis­mo, esa obra maes­tra y otras 160 imá­ge­nes que com­pi­tie­ron con ella por el No­bel del fo­to­pe­rio­dis­mo es­tán en el Cen­tro Cul­tu­ral Mon­cloa de Ma­drid. Ha­bría po­di­do ganar cual­quie­ra, pe­ro ga­nó jus­ta­men­te la Pie­tà de Aran­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.