¿Ri­va­les?

Tiempo - - ESPAÑA -

Na­die quie­re ha­blar to­da­vía en el PSOE de las pri­ma­rias. Creen que lo im­por­tan­te es cen­trar­se aho­ra en ha­cer una bue­na opo­si­ción. Sa­car el par­ti­do del abis­mo en el que se me­tió tras las elec­cio­nes ge­ne­ra­les de no­viem­bre de 2011. Sin em­bar­go, de aquí a dos años ha­brá pri­ma­rias, siem­pre que ha­ya más de un can­di­da­to, cla­ro es­tá. De mo­men­to, los nom­bres que sue­nan en el par­ti­do son el de la ex­mi­nis­tra Car­me Cha­cón (a la iz­quier­da), y el del len­da­ka­ri, Pat­xi Ló­pez (de­ba­jo), que ce­le­bra co­mi­cios au­to­nó­mi­cos el año que vie­ne. Hay otros, aun­que sue­nan más le­ja­nos, co­mo Eduardo Ma­di­na. Sin em­bar­go, aún que­da mu­cho ca­mino por re­co­rrer, y, co­mo re­za­ba su pro­pio es­lo­gan, mu­cho PSOE por ha­cer. de nom­bres y con la si­tua­ción eco­nó­mi­ca que te­ne­mos to­do pue­de cam­biar de un día pa­ra otro”, ase­gu­ran. En el PSOE creen que el PP jue­ga con dos eta­pas dis­tin­tas en es­ta le­gis­la­tu­ra. En los dos pri­me­ros años, el Go­bierno lle­va­rá a ca­bo to­das las re­for­mas que quie­ra ha­cer pa­ra, en los dos se­gun­dos, em­pe­zar a re­co­ger los fru­tos de las mis­mas y po­der pre­sen­tar­se a las ge­ne­ra­les de 2015 con un le­ga­do más que sa­tis­fac­to­rio pa­ra ser re­le­gi­do por los elec­to­res. “Pe­ro con las pre­vi­sio­nes de pa­ro que tie­nen en el Mi­nis­te­rio de Economía, es­ta pla­ni­fi­ca­ción se le pue­de caer a la mi­tad a Ma­riano Ra­joy. No es se­gu­ro que afron­te la se­gun­da par­te de le­gis­la­tu­ra tal y co­mo es­pe­ran. Esa se­rá la opor­tu­ni­dad del PSOE y pa­ra eso te­ne­mos que cre­cer, sol­dar he­ri­das y tener cla­ros los pro­ce­sos”, afir­man fuen­tes so­cia­lis­tas.

Equi­po.

Pa­ra ello, el PSOE de Ru­bal­ca­ba cuenta con un equi­po es­tre­cho de co­la­bo­ra­do­res. En Fe­rraz, la vicesecretaria del par­ti­do, Ele­na Va­len­ciano, y el se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción, Ós­car Ló­pez, son su mano de­re­cha a la ho­ra de plan­tar ca­ra fue­ra, Va­len­ciano, y den­tro, Ló­pez. Ellos son, jun­to a Go­yo Mar­tí­nez, su je­fe de ga­bi­ne­te, el en­torno de más con­fian­za del líder. En el Con­gre­so, la dipu­tada va­lli­so­le­ta­na So­ra­ya Ro­drí­guez ha to­ma­do el re­le­vo de Jo­sé An­to­nio Alon­so, y es la que asu­me el li­de­raz­go del gru­po don­de más se pue­de ver la dis­per­sión y desunión del PSOE. Su ta­rea, ade­más de com­pac­tar­lo, es sim­bo­li­zar esa opo­si­ción du­ra, fren­te al PSOE más pac­tis­ta, que se no­ta­rá so­bre to­do a par­tir del ve­rano y que ejer­ce­rá Al­fre­do Pé­rez Ru­bal­ca­ba. Na­da de pac­tos de Es­ta­do, le ofre­ce­rá pac­tos con­cre­tos, pa­ra ha­cer que el pre­si­den­te se mo­je.

El tra­di­cio­nal po­li ma­lo, po­li bueno, pe­ro en po­lí­ti­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.