La vi­da nos po­ne los mis­mos obs­tácu­los una y otra vez has­ta que apren­de­mos a su­pe­rar­los

Tiempo - - SOCIEDAD -

La ca­sa de Jai­ro te­nía una de­co­ra­ción prác­ti­ca, mue­bles de di­se­ño mo­der­nos, co­lo­res fríos. La ca­sa de al­guien que ape­nas ha­bi­ta en ella. Abrí su me­si­lla de no­che. Me lla­ma­ron la aten­ción dos co­sas. Una fo­to­gra­fía de una per­so­na ma­yor, muy se­re­na. Pue­de que fue­ra su ma­dre, qui­zá una her­ma­na. La otra era un li­bro. No da­ba cré­di­to a lo que veía. Y no me re­fie­ro al li­bro, un ob­je­to ca­da vez más es­ca­so, sino a su con­te­ni­do. El tí­tu­lo era: Eya­cu­la­ción pre­coz. Ma­nual de diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­to (Edi­to­rial Fun­da­men­tos). Es­ta­llé en car­ca­ja­das.

Mien­tras me ves­tía, no po­día de­jar de son­reír. De re­pen­te, ya no me sen­tía tan mal. Ha­bía des­cu­bier­to el ta­lón de Aqui­les de Jai­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.