Preo­cu­pa­ción quí­mi­ca

Cien­tí­fi­cos de to­do el mun­do aler­tan a la po­bla­ción so­bre el ex­ce­so de sus­tan­cias quí­mi­cas en con­tac­to con nues­tro or­ga­nis­mo y en el me­dio am­bien­te.

Tiempo - - MEDIO AMBIENTE - POR LU­CÍA REY

hoy en día, los agen­tes quí­mi­cos es­tán por to­das par­tes. En la co­mi­da, en los pro­duc­tos de lim­pie­za, en los pro­duc­tos de aseo per­so­nal, en los en­va­ses de plás­ti­cos, etc. Por es­ta ra­zón, y an­te la des­con­tro­la­da can­ti­dad de nue­vos pro­duc­tos y tec­no­lo­gías, cien­tí­fi­cos de to­do el mun­do han que­ri­do aler­tar del ex­ce­so de sus­tan­cias quí­mi­cas en con­tac­to con nues­tros or­ga­nis­mos y en el me­dio am­bien­te. A tra­vés del Con­gre­so In­ter­na­cio­nal de Ries­gos pa­ra la Sa­lud Pú­bli­ca y el Me­dio Am­bien­te, or­ga­ni­za­do por la Red Eu­ro­pea de Cien­tí­fi­cos por la Res­pon­sa­bi­li­dad So­cial y Am­bien­tal y la Agen­cia Eu­ro­pea del Me­dio Am­bien­te y la Fundación Vi­vo SANO/HDO, se ha he­cho un lla­ma­mien­to pa­ra ac­tuar, tan­to a ni­vel in­for­ma­ti­vo, co­mo a ni­vel le­gis­la­ti­vo, con­tra es­ta ac­tual pro­ble­má­ti­ca.

Del 16 al 18 de ma­yo, cien­tí­fi­cos y re­pre­sen­tan­tes de ins­ti­tu­cio­nes in­ter­na­cio­na­les re­la­cio­na­das con la sa­lud y el me­dio am­bien­te se han reuni­do en la Uni­ver­si­dad Po­li­téc­ni­ca de Ma­drid pa­ra dar la voz de alar­ma so­bre los per­jui­cios de las nue­vas tec­no­lo­gías y sus­tan­cias,

El Bisp­he­nol A, pre­sen­te en la ma­yo­ría de los plás­ti­cos, tie­ne efec­tos no­ci­vos en el sis­te­ma en­do­crino

in­clu­yen­do trans­gé­ni­cos, pes­ti­ci­das, na­no­tec­no­lo­gías y on­das elec­tro­mag­né­ti­cas, pre­sen­tes por to­das par­tes y que, en su opi­nión, tie­nen efec­tos no­ci­vos y des­co­no­ci­dos pa­ra la po­bla­ción.

Mi­llo­nes de sus­tan­cias.

Des­de el fin de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial el vo­lu­men de sus­tan­cias quí­mi­cas pro­du­ci­das al año en Eu­ro­pa ha pa­sa­do de ser de un mi­llón a cua­tro­cien­tos mi­llo­nes de to­ne­la­das. Ni­co­lás Olea, catedrático de la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na de la Uni­ver­si­dad de Gra­na­da, po­ne la voz de alar­ma en el Bisp­he­nol A, una sus­tan­cia es­tro­gé­ni­ca y un per­tur­ba­dor en­do­crino pre­sen­te de for­ma ha­bi­tual en los plás­ti­cos. Otro de los ejem­plos que los cien­tí­fi­cos pre­sen­tes en el con­gre­so han que­ri­do re­cal­car es el de los trans­gé­ni­cos y su im­pac­to en el me­dio am­bien­te. La zo­na del Río de la Pla­ta en Ar­gen­ti­na, en la que se lle­va cul­ti­van­do so­ja trans­gé­ni­ca des­de ha­ce más de 15 años, es­tá muy afec­ta­da. Tam­bién de­nun­cian una gra­ve con­ta­mi­na­ción por pes­ti­ci­das, ya que afec­tan a la bio­di­ver­si­dad y em­po­bre­cen los sue­los.

Se­gún Olea, de los 135.000 com­pues­tos quí­mi­cos que la Unión Eu­ro­pea tie­ne in­ven­ta­ria­dos, so­lo hay es­tu­dios to­xi­co­ló­gi­cos so­bre me­nos del 20% de ellos. Ade­más, so­lo hay es­tu­dios com­ple­tos pa­ra me­nos de 20 sus­tan­cias. Por otra par­te, es­te mis­mo cien­tí­fi­co tam­bién apro­ve­chó pa­ra re­cor­dar que los fac­to­res am­bien­ta­les son los res­pon­sa­bles del 90% de los cán­ce­res, aler­gias y pro­ble­mas de re­pro­duc­ción, en­tre otros.

Pa­ra Iri­na de la Flor, res­pon­sa­ble de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la De­fen­sa de la Sa­lud (HDO) y miem­bro del co­mi­té de or­ga­ni­za­ción del con­gre­so, es inad­mi­si­ble la fal­ta de con­trol le­gal so­bre es­tas sus­tan­cias tó­xi­cas y la fal­ta de aná­li­sis cien­tí­fi­cos so­bre sus efec­tos a lar­go pla­zo, pues­to que en mu­chas oca­sio­nes las con­se­cuen­cias so­lo apa­re­cen con el pa­so de los años. Ade­más, Eco­lo­gis­tas en Ac­ción exi­ge que se dé prio­ri­dad a es­tu­dios de la cien­cia in­de­pen­dien­te y no a los de la in­dus­tria, y que se apli­que el prin­ci­pio de pre­cau­ción.

Con­tro­ver­sia. Los cien­tí­fi­cos de­nun­cian que las sus­tan­cias quí­mi­cas pre­sen­tes en los pro­duc­tos de aseo pue­den ser no­ci­vas a lar­go pla­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.