Mu­ri­llo y su ami­go Jus­tino

Breve pe­ro de­li­cio­sa co­lec­ción de obras del pin­tor ins­pi­ra­das por el me­ce­nas De Neve.

Tiempo - - CULTURA -

jus­tino de neve y yébenes fue uno de los me­jo­res ami­gos, si no el me­jor, que Bar­to­lo­mé Es­te­ban Mu­ri­llo tu­vo en su vi­da. Hom­bre po­de­ro­so, fun­dó el hos­pi­tal de los Ve­ne­ra­bles de Se­vi­lla, el re­for­ma­dor de San­ta Ma­ría la Blan­ca (la se­vi­lla­na, no la to­le­da­na) y mu­chas co­sas más. La ex­po­si­ción del Pra­do reúne las obras que Mu­ri­llo y Neve ur­die­ron jun­tos, o que el po­de­ro­so en­car­gó al ar­tis­ta que ha­bía de nom­brar­le al­ba­cea de su testamento. Tam­bién es­tá, có­mo no, su re­tra­to, en el que Mu­ri­llo de­ja ver esa mi­ra­da mag­né­ti­ca de hom­bre de­ci­di­do y apa­sio­na­do que se arre­dra an­te muy po­cas co­sas. No lle­gan a vein­te cua­dros, sa­cros y pro­fa­nos, pe­ro es una de­li­cia pa­ra la vis­ta (va­rias de las obras han si­do res­tau­ra­das ex­pre­sa­men­te pa­ra es­ta mues­tra) y un no­ble elo­gio de la amis­tad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.