9 Un clan de cuen­to de ha­das

Tiempo - - ESPECIAL EUROCOPA 2012 - Por al­ber­to mar­tín-ara­gón

Don­de hay una fa­mi­lia reuni­da siem­pre pa­re­cen com­pa­re­cer los bue­nos sen­ti­mien­tos, la es­ta­bi­li­dad, la ar­mo­nía y todo ese cóc­tel de prin­ci­pios que tan­to en­ter­ne­ce a la gen­te de or­den. Al­gu­nas con­ven­cio­nes son así y no van a cam­biar de for­mu­la­ción fá­cil­men­te. En el fon­do, se nos pa­ga pa­ra que es­cri­ba­mos frases alen­ta­do­ras y pa­ra que no di­na­mi­te­mos los po­cos ci­mien­tos que sos­tie­nen nues­tra pi­rá­mi­de hu­ma­na. Pe­ro a na­die se le es­ca­pa que no hay fa­mi­lias com­ple­ta­men­te fe­li­ces. En el ca­so de la Ro­ja, sin em­bar­go, no hay más re­me­dio que ha­cer una ex­cep­ción. La se­lec­ción es­pa­ño­la se ha con­ver­ti­do en un enor­me clan don­de todo sa­le a pe­dir de bo­tas. Todo. Tres cam­peo­na­tos se­gui­dos. Ju­ga­do­res irre­pe­ti­bles. Hi­jos ru­bi­tos. No­vias ca­ñón. Fra­ter­ni­dad de bus y du­cha. Un se­lec­cio­na­dor-pa­triar­ca que nun­ca se en­co­le­ri­za. Y al­gu­nos su­plen­tes que, pe­se a no ju­gar un mi­nu­to de Eu­ro­co­pa, se con­du­cen co­mo los miem­bros más afor­tu­na­dos de la fa­mi­lia. ¿Es es­ta uni­dad re­sul­ta­do de los triun­fos o son los triun­fos la con­se­cuen­cia de ese her­ma­na­mien­to? Ni mez­clan­do fo­to­gra­mas de Mary Pop­pins con los pa­sa­jes más triun­fa­les de Eva­sión o vic­to­ria po­dría su­pe­rar­se la fe­liz emo­ti­vi­dad de es­ta ima­gen.

De Kiev a La Zar­zue­la. El rey Juan Car­los jun­to a sus nie­tas, Leo­nor y So­fía, jun­to al tro­feo lo­gra­do por la se­lec­ción es­pa­ño­la du­ran­te la re­cep­ción en el pa­la­cio de la Zar­zue­la.

49

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.