He­li­cóp­te­ros sin ley

Los dos si­nies­tros ca­si con­se­cu­ti­vos ocu­rri­dos en Valencia han pues­to de ma­ni­fies­to la al­ta siniestralidad y la fal­ta de re­gu­la­ción del sec­tor.

Tiempo - - ESPAÑA - POR MI­RIAM V. DE LA HE­RA

Jo­sé agus­tín n.g. era pi­lo­to de he­li­cóp­te­ro, te­nía 59 años y más de 4.000 ho­ras de vue­lo a sus es­pal­das. A pe­sar de su di­la­ta­da ex­pe­rien­cia, fa­lle­ció des­pués de que la ae­ro­na­ve que pi­lo­ta­ba se es­tre­lla­ra du­ran­te los tra­ba­jos de ex­tin­ción del in­cen­dio de Cor­te del Pa­llás, Valencia. So­lo me­dia ho­ra des­pués se ac­ci­den­ta­ba un se­gun­do apa­ra­to que par­ti­ci­pa­ba en el mis­mo ope­ra­ti­vo, aun­que es­ta vez sus dos ocu­pan­tes lo­gra­ban sal­var la vi­da. Son los úl­ti­mos ca­sos de una trá­gi­ca lis­ta que en 2011 su­mó, se­gún da­tos del Sin­di­ca­to Es­pa­ñol de Pi­lo­tos de Lí­neas Aé­reas (Se­pla), do­ce ac­ci­den­tes mor­ta­les que de­ja­ron vein­te fa­lle­ci­dos y ocho he­ri­dos gra­ves.

Las ci­fras su­po­nen una siniestralidad anual del 0,7%, que equi­val­dría a que al año mu­rie­ran más de 300 po­li­cías na­cio­na­les en ac­to de ser­vi­cio, y que si­túa a Es­pa­ña co­mo el país con ma­yor ta­sa de ac­ci­den­tes de he­li­cóp­te­ro de Eu­ro­pa. To­das las fuen­tes con­sul­ta­das coin­ci­den en que una oro­gra­fía tan mon­ta­ño­sa co­mo la es­pa­ño­la in­flu­ye en el abul­ta­do da­to: “No se pue­de com­pa­rar el trans­por­te co­mer­cial que se ha­ce en Ale­ma­nia o Bél­gi­ca con los vue­los en si­tua­ción de emer­gen­cia, que son los más ha­bi­tua­les en Es­pa­ña”, ex­pli­ca Dá­ma­so Cas­te­jón, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de AECA & He­li­cóp­te­ros, la pa­tro­nal del sec­tor.

Real de­cre­to.

Pe­ro hay más ra­zo­nes. Los pi­lo­tos denuncian múl­ti­ples irre­gu­la­ri­da­des en lo que a normativa y se­gu­ri­dad se re­fie­re. Se­gún un por­ta­voz del Co­le­gio Ofi­cial de Pi­lo­tos de Avia­ción Co­mer­cial (Co­pac), la Agen­cia Eu­ro­pea de Se­gu­ri­dad Aé­rea, que re­gu­la la se­gu­ri­dad del trá­fi­co aé­reo co­mer­cial, con­si­de­ra es­tas ope­ra­cio­nes “cues­tio­nes de Es­ta­do”, y, por tan­to, fue­ra de sus com­pe­ten­cias. Sin em­bar­go, pe­se a que la Agen­cia Es­pa­ño­la de Se­gu­ri­dad Aé­rea (AESA) lle­va tiem­po pro­me­tien­do un real de­cre­to que re­gu­le el tra­ba­jo de los he­li­cóp­te­ros, e in­clu­so se com­pro­me­tió a apro­bar­lo an­tes del ini­cio de la cam­pa­ña de in­cen­dios, to­da­vía no lo ha he­cho. La AESA, or­ga­nis­mo de­pen­dien­te del Mi­nis­te­rio de Fo­men­to, acha- ca es­te re­tra­so a que el do­cu­men­to es­tá pen­dien­te de re­ci­bir las apor­ta­cio­nes de la pa­tro­nal y del Co­le­gio de Pi­lo­tos.

Los pi­lo­tos ase­gu­ran, sin em­bar­go, que es­te re­tra­so be­ne­fi­cia a las em­pre­sas ope­ra­do­ras, que apli­can “una in­ter­pre­ta­ción la­xa” de las nor­mas. Se­gún Ál­va­ro Gam­mic­chia, por­ta­voz del Se­pla, en al­gu­nos ca­sos se con­ta­bi­li­za un “nú­me­ro de ho­ras de vue­lo irreal”, al con­tar co­mo tiem­po de vue­lo des­de el mo­men­to en que el he­li­cóp­te­ro se le­van­ta del sue­lo has­ta que vuel­ve a to­car tie­rra, y no des­de que se em­pie­zan a mo­ver las hé­li­ces has­ta que se pa­ran, tal co­mo es­ta­ble­ce la normativa. “Su­po­ne una di­fe­ren­cia de pocos mi­nu­tos por tra­yec­to, que en su con­jun­to ha­ce que las jor­na­das de los pi­lo­tos se alar­guen y que se am­plíen los in­ter­va­los de man­te­ni­mien­to, es­ta­ble­ci­dos en fun­ción de las ho­ras de vue­lo”, ex­pli­ca. Tam­po­co exis­te una normativa que re­gu­le las la­bo­res de coor­di­na­ción du­ran­te las ope­ra­cio­nes de emer­gen­cia, en las que se da una gran con­cen­tra­ción de me­dios aé­reos. Se­gún el Co­pac, “mu­chas ve­ces es un agen­te fo­res­tal sin co­no­ci­mien­tos de ae­ro­náu­ti­ca” el en­car­ga­do de coor­di­nar los tra­ba­jos aé­reos y te­rres­tres.

El ac­tual con­ve­nio co­lec­ti­vo es­ta­ble­ce pa­ra los pi­lo­tos de he­li­cóp­te­ro una jor­na­da má­xi­ma de 2.000 ho­ras anua­les. Si bien fuen­tes de la pa­tro­nal lo con­si­de­ran “ho­mo­lo­ga­ble al res­to de Eu­ro­pa”, las aso­cia­cio­nes de pi­lo­tos denuncian que es­tos es­tán obli­ga­dos a tra­ba­jar 12 ho­ras al día du­ran­te 44 días se­gui­dos en con­di- cio­nes que no siem­pre cum­plen los mí­ni­mos de se­gu­ri­dad; “ni de sa­lu­bri­dad”, pun­tua­li­za el por­ta­voz del Se­pla. Se­gún Gam­mic­chia, las 150 ba­ses aé­reas pa­ra la lu­cha con­tra in­cen­dios de Es­pa­ña son de­ma­sia­das pa­ra los es­ca­sos ins­pec­to­res de la AESA. Ade­más, fuen­tes del Co­pac denuncian que no siem­pre cuen­tan con me­cá­ni­cos con la ca­pa­ci­ta­ción ade­cua­da y que “so­lo cuan­do se en­te­ran de que va a ha­ber una ins­pec­ción man­dan al in­ge­nie­ro ca­pa­ci­ta­do”.

Un he­cho que tan­to la pa­tro­nal co­mo el Mi­nis­te­rio de Fo­men­to nie­gan. Re­co­no­cen la ne­ce­si­dad de ter­mi­nar con el va­cío le­gal exis­ten­te, pe­ro ase­gu­ran que los es­tric­tos con­tro­les de se­gu­ri­dad y man­te­ni­mien­to son equi­pa­ra­bles a los exi­gi­dos pa­ra los avio­nes co­mer­cia­les. Des­de la pa­tro­nal nie­gan ade­más las acu­sa­cio­nes de pre­ca­rie­dad en el em­pleo y re­cuer­dan que la prin­ci­pal cau­sa de siniestralidad es el error hu­mano y no los fa­llos me­cá­ni­cos. El año pa­sa­do las ope­ra­do­ras de he­li­cóp­te­ros in­vir­tie­ron más de 50 mi­llo­nes de eu­ros en me­jo­rar sus ser­vi­cios, sin em­bar­go, se­gún el Se­pla, un gran nú­me­ro de pi­lo­tos re­co­no­ce ha­ber su­fri­do un in­ci­den­te gra­ve du­ran­te el vue­lo. “So­lo una re­gu­la­ción efec­ti­va y vi­gi­lar que es­ta se cum­pla ser­vi­rá pa­ra re­du­cir el nú­me­ro de ac­ci­den­tes”, sen­ten­cian pa­tro­nal y sin­di­ca­tos.

Víc­ti­mas. Du­ran­te 2011 se pro­du­je­ron do­ce ac­ci­den­tes mor­ta­les que de­ja­ron vein­te fa­lle­ci­dos y ocho he­ri­dos gra­ves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.