UN PO­CO TAR­DE

Tiempo - - PORTADA -

El pre­si­den­te del Go­bierno, Ma­riano Ra­joy, al igual que le pa­só a su an­te­ce­sor en el car­go, Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro, se ha vis­to obli­ga­do a ir al Par­la­men­to a ab­di­car de par­te de sus prin­ci­pios po­lí­ti­cos y de sus pro­me­sas elec­to­ra­les pa­ra ga­ran­ti­zar la via­bi­li­dad de las cuen­tas pú­bli­cas. En am­bos ca­sos ha si­do la Unión Eu­ro­pea la que ha da­do el úl­ti­mo em­pu­jón pa­ra eli­mi­nar las re­ti­cen­cias. A Ro­drí­guez Za­pa­te­ro le ocu­rrió jus­to en mi­tad de una le­gis­la­tu­ra que lue­go no ter­mi­nó. A Ra­joy le ha lle­ga­do el turno muy al prin­ci­pio de su man­da­to, con lo que aún le que­da mu­cho tiem­po pa­ra re­cu­pe­rar una ima­gen de­te­rio­ra­da por los re­cor­tes y unos vo­tos que han hui­do por los in­cum­pli­mien­tos de las pro­me­sas elec­to­ra­les. Esa cir­cuns­tan­cia tan pro­pi­cia (aún no lle­va ni un año de man­da­to) es la que po­dría ha­ber jus­ti­fi­ca­do una rec­ti­fi­ca­ción ha­ce al­gu­nos me­ses. Eso opi­nan al me­nos los ana­lis­tas po­lí­ti­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.