EN­CON­TRAR­SE A SÍ MIS­MO

Tiempo - - TENDENCIAS -

En 2004 Santiago Fe­rra­da fue el se­gun­do na­da­dor es­pa­ñol (el pri­me­ro fue Da­vid Me­ca) en par­ti­ci­par en el cam­peo­na­to ar­gen­tino de aguas abier­tas. Fi­na­li­zó sép­ti­mo, en una prue­ba de 25 ki­ló­me­tros. Ade­más, co­mo triatle­ta, fue dos ve­ces sub­cam­peón de Es­pa­ña de acuatlón y cam­peón por equi­pos. Santiago Fe­rra­da, eje­cu­ti­vo de una fir­ma de ro­pa in­fan­til de lu­jo, es un aman­te de los re­tos de­por­ti­vos: de he­cho, se es­tá pre­pa­ran­do pa­ra el iron man de Em­brum que ten­drá lu­gar en los Al­pes el pró­xi­mo mes de agos­to. En el es­tre­cho de Gi­bral­tar tu­vo que aban­do­nar la tra­ve­sía cuan­do ha­bía re­co­rri­do unos diez ki­ló­me­tros, ape­nas dos ho­ras des­pués de ha­ber co­men­za­do. La tem­pe­ra­tu­ra del agua y fuer­tes co­rrien­tes le im­pi­die­ron con­ti­nuar y ca­si le lle­va­ron a una hi­po­ter­mia. ¿Qué lle­va a una per­so­na a ju­gar­se el fí­si­co en prue­bas tan ex­tre­mas co­mo és­ta? “Así me en­fren­to a mis mie­dos. Ade­más, cuan­do es­tás na­dan­do hay un mo­men­to de co­mu­nión en­tre cuer­po, men­te y al­ma. Es una for­ma de en­con­trar­me a mí mis­mo. No so­lo eso: des­de que anun­cié que que­ría in­ten­tar es­te re­to se ha ge­ne­ra­do una par­ti­cu­lar unión en­tre los que me ro­dean. Creen en lo que ha­go y la gen­te, hoy más que nun­ca, ne­ce­si­ta creer en al­go”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.