SI YO FUE­RA RI­CO...

Tiempo - - PORTADA -

La Pla­ta­for­ma So­bi­ra­nia i Jus­tí­cia tie­ne sus pro­pios nú­me­ros en cuan­to a via­bi­li­dad eco­nó­mi­ca se re­fie­re res­pec­to a la in­de­pen­den­cia de Ca­ta­lu­ña. Es­ta pla­ta­for­ma par­te de la ba­se de que exis­te un ex­po­lio fis­cal de Es­pa­ña ha­cia Ca­ta­lu­ña. Es de­cir, que hay 21.000 mi­llo­nes que Ca­ta­lu­ña pa­ga ca­da año en for­ma de im­pues­tos que no vuel­ven, sino que se des­ti­nan a otras co­mu­ni­da­des. Si es­te ex­po­lio no exis­tie­se, di­cen sus in­for­mes, po­dría ha­cer mu­chas co­sas: “Dar una pa­ga ex­tra de 1.000 eu­ros a to­dos los pen­sio­nis­tas [1.400 mi­llo­nes de eu­ros]; cons­truir un Eje trans­ver­sal fe­rro­via­rio [7.000]; con­tri­buir a los gas­tos de la Unión Eu­ro­pea [2.100]; crear un Ejér­ci­to pro­pio [1.300]; cons­truir un eje fe­rro­via­rio or­bi­tal [4.000]; des­do­blar el Eje Trans­ver­sal [700]; de­di­car 250 mi­llo­nes a la Ley de la De­pen­den­cia; y ha­cer una amor­ti­za­ción ex­tra­or­di­na­ria de la deu­da de 3.000 mi­llo­nes anua­les”. Y ad­vier­te que “es­ta lis­ta de ejem­plos su­ma 19.750 mi­llo­nes de eu­ros y no ago­ta la es­pec­ta­cu­lar di­fe­ren­cia anual de 21.000 mi­llo­nes a nues­tro fa­vor, que nos per­mi­ti­ría ha­cer, año tras año, las in­ver­sio­nes ne­ce­sa­rias, la amor­ti­za­ción pru­den­te de la deu­da pú­bli­ca de la Ge­ne­ra­li­tat ge­ne­ra­da has­ta aho­ra y la crea­ción de pro­gra­mas pa­ra fo­men­tar la cohe­sión so­cial, así co­mo aten­der los co­rres­pon­dien­tes gas­tos co­rrien­tes”.

Los in­for­mes aña­den, ade­más: “To­do lo que te­ne­mos es fru­to de nues­tro es­fuer­zo. No dis­po­ne­mos de re­cur­sos na­tu­ra­les re­le­van­tes ni tam­po­co es­tra­té­gi­cos. In­clu­so es­ta­mos den­tro de un Es­ta­do que nos ha me­nos­pre­cia­do y que no nos ha do­ta­do de los me­dios in­fra­es­truc­tu­ra­les que nues­tra eco­no­mía ne­ce­si­ta, nos he­mos es­pa­bi­la­do y he­mos con­se­gui­do con­ver­tir­nos en una po­ten­cia in­dus­trial con­si­de­ra­ble. Y no so­lo in­dus­trial, sino tam­bién co­mer­cial, sa­ni­ta­ria y tu­rís­ti­ca”.

El PP cree que ha­bría un “em­po­bre­ci­mien­to enor­me” de Ca­ta­lu­ña en el pla­zo de unos años

y la pró­xi­ma en­tre­vis­ta en­tre Ma­riano Ra­joy y Ar­tur Mas, el día 20, pa­ra ha­blar del pac­to fis­cal.

Lo cier­to es que el in­de­pen­den­tis­mo ca­ta­lán se ha des­acom­ple­ja­do en los úl­ti­mos tiem­pos. Di­ver­sas pla­ta­for­mas y en­ti­da­des re­cla­man di­rec­ta­men­te la rup­tu­ra con Es­pa­ña y en el Par­la­men­to au­to­nó­mi­co hay dos par­ti­dos que se pro­cla­man abier­ta­men­te in­de­pen­den­tis­tas: Es­que­rra Re­pu­bli­ca­na de Ca­ta­lun­ya (ERC) y So­li­da­ri­tat Ca­ta­la­na per la In­de­pen­dèn­cia (SI). Ade­más, el le­ma de la gran ma­ni­fes­ta­ción del 11 de sep­tiem­bre de es­te año (pa­ra la que se han con­tra­ta­do al­re­de­dor de 500 au­to­ca­res pa­ra lle­var ma­ni­fes­tan­tes a Bar­ce­lo­na) se­rá la re­cla­ma­ción di­rec­ta de que Ca­ta­lu­ña sea un Es­ta­do in­de­pen­dien­te den­tro de la UE. Pe­ro, ¿có­mo se­ría real­men­te una Ca­ta­lu­ña in­de­pen­dien­te?

Via­bi­li­dad del nue­vo país.

Pa­ra em­pe­zar, se­ría una re­pú­bli­ca par­la­men­ta­ria. Le­jos que­dan los tiem­pos en los que Jor­di Pu­jol res­pe­ta­ba la fi­gu­ra del rey Juan Car­los y ha­bla­ba de una Ca­ta­lu­ña in­de­pen­dien­te con el mo­nar­ca co­mo je­fe del Es­ta­do, a se­me­jan­za de los paí­ses de la Com­mon­wealth, y siem­pre y cuan­do se di­ri­gie­ran a él en ca­li­dad de con­de de Bar­ce­lo­na y no co­mo rey de Es­pa­ña. Sin em­bar­go, es­ta hi­pó­te­sis nun­ca ha lle­ga­do a cua­jar y to­dos los par­ti­dos na­cio­na­lis­tas ca­ta­la­nes se de­can­tan por la fór­mu­la re­pu­bli­ca­na.

Más allá del debate en­tre mo­nar­quía o re­pú­bli­ca, el quid de la cues­tión se cen­tra en sa­ber si una Ca­ta­lu­ña des­ga­ja­da de Es­pa­ña po­dría te­ner ca­bi­da en la Unión Eu­ro­pea, ya sea fi­nan­cie­ra o ins­ti­tu­cio­nal­men­te. Ló­gi­ca­men­te, pa­ra los in­de­pen­den­tis­tas, sí. Pa­ra sus ri­va­les, no. “¿Es via­ble una Fin­lan­dia den­tro de la UE? ¿O una Ir­lan­da? ¿O una Aus­tria? ¿O una Di­na­mar­ca? ¿O una Hun­gría? ¿O una Sui­za? Si ellas pue­den exis­tir, no­so­tros tam­bién. O, si no, que me di­gan las ra­zo­nes, por­que al­gu­nos de es­tos Es­ta­dos son in­clu­so más pe­que­ños que Ca­ta­lu­ña. Y ya no ha­bla­mos de Lu­xem­bur­go u otros si­mi­la­res”, afir­ma a Tiem­po con ro­tun­di­dad Al­fons Ló­pez Te­na, dipu­tado de SI y ex vo­cal del Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial (CGPJ).

En es­te sen­ti­do, los nú­me­ros can­tan: Ca­ta­lu­ña tie­ne un PIB de 210.000 mi­llo­nes de eu­ros, con 32.000 ki­ló­me­tros cua­dra­dos y 7,2 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes. Di­na­mar­ca, por ejem­plo, tie­ne 43.000 ki­ló­me­tros cua­dra­dos, una po­bla­ción de 5,5 mi­llo­nes y un PIB de 206.000 mi­llo­nes de eu­ros. Y Es­lo­va­quia, con 49.000 ki­ló­me­tros cua­dra­dos, tie­ne tam­bién 5,5 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes y so­lo 115.000 mi­llo­nes de PIB.

Des­de el PP, sin em­bar­go, se ase­gu­ra que “con la in­de­pen­den­cia de Ca­ta­lu­ña se teo­ri­za des­de la más pu­ra poe­sía sin te­ner en cuen­ta si­tua­cio­nes ob­je­ti­vas y reales”, se­gún ad­vier­te un miem­bro de la cú­pu­la del par­ti­do. Por ejem­plo, la

Pre­sen­te y pa­sa­do. Ar­tur Mas (iz­quier­da) ha pro­fun­di­za­do el idea­rio in­de­pen­den­tis­ta de Jor­di Pu­jol (de­re­cha) des­de que lle­gó al po­der.

Ae­ro­puer­to de El Prat

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.