Sier­vos y ciu­da­da­nos

Tiempo - - CULTURA -

Con­ta­ba ha­ce po­co un buen y sa­bio ami­go que hay dos ti­pos de men­ta­li­da­des con­tra­pues­tas: la de los sier­vos y la de los ciu­da­da­nos. El ciu­da­dano es el que se en­fa­da cuan­do al­guien en­su­cia la ace­ra, por­que es su­ya en tan­to que es de to­dos. El sier­vo es el que vo­ta una y otra vez a quie­nes se ha de­mos­tra­do per­fec­ta­men­te que son unos la­dro­nes, por­que sa­be bien que si él es­tu­vie­se en su lu­gar ro­ba­ría to­da­vía más. No hay na­da más in­dig­nan­te que oír có­mo un ti­po lla­ma co­rrup­tos a los dipu­tados mien­tras pre­su­me de en­ga­ñar a Ha­cien­da o de tram­pear con el IVA, por­que “an­tes de que lo ro­ben esos, me lo que­do yo”. Mi­re ca­da cual pa­ra sí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.