Por qué ar­den los bos­ques

2012 se ha con­ver­ti­do en el peor año de la dé­ca­da en cuan­to a in­cen­dios fo­res­ta­les. Ya van 150.000 hec­tá­reas afec­ta­das.

Tiempo - - MEDIO AMBIENTE - POR LUCÍA REY

valencia, za­ra­go­za, Ma­drid o Ge­ro­na for­man par­te de una lar­ga lis­ta de co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas afec­ta­das por los in­cen­dios es­te ve­rano. Es­te 2012 se ha con­ver­ti­do en el peor año de la dé­ca­da en su­per­fi­cie fo­res­tal cal­ci­na­da. Los da­tos ofre­ci­dos por el Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Ali­men­ta­ción y Me­dio Am­bien­te (Magrama) ha­blan ya de cer­ca de 150.000 hec­tá­reas que­ma­das, una ci­fra muy su­pe­rior a la me­dia de los úl­ti­mos diez años, si­tua­da en 87.552 hec­tá­reas.

Las ci­fras de los Gran­des In­cen­dios Fo­res­ta­les (GIF), aque­llos que su­pe­ran las 500 hec­tá­reas, tam­bién son es­can­da­lo­sas. En lo que va de año se han pro­du­ci­do 29, mien­tras que la me­dia era de 21 y en los dos úl­ti­mos años no ha­bían si­do más de seis. La pre­gun­ta es, ¿qué es­tá pa­san­do es­te año? Al­gu­nos par­ti­dos po­lí­ti­cos apun­tan a los úl­ti­mos re­cor­tes en ma­te­ria de me­dio am­bien­te. Otros, co­mo las or­ga­ni­za­cio­nes eco­lo­gis­tas, se de­can­tan por un pro­ble­ma es­truc­tu­ral en la for­ma de ges­tio­nar los bos­ques, mien­tras que pa­ra al­gu­nos la cla­ve es­tá en las tem­pe­ra­tu­ras tan al­tas y se­cas de es­te ve­rano.

En lo que va de año se han pro­du­ci­do 29 gran­des in­cen­dios, mien­tras que la me­dia era de 21

Se­gún Ma­ría Me­le­ro, del Pro­gra­ma de Bos­ques de World Wi­de Fund for Na­tu­re (WWF), “lo que es­tá ocu­rrien­do es­te año es con­se­cuen­cia de las po­lí­ti­cas fo­res­ta­les que se han lle­va­do a ca­bo a lo lar­go de las tres úl­ti­mas dé­ca­das”. Se re­fie­re a que so­lo el 13% de los mon­tes es­pa­ño­les cuen­ta con pla­nes de ges­tión fo­res­tal (pro­tec­ción, pla­ni­fi­ca­ción y ex­plo­ta­ción de los bos­ques), pe­se a que es el ter­cer país de la Unión Eu­ro­pea en cuan­to a su­per­fi­cie ar­bo­la­da. Ade­más, el 60% de los si­nies­tros pro­du­ci­dos ha afec­ta­do a im­por­tan­tes es­pa­cios pro­te­gi­dos que ca­re­cen de di­chos pla­nes. “Es ne­ce­sa­rio re­ver­tir es­ta si­tua­ción, desa­rro­llan­do he­rra­mien­tas de ges­tión y fo­men­tan­do los pro­duc­tos fo­res­ta­les en los mer­ca­dos de ma­de­ra, cor­cho, re­si­na...”, de­cla­ra Juan Car­los del Ol­mo, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de WWF Es­pa­ña.

El pa­pel de los re­cor­tes.

Me­le­ro afir­ma que los úl­ti­mos re­cor­tes no son el fac­tor prin­ci­pal cau­san­te de los in­cen­dios. “Los GIF cons­ti­tu­yen un 0,2% de to­dos los in­cen­dios que ocu­rren en el año, por lo que los me­dios de ex­tin­ción son muy efi­ca­ces a la ho­ra de con­tro­lar­los. Las in­ver­sio­nes han he­cho po­si­ble que los me­dios con los que con­ta­mos sean nu­me­ro­sos y efi­ca­ces”, ex­pli­ca.

Sin em­bar­go, tras el in­cen­dio de Ro­ble­do de Cha­ve­la en Ma­drid de ha­ce una se­ma­na, la coor­di­na­do­ra del área de Po­lí­ti­ca Te­rri­to­rial, Ur­ba­nis­mo y Sos­te­ni- bi­li­dad de Iz­quier­da Uni­da-Co­mu­ni­dad de Ma­drid, Car­men Vi­lla­res, sos­tu­vo en un co­mu­ni­ca­do que los re­cor­tes del Go­bierno re­gio­nal en ma­te­ria de pro­tec­ción y man­te­ni­mien­to ha­bían con­tri­bui­do a la ex­ten­sión del in­cen­dio. Las pa­la­bras de Vi­lla­res van más en­ca­mi­na­das a re­cla­mar una de­bi­da po­lí­ti­ca de pro­tec­ción, pe­ro otro co­lec­ti­vo, el de los bom­be­ros de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, es­tá en pie de gue­rra por­que de­nun­cia una fal­ta de me­dios sin pre­ce­den­tes. Un miem­bro de es­te cuer­po con­sul­ta­do por Tiem­po afir­ma que tie­nen me­nos efec­ti­vos de los que ten­dría que ha­ber y ca­li­fi­ca el úl­ti­mo in­cen­dio de la re­gión co­mo un “caos”. De mo­men­to, Es­pa­ña si­gue ar­dien­do.

Desas­tre. Po­lí­ti­ca fo­res­tal, re­cor­tes y cli­ma­to­lo­gía. To­do in­flu­ye en un in­cen­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.