CAR­TA DE LA SE­MA­NA

Tiempo - - EL BUZÓN -

co­mo la gran ma­yo­ría de ciu­da­da­nos en Ca­ta­lu­ña, me sien­to tan ca­ta­la­na co­mo es­pa­ño­la con nor­ma­li­dad y na­tu­ra­li­dad. No quie­ro ni rup­tu­ras ni en­fren­ta­mien­tos con el res­to de Es­pa­ña ni aven­tu­ras a no se sa­be dón­de. Y me pro­du­ce ra­bia ver có­mo des­de ha­ce años el Go­bierno ca­ta­lán de­di­ca di­ne­ro y ener­gías a ese ex­pe­ri­men­to de in­ge­nie­ría so­cial que es fo­men­tar el in­de­pen­den­tis­mo en­tre una so­cie­dad que ma­yo­ri­ta­ria­men­te no lo so­mos. Ahí es­tán las mul­ti­mi­llo­na­rias sub­ven­cio­nes a aso­cia­cio­nes ra­di­ca­les in­de­pen­den­tis­tas, el apo­yo a sus ma­ni­fes­ta­cio­nes o la con­ver­sión de TV3 en una ma­qui­na­ria de con­ti­nua pro­pa­gan­da y ren­cor con­tra Es­pa­ña.

Que na­die se en­ga­ñe: el in­de­pen­den­tis­mo en Ca­ta­lu­ña no es nin­gún mo­vi­mien­to ciu­da­dano es­pon­tá­neo. Es­tá muy bien ali­men­ta­do, con­tro­la­do, sub­ven­cio­na­do y di­ri­gi­do pa­ra su pro­ve­cho po­lí­ti­co des­de arri­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.