Ca­rre­ra au­to­nó­mi­ca

Tiempo - - PORTADA -

em­pre­sa­rio del sec­tor, “el mun­do es un ta­pe­te ver­de” y aho­ra era pre­vi­si­ble que se pen­sa­ra en la ter­ce­ra pa­ta de la clo­na­ción de es­tos ca­si­nos con un des­tino con vo­ca­ción internacional en Eu­ro­pa. ¿Por qué Es­pa­ña? En el sec­tor del jue­go ex­pli­can que las em­pre­sas nor­te­ame­ri­ca­nas se han fi­ja­do en que al­gu­nas de­ci­sio­nes que les afec­tan es­tán en ma­nos de los go­bier­nos regionales, que son más pro­cli­ves a los cam­bios en las nor­mas. Es­te fe­nó­meno que­dó cla­ro con los an­te­rio­res in­ten­tos de uti­li­zar Es­pa­ña co­mo la ubi­ca­ción de gran­des ca­si­nos pa­ra atraer a ju­ga­do­res de los paí­ses de la zo­na, pa­ra los que Las Ve­gas se en­cuen­tra de­ma­sia­do le­jos, a 22 ho­ras de vue­lo. Cuan­do se en­con­tra­ban en sus pri­me­ros pa­sos los pro­yec­tos del ca­sino Grand Scala en Los Mo­ne­gros o el de Ha­rrah’s, la pro­yec­ta­da se­de en Cas­ti­lla-La Man­cha de los due­ños del mí­ti­co ca­sino Cae­sar’s Pa­la­ce de Las Ve­gas, los go­bier­nos au­to­nó­mi­cos em­pe­za­ron a usar co­mo an­zue­lo pa­ra la ubi­ca­ción de em­pre­sas del sec­tor una re­ba­ja de la ta­sa so­bre el jue­go, un tri­bu­to de su com­pe­ten­cia, que pa­sa­ría La pre­si­den­ta de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, Es­pe­ran­za Agui­rre, de­lan­te del al­cal­de de Al­cor­cón, Da­vid Pé­rez, con el que ha lle­va­do los ca­si­nos a Ma­drid. A la de­re­cha, el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat ca­ta­la­na, Ar­tur Mas, jun­to al pre­si­den­te de La Cai­xa, Isi­dre Fai­né, sa­lu­da al em­pre­sa­rio En­ri­que Ba­ñue­los. Am­bos li­de­ran el pro­yec­to de par­ques te­má­ti­cos Bar­ce­lo­na World. del 60% al 10%. En Ma­drid se en­cuen­tra has­ta aho­ra en el 45% pa­ra in­gre­sos bru­tos por en­ci­ma de cin­co mi­llo­nes de eu­ros. El Plan Eco­nó­mi­co Fi­nan­cie­ro de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid pa­ra es­te año apo­ya el cam­bio nor­ma­ti­vo pa­ra de­jar fu­mar en los ca­si­nos por­que las can­ti­da­des ju­ga­das en 2011 han des­cen­di­do un 21% y, por lo tan­to, la re­cau­da­ción de la ta­sa so­bre el jue­go tam­bién ha caí­do.

Otro as­pec­to a te­ner en cuen­ta es la ver­tien­te de ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio aso­cia­do a es­tos pro­yec­tos. Así apa­re­ce cla­ra­men­te en los ma­cro­pro­yec­tos de ca­si­nos pre­sen­ta­dos en los úl­ti­mos años. Tam­bién hay que re­cor­dar que los par­ques te­má­ti­cos con pro­ble­mas, co­mo Te­rra Mí­ti­ca, han ter­mi­na­do con una re­ca­li­fi­ca­ción de par­te de sus te­rre­nos pa­ra po­der cons­truir pi­sos. El pro­yec­to pre­sen­ta­do por el mag­na­te es­ta­dou­ni­den­se pa­ra Es­pa­ña pre­vé que un 30% del te­rreno se des­ti­ne a ca­si­nos y ho­te­les, pe­ro un 70% po­drá ir a otros desa­rro­llos co­mo los re­si­den­cia­les. Los pi­sos, en de­fi­ni­ti­va. De nue­vo, co­mo en la bur­bu­ja inmobiliaria que se pro­du­jo en Es­pa­ña has­ta el año 2008, se re­pi­te el mo­de­lo de un gran pro­yec­to in­mo­bi­lia­rio. Los socialistas se­ña­lan que la in­ver­sión pro­me­ti­da es muy in­fe­rior a la pre­vis­ta en el pla­nea­mien­to ur­ba­nís­ti­co de es­ta zo­na. Qui­zá por eso aho­ra los res­pon­sa­bles de Las Ve­gas Sands sub­ra­ya­ron en el anun­cio de su elec­ción de Ma­drid que so­lo pon­drán re­cur­sos pa­ra el 25% del pro­yec­to. Los socialistas, en la opo­si­ción, sos­tie­nen tam­bién que el pro­yec­to (y aho­ra tam­bién la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ma­drid) obli­ga a una mo­di­fi­ca­ción del

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.