DE EU­RO­DIS­NEY A TE­RRA MÍ­TI­CA

Tiempo - - PORTADA -

La fie­bre de los par­ques te­má­ti­cos tu­vo su hi­to con el in­ten­to pa­ra que Eu­ro­dis­ney se ubi­ca­ra en Es­pa­ña. Fi­nal­men­te Pa­rís se lle­vó la pal­ma. Pe­ro el fra­ca­so pro­vo­có una re­sa­ca que se tra­du­jo en la ins­ta­la­ción de va­rios par­ques te­má­ti­cos que in­ten­ta­ban re­me­dar­lo. Des­de uno re­la­cio­na­do con un es­tu­dio de ci­ne, co­mo Par­que War­ner, a pro­yec­tos más lo­ca­les co­mo Te­rra Mí­ti­ca (en la fo­to).

Los prin­ci­pa­les par­ques te­má­ti­cos que exis­ten hoy, co­mo son Port Aven­tu­ra (cons­trui­do por Uni­ver­sal Stu­dios), Is­la Má­gi­ca, Te­rra Mí­ti­ca y War­ner, han vi­vi­do, sal­vo el pri­me­ro, mo­men­tos eco­nó­mi­cos de­li­ca­dos.

Te­rra Mí­ti­ca, por ejem­plo, ha su­fri­do pér­di­das y las pre­vi- sio­nes de vi­si­tan­tes se en­cuen­tran por de­ba­jo de lo pre­vis­to. Pa­ra sa­lir del apu­ro se in­ten­tó re­ca­li­fi­car par­te de sus te­rre­nos pa­ra cons­truir vi­vien­das. Par­que War­ner ha en­ca­ja­do re­cien­te­men­te el cie­rre de la lí­nea de cer­ca­nías que lo co­nec­ta­ba con Ma­drid, de­bi­do al ba­jo nú­me­ro

Me­tro­va­ce­sa co­mu­ni­có a la Co­mi­sión Na­cio­nal del Mer­ca­do de Va­lo­res que no sa­bía na­da de los acuer­dos que po­dría ha­ber so­bre el pro­yec­to de Al­cor­cón, pe­ro re­co­no­ció pú­bli­ca­men­te a la agen­cia Reuters que es due­ña de 1,2 mi­llo­nes de me­tros cua­dra­dos en el Dis­tri­to Nor­te de es­ta ciu­dad, lo que dis­pa­ró su co­ti­za­ción en bol­sa.

Es lla­ma­ti­vo que dos de las ubi­ca­cio­nes que más se han ma­ne­ja­do pa­ra el ate­rri­za­je de Las Ve­gas Sands en Ma­drid, el dis­tri­to nor­te de Al­cor­cón y Val­de­ca­rros, en la ca­pi­tal, ha­yan te­ni­do pro­ble­mas le­ga­les. La apro­ba­ción del plan ur­ba­nís­ti­co de Val­de­ca­rros fue re­cha­za­da por el Tri­bu­nal Su­pre­mo y al­go si­mi­lar ha ocu­rri­do con el dis­tri­to nor­te de Al­cor­cón, ya que, po­co tiem­po des­pués de que Adel­son vi­si­ta­ra es­tos te­rre­nos, el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ma­drid ha da­do la ra­zón a Eco­lo­gis­tas en Ac­ción y ha echa­do atrás la re­ca­li­fi­ca­ción de los sue­los de rús­ti­cos a ur­ba­nos.

Si fi­nal­men­te el pro­yec­to de ca­si­nos en Ma­drid se le­van­ta­ra en Val­de­ca­rros, se­ría igual­men­te un ba­lón de oxí­geno pa­ra los pro­pie­ta­rios de esos sue­los, atra­pa­dos en el pin­cha­zo de la bur­bu­ja inmobiliaria. En la Jun­ta de Com­pen­sa­ción de es­te desa­rro­llo ur­ba­nís­ti­co, don­de se sien­tan los re­pre­sen­tan­tes de las más im­por­tan­tes de via­je­ros que usa­ban es­ta in­fra­es­truc­tu­ra.

Is­la Má­gi­ca, que se ubi­ca en los te­rre­nos de la an­ti­gua Ex­po­si­ción Uni­ver­sal de Se­vi­lla de 1992 ha su­fri­do tam­bién pér­di­das. A pe­sar de ello, la re­gión de Mur­cia anun­cia la inau­gu­ra­ción del par­que Pa­ra­mount en 2015, con una in­ver- sión de al­go más de mil mi­llo­nes de eu­ros.

Port Aven­tu­ra, en cu­yo en­torno se va a cons­truir el pro­yec­to de los seis nue­vos par­ques de Bar­ce­lo­na World, con­si­gue, a pe­sar de la cri­sis, eco­nó­mi­ca co­se­char be­ne­fi­cios, que se si­túan por en­ci­ma de los 12 mi­llo­nes de bol­sas de sue­lo, es­tán des­de Al­ta­mi­ra, la inmobiliaria del Santander, a Fe­rris Hills (en con­cur­so de acree­do­res), Pry­con­sa y otros gran­des pro­pie­ta­rios co­mo Ra­món Mén­dez de Vi­go y Fer­nán­dez de Cór­do­ba. Se tra­ta de un desa­rro­llo ur­ba­nís­ti­co pa­ra­li­za­do, que tie­ne co­mo ven­ta­ja que una par­te muy im­por­tan­te del sue­lo es pú­bli­co, por lo que Adel­son po­dría acor­dar más fá­cil­men­te con las au­to­ri­da­des ma­dri­le­ñas las con­di­cio­nes de su ins­ta­la­ción. En­tre sus de­bi­li­da­des des­ta­ca su cer­ca­nía con el ma­cro­ver­te­de­ro de Val­de­min­gó­mez.

Pues­tos de tra­ba­jo.

Uno de los asun­tos que le­van­ta dis­cor­dia es el del im­pac­to eco­nó­mi­co de pro­yec­tos co­mo el de Adel­son. Las Ve­gas Sands y la Co­mu­ni­dad de Ma­drid han ma­ne­ja­do gran­des ci­fras de crea­ción de em­pleo, unos 270.000 pues­tos de tra­ba­jo, unos da­tos al­go exa­ge­ra­dos, ya que se tra­ta­ría de mu­cho más del tra­ba­jo que da hoy el sec­tor de la hos­te­le­ría de Ma­drid, que ron­da los 180.000 y tam­bién cuan­do los em­pleos ge­ne­ra­dos por sus ca­si­nos en Ma­cao y Sin­ga­pur se cal­cu­lan en 30.000.

Los per­fi­les de los em­pre­sa­rios que li­de­ran los dos pro­yec­tos, Eu­ro­ve­gas y Bar­ce­lo­na World, son pa­re­jos en la con­tro­ver­sia que pro­vo­can. El pri­me­ro, Shel­don Adel­son, ha lle­ga­do a pro­ta­go­ni­zar un editorial de The New York Ti­mes en el que des­ta­ca que el em­pre­sa­rio que apo­ya con sus do­na­cio­nes eco­nó­mi­cas al can­di­da­to re­pu­bli­cano a la pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos, Mitt Rom­ney, no ad­mi­te sin­di­ca­tos en sus ca­si­nos y se in­ves­ti­ga si pa­gó so­bor­nos en Chi­na. Shel­don Adel­son tie­ne una for­tu­na de 24.900 mi­llo­nes de dó­la­res (19.000 mi­llo­nes de eu­ros) se­gún la cla­si­fi­ca­ción anual que rea­li­za la re­vis­ta es­ta­dou­ni­den­se For­bes, lo que lo co­lo­ca en el de­ci­mo­cuar­to lu­gar en el ranking de los más ri­cos del pla­ne­ta y el sép­ti­mo de Es­ta­dos Uni­dos. Adel­son ha vis­to cre­cer su for­tu­na en 21.000 mi­llo­nes en los úl­ti­mos tres años, por lo que no le ha si­do di­fí­cil do­nar, jun­to a su fa­mi­lia, 34 mi­llo­nes de dó­la­res (26 mi­llo­nes de eu­ros) a Rom­ney. Las ac­cio­nes de Las Ve­gas Sands se han re­va­lo­ri­za­do un 3.700% des­de sus mí­ni­mos his­tó­ri­cos. El apo­yo de Adel­son eu­ros anua­les. Los par­ques ci­ta­dos abrie­ron sus puer­tas en­tre 1995 y 2002, con lo que des­de ha­ce una dé­ca­da no se cons­tru­yen par­ques te­má­ti­cos en Es­pa­ña. Ade­más de es­tas ins­ta­la­cio­nes exis­ten dos par­ques de atrac­cio­nes tra­di­cio­na­les, el de Ma­drid y el Ti­bi­da­bo de Bar­ce­lo­na. El de Ma­drid per­te­ne­ce a la so­cie­dad Par­ques Reuni­dos, don­de se agru­pan otras ins­ta­la­cio­nes de ocio co­mo zoos o par­ques acuá­ti­cos. Ade­más, ha sa­li­do al ex­te­rior y hoy ges­tio­na cen­tros de ocio en on­ce paí­ses del mun­do.

Port Aven­tu­ra tie­ne 3,7 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes anua­les. El pro­yec­to de Eu­ro­ve­gas pre­vé 11 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes cuan­do es­té en mar­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.