El via­je sin re­torno de Mas

La de­ri­va so­be­ra­nis­ta en la que se ha me­ti­do el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat pa­sa por dos eta­pas. Pri­me­ro, la Ha­cien­da ca­ta­la­na. Des­pués, el Es­ta­do pro­pio. En Con­ver­gèn­cia i Unió di­cen sen­tir­se res­pal­da­dos por el pue­blo ca­ta­lán.

Tiempo - - ESPAÑA - POR AN­TO­NIO FER­NÁN­DEZ

El cla­mor in­de­pen­den­tis­ta que se evi­den­ció el 11 de sep­tiem­bre con la gran ma­ni­fes­ta­ción re­cla­man­do que Ca­ta­lu­ña sea un nue­vo Es­ta­do de la Unión Eu­ro­pea ha mar­ca­do un pun­to de in­fle­xión en las re­la­cio­nes en­tre es­ta co­mu­ni­dad y el res­to de Es­pa­ña. Los na­cio­na­lis­tas de Con­ver­gèn­cia i Unió (CiU) son aho­ra la pie­za cla­ve pa­ra de­fi­nir el fu­tu­ro po­lí­ti­co. El pro­pio pre­si­den­te ca­ta­lán apun­tó, el día des­pués de la gran mar­cha, que es­ta es el ini­cio de la gran “tran­si­ción na­cio­nal” que su par­ti­do li­de­ra­rá.

“Hay una co­sa cla­ra: la vo­lun­tad inequí­vo­ca del pue­blo ca­ta­lán es que es­te re­cla­ma el de­re­cho a de­ci­dir. Y no­so­tros lo ejer­ci­ta­re­mos sí o sí. Lo úni­co que hay que acor­dar aho­ra es si Ca­ta­lu­ña lo tie­ne que ha­cer uni­la­te­ral­men­te o se fir­ma al­gu­na es­pe­cie de pac­to con Es­pa­ña pa­ra aco­me­ter el pro­ce­so”, di­ce a Tiem­po Jo­sep Rull, se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción de Con­ver­gèn­cia De­mo­crà­ti­ca de Ca­ta­lun­ya (CDC).

¿Pro­ce­so? ¿Qué pro­ce­so? Pues sim­ple­men­te, co­mo di­cen en CiU, el con­se­guir es­truc­tu­ras de Es­ta­do pa­ra Ca­ta­lu­ña. El pri­mer pa­so es la for­ma­ción de una Ha­cien­da pro­pia. Y lue­go se irán aña­dien­do más es­truc­tu­ras. Por­que los na­cio­na­lis­tas con­si­de­ran que se ha ini­cia­do ya un ca­mino que no tie­ne re­torno. “Des­pués de la gran ma­ni­fes­ta­ción del 10 de ju­lio de 2010 pa­ra pro­tes­tar con­tra la sen­ten­cia

26

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.