Ma­les­tar cre­cien­te en las ca­lles

Tiempo - - ZOOM -

Los es­pa­ño­les es­tán vi­vien­do la cri­sis, o al me­nos es­ta par­te de la cri­sis, en la ca­lle. Des­pués de la con­tun­den­te Dia­da ca­ta­la­na, la más con­cu­rri­da de to­dos los tiem­pos con cien­tos de mi­les de per­so­nas en la ma­ni­fes­ta­ción, lle­gó la con­cen­tra­ción del 15-S en la ma­dri­le­ña pla­za de Co­lón, con­vo­ca­da por los sin­di­ca­tos con­tra la po­lí­ti­ca de re­cor­tes y pa­ra exi­gir me­di­das que fo­men­ten el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co. No fue tan con­cu­rri­da, pe­ro quie­nes di­cen que allí so­lo ha­bía “li­be­ra­dos sin­di­ca­les” ne­ce­si­tan una ur­gen­te vi­si­ta al ocu­lis­ta. Los ciu­da­da­nos es­tán más har­tos ca­da día que pa­sa y eso se no­tó el lu­nes 17 en Ma­drid y Bar­ce­lo­na: la huel­ga de trans­por­tes (tre­nes, me­tro y, en el ca­so ca­ta­lán, tam­bién au­to­bu­ses) co­lap­só las dos ciu­da­des y pro­vo­có en Ma­drid atas­cos de 120 ki­ló­me­tros. Pe­ro la ma­yo­ría de la gen­te, le­jos de in­dig­nar­se con los huel­guis­tas, les da­ba la ra­zón. Hay can­san­cio. Har­taz­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.