Edi­fi­cio El mi­ra­dor. San­chi­na­rro. Ma­drid

Tiempo - - CULTURA -

A pe­sar de ser la ban­de­ra del nue­vo San­chi­na­rro, ba­rrio re­si­den­cial del nor­te de Ma­drid, El mi­ra­dor, bau­ti­za­do co­mo To­rre Bin La­den por sus in­qui­li­nos de­bi­do al hue­co que po­see en su es­que­le­to, por el que ca­be un avión, cuen­ta con un iró­ni­co mé­ri­to: en abril fue in­clui­do por el dia­rio bri­tá­ni­co The Daily Te­le­graph en la lis­ta de los 21 edi­fi­cios más feos del mun­do. Atrac­ti­vo o ex­tra­va­gan­te, in­ten­to de re­no­va­ción más o me­nos ati­na­do, es­ta apues­ta por las nue­vas ti­po­lo­gías y la re­no­va­ción pro­yec­ta­da por el pre­mia­do es­tu­dio ho­lan­dés MVRDV y la ar­qui­tec­ta ma­dri­le­ña Blanca Lleó vino al mun­do en 2005 co­mo ejem­plo del di­na­mis­mo y la ca­li­dad del mer­ca­do de la vi­vien­da pro­te­gi­da ma­dri­le­ña, pe­ro en ape­nas dos años acu­mu­la­ba de­ce­nas de de­nun­cias de los ve­ci­nos por ave­rías, ma­los olo­res, pro­ble­mas de man­te­ni­mien­to y bo­te­llo­nes en la te­rra­za pú­bli­ca –sí, pú­bli­ca–. Y eso que la gran es­ca­le­ra me­cá­ni­ca es­ti­lo cen­tro co­mer­cial di­se­ña­da pa­ra unir el sue­lo con el mi­ra­dor nun­ca lle­gó a cons­truir­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.