To­rre de Valencia. Ma­drid

Tiempo - - VISIONES -

“Un ex­tra­or­di­na­rio edi­fi­cio ex­tra­or­di­na­ria­men­te mal si­tua­do”, así de­fi­ne el ar­qui­tec­to Santiago Fa­jar­do la To­rre de Valencia, so­brio ras­ca­cie­los de ta­lla mi­ni fir­ma­do por Javier Car­va­jal que, a pe­sar de sus vir­tu­des, rom­pe con su gris pre­sen­cia una de las me­jo­res vis­tas de Ma­drid: si uno con­tem­pla la Puer­ta de Al­ca­lá des­de la Gran Vía, a tra­vés de la fuen­te de La Ci­be­les, lo úni­co que ve es es­te gi­gan­te de 94 me­tros, el de­ci­mo­quin­to edi­fi­cio más al­to de la ca­pi­tal, cu­yas obras tu­vie­ron que ser pa­ra­li­za­das en va­rias oca­sio­nes has­ta 1973 de­bi­do a las su­ce­si­vas pro­tes­tas de ve­ci­nos y ur­ba­nis­tas. Pro­yec­ta­do ba­jo la al­cal­día de Arias Na­va­rro, se le­van­ta en la es­qui­na del par­que del Re­ti­ro y su exis­ten­cia co­rro­bo­ra uno de los re­fra­nes más ex­ten­di­dos en el mun­do de los fias­cos ar­qui­tec­tó­ni­cos: “Lo me­jor de un edi­fi­cio así es vi­vir en él y no te­ner que ver­lo”. Pocos edi­fi­cios es­tor­ban más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.