La Lo­ba de Fran­cia

Tiempo - - HISTORIAS DE LA HISTORIA -

Isa­bel era hi­ja del rey ga­lo Fe­li­pe el Her­mo­so (no con­fun­dir con el nues­tro, ma­ri­do de Jua­na la Lo­ca) y ha­bía he­re­da­do de su pa­dre tan­to la be­lle­za co­mo la per­ver­si­dad –Fe­li­pe fue quien ur­dió el pro­ce­so con­tra los tem­pla­rios pa­ra que­dar­se con sus bie­nes–. En la obra de Mar­lo­we, Eduardo la lla­ma “la pu­ta fran­ce­sa”. Mu­jer in­te­li­gen­te y de ca­rác­ter, en­ga­ñó a su ma­ri­do pa­ra ir­se a Fran­cia y tra­mar des­de allí su per­di­ción. Pa­ra con­se­guir un ejér­ci­to con el que de­rro­car a Eduardo, ne­go­ció el ma­tri­mo­nio de su hi­jo, el fu­tu­ro rey de In­gla­te­rra, con la hi­ja del con­de de He­nao, que le pro­por­cio­nó los mer­ce­na­rios. Lle­gó a te­ner un hi­jo de su aman­te, Mor­ti­mer, pe­ro lo per­dió, y aca­bó sus días de mon­ja cla­ri­sa, tras ca­si 30 años encerrada en el cas­ti­llo de He­re­ford.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.