La ca­tás­tro­fe del Prestige sal­pi­ca las elec­cio­nes ga­lle­gas del 21-O

El jui­cio más com­ple­jo en la his­to­ria de Ga­li­cia se ini­cia­rá el 16 de oc­tu­bre, cin­co días an­tes de los co­mi­cios a la Xun­ta y con los par­ti­dos en el tra­mo fi­nal de la cam­pa­ña.

Tiempo - - ESPAÑA - AN­TO­NIO RO­DRÍ­GUEZ aro­dri­guez.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

El PS­dG ad­vier­te de que no se han he­cho si­mu­la­cros de ac­ci­den­te des­de que Nú­ñez Feijóo lle­gó al po­der

La ca­tás­tro­fe del Prestige vol­ve­rá a sa­lir a la su­per­fi­cie en ple­na cam­pa­ña de las elec­cio­nes ga­lle­gas. Han pa­sa­do ca­si diez años del peor ac­ci­den­te me­dioam­bien­tal en la his­to­ria de Ga­li­cia y el ini­cio del jui­cio oral se ha fi­ja­do pa­ra el pró­xi­mo 16 de oc­tu­bre, cin­co días an­tes de que los ga­lle­gos eli­jan en las ur­nas al nue­vo pre­si­den­te de la Xun­ta. ¿Ca­sua­li­dad in­ten­cio­na­da o sín­to­ma de que el cha­pa­po­te es co­sa del pa­sa­do? El anun­cio de la aper­tu­ra del jui­cio en el re­cin­to fe­rial de La Co­ru­ña fue an­te­rior a la di­so­lu­ción de las Cortes ga­lle­gas por par­te de Al­ber­to Nú­ñez Feijóo, por lo que al aho­ra can­di­da­to del PP a la re­lec­ción pa­re­ció no im­por­tar­le que re­su­ci­tan las imá­ge­nes del pe­tro­le­ro par­ti­do en dos aquel ne­fas­to 19 de no­viem­bre de 2002 o las de las cos­tas lle­nas del fue­loil pe­ga­jo­so.

“No nos preo­cu­pa en ab­so­lu­to”, ase­ve­ra a Tiem­po Cel­so Delgado, coor­di­na­dor de los dipu­tados ga­lle­gos del PP en Ma­drid. “El jui­cio no se va a sus­tan­ciar en un día, se­rá de lar­go re­co­rri­do y no ten­drá nin­gún ti­po de in­fluen­cia en las elec­cio­nes”, aña­de. No creen lo mis­mo los socialistas del PS­dG y los na­cio­na­lis­tas del BNG. “Al Go­bierno de Ga­li­cia le in­co­mo­da es­te jui­cio. Los ac­tua­les con­se­je­ros de Pre­si­den­cia, Me­dio Am­bien­te y del Mar con Nú­ñez Feijóo eran di­rec­to­res ge­ne­ra­les en aquel mo­men­to den­tro del Go­bierno de Manuel Fra­ga”, re­cuer­da Car­men Ga­lle­go, ex­con­se­je­ra de Pes­ca y Asun­tos Ma­rí­ti­mos con Emi­lio Pé­rez Tou­ri­ño, y pa­ra quien es­te jui­cio tie­ne que ser­vir pa­ra “acla­rar” las res­pon­sa­bi­li­da­des de aquel su­ce­so.

“Hay una per­so­na impu­tada (el ex­di­rec­tor de la Ma­ri­na Mer­can­te, Jo­sé Luis Ló­pez Sors) del Go­bierno de Es­pa­ña, del que Ma­riano Ra­joy era vi­ce­pre­si­den­te, y creo que ac­tuó con mu­chos fa­llos en la ca­de­na de man­do”, afir­ma Ga­lle­go, quien opi­na que aque­lla ca­tás­tro­fe “se in­ten­tó ta­par” de la mis­ma for­ma que se ha­ce aho­ra, des­de Ma­drid, “con la ges­tión po­lí­ti­ca de la cri­sis eco­nó­mi­ca”.

La res­pon­sa­ble so­cia­lis­ta sub­ra­ya que “to­dos los años” apa­re­cen res­tos de fuel en las cos­tas ga­lle­gas, de ahí que Pa­chi Váz­quez se ha­ya com­pro­me­ti­do en su pro­gra­ma a po­ner más me­dios pa­ra la prevención de ac­ci­den­tes y la lu­cha con­tra la con­ta­mi­na­ción. “Des­de nues­tra sa­li­da de la Xun­ta no se han vuel­to a ha­cer si­mu­la­cros de ac­ci­den­tes, se ha ex­ter­na­li­za­do la ges­tión de los he­li­cóp­te­ros de vi­gi­lan­cia de la Xun­ta pa­ra el sal­va­men­to de vi­das hu­ma­nas y eso es muy preocu- pan­te”, se­ña­la Ga­lle­go a es­ta re­vis­ta. En la mis­ma lí­nea se ma­ni­fies­ta el can­di­da­to del BNG a las elec­cio­nes del 21-0, Fran­cis­co Jor­que­ra, pa­ra quien el jui­cio del Prestige “trae­rá el re­cuer­do de una ca­tás­tro­fe que des­ta­pó la in­com­pe­ten­cia, in­sen­si­bi­li­dad y ne­fas­ta ges­tión” de los po­pu­la­res en la cri­sis pos­te­rior al hun­di­mien­to del bar­co. “Hay más res­pon­sa­bles que de­be­rían de es­tar en el ban­qui­llo, pe­ro eso es una cues­tión que com­pe­te en ex­clu­si­va a la Jus­ti­cia”, con­clu­ye.

Cua­tro impu­tados.

La Xun­ta des­ti­na­rá fi­nal­men­te 1,4 mi­llo­nes de eu­ros a la or­ga­ni­za­ción de es­te jui­cio, el más com­ple­jo en la his­to­ria de Ga­li­cia, y lo ha­rá con car­go a la par­ti­da pre­su­pues­ta­ria de “im­pre­vis­tos”, se­gún el con­se­llei­ro de Pre­si­den­cia, Al­fon­so Rue­da, ya que cuan­do se apro­ba­ron las cuen­tas a fi­na­les del año pa­sa­do no se sa­bía cuán­do se­ría la fe­cha del jui­cio. La sa­la se ha te­ni­do que ha­bi­li­tar en el re­cin­to fe­rial Ex­po­Co­ru­ña y con­ta­rá con una su­per­fi­cie de 450 me­tros cua­dra­dos, de los cua­les la mi­tad se des­ti­na­rán al pú­bli­co asis­ten­te, unas 200 per­so­nas.

En sep­tiem­bre em­pe­zó el pro­ce­so de ci­ta­ción de los cua­tro impu­tados, 133

tes­ti­gos y 98 pe­ri­tos que des­fi­la­rán du­ran­te el jui­cio has­ta el 29 de ma­yo de 2013, un pro­ce­di­mien­to com­ple­jo por el he­cho de que me­dio cen­te­nar de es­tas per­so­nas vi­ven en el ex­tran­je­ro. Los acu­sa­dos son el ca­pi­tán del Prestige, Apos­to­los Man­gou­ras; el je­fe de má­qui­nas, Ni­ko­laos Argy­ro­pou­los; y el pri­mer ofi­cial, Ire­neo Ma­lo­to, por de­li­tos con­tra los re­cur­sos na­tu­ra­les y el me­dio am­bien­te, da­ños y desobe­dien­cia y re­sis­ten­cia a la au­to­ri­dad. El cuar­to impu­tado es el úni­co re­pre­sen­tan­te de la Ad­mi­nis­tra­ción es­pa­ño­la, el ci­ta­do Jo­sé Luis Ló­pez-Sors, a quien se acu­sa de de­li­tos con­tra el me­dio am­bien­te y da­ños co­mo pre­sun­to res­pon­sa­ble de la or­den de ale­ja­mien­to del

Prestige de la cos­ta ga­lle­ga. La co­mi­sión ro­ga­to­ria más im­por­tan­te es la de Man­gou­ras, quien a sus 77 años re­si­de en Ate­nas y ca­da 15 días tie­ne que pre­sen­tar­se en la co­mi­sa­ría más cer­ca­na a su do­mi­ci­lio. Su pre­sen­cia no es­tá ga­ran­ti­za­da por su avan­za­da edad, ni tam­po­co la de Ma­lo­to, quien se en­cuen­tra en pa­ra­de­ro des­co­no­ci­do y al que In­ter­pol es­tá bus­can­do des­de ha­ce me­ses.

In­gen­te su­ma­rio.

Los ca­si 300.000 fo­lios del su­ma­rio han si­do un que­bra­de­ro de ca­be­za pa­ra la Jus­ti­cia ga­lle­ga, ya que la di­gi­ta­li­za­ción del ex­pe­dien­te con­su­mió un año de tra­ba­jo. Ade­más, la sa­la con­ta­rá con sis­te­mas de vi­deo­con­fe­ren­cias, de vi­gi­lan­cia las 24 ho­ras y de tra­duc­ción en cua­tro idio­mas –inglés, fran­cés, grie­go y ga­lle­go–. Un es­fuer­zo eco­nó­mi­co a cos­ta del con­tri­bu­yen­te ga­lle­go que se que­da­rá muy le­jos del da­ño que pro­vo­có el Prestige: la re­cla­ma­ción en ma­te­ria de res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil as­cien­de a 1.264 mi­llo­nes de eu­ros, aun­que la Fis­ca­lía ele­va el cos­te to­tal del ver­ti­do en 3.800 mi­llo­nes. El pro­ble­ma es que se­rá muy di­fí­cil que al­guien pa­gue por el des­tro­zo me­dioam­bien­tal.

Un tri­bu­nal fe­de­ral de ape­la­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos ha ab­suel­to re­cien­te­men­te a la cla­si­fi­ca­do­ra ABS de te­ner que pa­gar 1.000 mi­llo­nes de dó­la­res (unos 770 mi­llo­nes de eu­ros) a Es­pa­ña en con­cep­to de in­dem­ni­za­ción. Es­ta em­pre­sa, con se­de en Hous­ton, era la úni­ca sol­ven­te del en­tra­ma­do de com­pa­ñías que em­pu­ja­ron al Prestige a ha­cer un via­je trans­o­ceá­ni­co con 70.000 to­ne­la­das de fuel y un mo­no­cas­co que no aguan­tó el em­ba­te de las olas. El Go­bierno es­pa­ñol pa­gó cer­ca de 30 mi­llo­nes de eu­ros du­ran­te nue­ve años a un bufete de abogados de EEUU que de na­da han ser­vi­do tras el fa­llo ju­di­cial, a di­fe­ren­cia de lo ocu­rri­do en el ca­so del Eri­ka en Fran­cia, don­de el Su­pre­mo aca­ba de con­fir­mar la sen­ten­cia que con­de­nó a la pe­tro­le­ra To­tal y a otras so­cie­da­des a una mul­ta de 192 mi­llo­nes por los ver­ti­dos.

Cos­te desor­bi­ta­do. La Fis­ca­lía ga­lle­ga es­ti­mó en 3.800 mi­llo­nes de

eu­ros el cos­te eco­nó­mi­co por los da­ños del ‘Prestige’, aun­que re­cla­ma­rá so­lo 1.264.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.