No les es­ca­ti­men

Tiempo - - OPINIÓN ESPAÑA - ELI­SA BE­NI

re­to lo­gís­ti­co. Co­mo cuan­do uno acu­mu­la los tras­tos de to­da la vi­da, la mu­dan­za se vuel­ve una pe­sa­di­lla. Sa­car los bár­tu­los de Af­ga­nis­tán va a ser un que­bra­de­ro de ca­be­za ma­yor. Un país sin mar, ro­dea­do de ener­gú­me­nos y de zo­nas a las que lla­mar ines­ta­bles es un bo­ni­to eu­fe­mis­mo. Aun así no ca­be du­da de que los eme han es­tu­dia­do, ana­li­za­do y pre­sen­ta­do to­das las fór­mu­las con sus pros y sus con­tras. La de­ci­sión úl­ti­ma se­rá po­lí­ti­ca y, en las cir­cuns­tan­cias ac­tua­les, no ca­be du­da de que el com­po­nen­te eco­nó­mi­co es­ta­rá pre­sen­te. La di­fe­ren­cia de sa­car el ma­te­rial pue­de va­riar en más de 50.000 eu­ros por con­te­ne­dor, se­gún la vía. Un da­to a va­lo­rar. Sea. Pe­ro no el más im­por­tan­te y ahí es dón­de arri­ba­mos al meo­llo de la cues­tión.

Da igual lo jo­di­do que es­té el país. Se­ño­res po­lí­ti­cos sen­ta­di­tos en sus des­pa­chos de pi­ni­pón ni sue­ñen en es­ca­mo­tear­les a nues­tros hom­bres to­da la se­gu­ri­dad que sea pre­ci­so pa­gar. No ten­gan ten­ta­cio­nes. El ca­so no es re­mo­ver, pe­ro fue­ron go­bier­nos de su par­ti­do los que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.