Res­ca­te tem­po­ral pa­ra el au­to­mó­vil

El Plan de In­cen­ti­vo al Vehícu­lo Efi­cien­te ali­via, pe­ro no cu­ra, la caí­da de las ven­tas. El sec­tor pi­de más me­di­das pa­ra sal­var la in­dus­tria y el mer­ca­do.

Tiempo - - ECONOMÍA - POR MI­GUEL CI­FUEN­TES

Sep­tiem­bre ha si­do un mes ex­tre­ma­da­men­te ma­lo. Las ven­tas de coches han caí­do un 44,1% en Es­pa­ña, pe­ro en el sec­tor se evi­ta dra­ma­ti­zar en ex­ce­so la ci­fra. ¿Por qué? Las em­pre­sas de au­to­mo­ción es­pe­ran un au­men­to de las ven­tas de un 10% du­ran­te los pró­xi­mos seis me­ses gra­cias a las sub­ven­cio­nes pa­ra la re­no­va­ción del par­que que en­tra­ron en vi­gor el pa­sa­do lu­nes, 1 de oc­tu­bre. Los fa­bri­can­tes no es­ta­ban de­ses­pe­ra­dos, pe­ro ca­si, han vis­to caer su pro­duc­ción y ex­por­ta­cio­nes a los peo­res ni­ve­les des­de ha­ce diez años, y los ven­de­do­res da­ban el año por per­di­do. En esa si­tua­ción, el Go­bierno les ha echa­do una mano con el Plan de In­cen­ti­vo al Vehícu­lo Efi­cien­te (PI­VE). Se tra­ta de un pro­gra­ma de in­cen­ti­vos a la com­pra de vehícu­los, que va a dar sa­li­da a mu­cho stock, pe­ro cu­yo ob­je­ti­vo se en­fo­ca so­bre to­do a cam­biar el es­ta­do de­pre­si­vo del mer­ca­do.

La si­tua­ción a la que se ha­bía lle­ga­do no po­día ser peor. Las pre­vi­sio­nes eran que es­te año no se ven­de­rían ni 700.000 uni­da­des, me­nos de la mi­tad que ha­ce cin­co años. Y por lo que se re­fie­re a las ex­por­ta­cio­nes, no se iban a al­can­zar los dos mi­llo­nes de uni­da­des, lo que su­po­ne un 20% me­nos que el año an­te­rior, aun­que aquí la cul­pa es de la re­ce­sión

eu­ro­pea. “He­mos con­se­gui­do un ba­lón de oxí­geno, pe­ro el fu­tu­ro pa­sa por un plan trans­ver­sal, que re­cu­pe­re nues­tra pro­duc­ción, el ni­vel de ex­por­ta­ción y un mer­ca­do de país desa­rro­lla­do. No po­de­mos vi­vir de renove en renove”, se­ña­lan en la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Fa­bri­can­tes de Au­to­mó­vi­les y Ca­mio­nes (An­fac), la pa­tro­nal de los fa­bri­can­tes.

Plan a me­dio pla­zo.

Las em­pre­sas sa­lu­dan el PI­VE por­que re­su­ci­ta­rá un mer­ca­do hun­di­do, pe­ro pi­den lu­ces lar­gas, mi­rar a cin­co o diez años. El ob­je­ti­vo es su Plan 3 mi­llo­nes, un pro­gra­ma a me­dio pla­zo pa­ra con­so­li­dar a Es­pa­ña por dé­ca­das co­mo cons­truc­tor de vehícu­los. Se tra­ta de vol­ver a una pro­duc­ción de tres mi­llo­nes de uni­da­des al año, co­mo en el 2000, de al­can­zar un mer­ca­do in­te­rior de dos mi­llo­nes de vehícu­los (en­tre na­cio­na­les e im­por­ta­dos) y de ex­por­tar 2,5 mi­llo­nes. Pe­ro, mien­tras tan­to, bien­ve­ni­do sea el plan del mi­nis­tro de In­dus­tria, Jo­sé Manuel So­ria. Se van a ven­der, gra­cias al pro­gra­ma, has­ta 75.000 vehícu­los de me- nor con­su­mo y me­nos con­ta­mi­nan­tes. El com­pra­dor re­ci­bi­rá una ayu­da de 2.000 eu­ros, de los que 1.000 co­rre­rán a car­go del Es­ta­do y los otros 1.000 por cuen­ta de los fa­bri­can­tes.

El pro­gra­ma se des­ti­na a la com­pra de coches nue­vos y de has­ta un año, con un lí­mi­te de pre­cio de 25.000 eu­ros (sin IVA), y de­ter­mi­na­das exi­gen­cias me­dioam­bien­ta­les. El vehícu­lo que se en­tre­gue a cam­bio de­be te­ner una an­ti­güe­dad mí­ni­ma de 12 años. Si es un vehícu­lo co­mer­cial, la edad se re­du­ce a 10 años. La ver­dad es que el Mi­nis­te­rio de In­dus­tria no se ha ca­len­ta­do la ca­be­za, ha apli­ca­do la plan­ti­lla de los an­ti­guos pla­nes Renove y Pre­ver, ha re­pe­ti­do el guion sin su­bir el lis­tón del di­ne­ro.

La ayu­da de 2.000 eu­ros se da­rá por la com­pra de un vehícu­lo nue­vo o ca­si nue­vo, in­clu­yen­do vehícu­los im­por­ta­dos, pe­ro las con­di­cio­nes son más res­tric­ti­vas que en pla­nes an­te­rio­res. El pro­gra­ma es­tá en vi­gor des­de el 1 de oc­tu­bre y tie­ne de lí­mi­te has­ta el 31 de mar­zo de 2013, o has­ta que se ago­ten los fon­dos des­ti­na­dos al mis­mo: 75 mi­llo­nes

Gra­cias al pro­gra­ma se ven­de­rán has­ta 75.000 vehícu­los nue­vos más des­de el 1 de oc­tu­bre Los fa­bri­can­tes pi­den me­di­das es­truc­tu­ra­les, in­dus­tria­les, lo­gís­ti­cas, la­bo­ra­les y ener­gé­ti­cas

de eu­ros, es de­cir, unos 75.000 vehícu­los apro­xi­ma­da­men­te.

Lo que es se­gu­ro, se­gún las pa­tro­na­les del sec­tor, es que se sal­va­rán los mue­bles es­te año. Se ven­de­rán 30.000 vehícu­los más has­ta fi­na­les de 2012. Se­rán vehícu­los de ga­ma me­dia y ba­ja, que son el 65% del mer­ca­do y pre­ci­sa­men­te los que se fa­bri­can en Es­pa­ña. Pe­ro al sec­tor no se le qui­ta de la ca­be­za que el pro­gra­ma de in­cen­ti­vos de­be­ría pro­rro­gar­se en el fu­tu­ro, to­do el tiem­po que se pue­da y lo per­mi­tan las ar­cas pú­bli­cas, mien­tras se po­ne en mar­cha un plan trans­ver­sal que ti­re del sec­tor y de nues­tra eco­no­mía.

Los fa­bri­can­tes pi­den que no se que­de to­do en sub­ven­cio­nar la com­pra de coches: “Se ne­ce­si­tan me­di­das es­truc­tu­ra­les, in­dus­tria­les, lo­gís­ti­cas, la­bo­ra­les, ener­gé­ti­cas y re­ba­jar la pre­sión fis­cal”. Por ci­tar al­gu­nas me­di­das: la fle­xi­bi­li­dad la­bo­ral de­be ser per­ma­nen­te, sin en­go­rro­sos ERE; el apo­yo a I+D, fle­xi­ble y rá­pi­do; de­be ha­ber tre­nes de mer­can­cías de vía rá­pi­da pa­ra lle­gar a los mer­ca­dos cuan­to an­tes y de­be su­pri­mir­se el im­pues­to de ma­tri­cu­la­ción. Es­ta es la ar­ti­lle­ría que quie­re el sec­tor pa­ra le­van­tar de una vez una in­dus­tria y un mer­ca­do com­pe­ti­ti­vos, y con fu­tu­ro. Y es­ta vez la voz es uná­ni­me en los fa­bri­can­tes agru­pa­dos en An­fac, los ven­de­do­res de la Fe­de­ra­ción de Aso­cia­cio­nes de Con­ce­sio­na­rios de la Au­to­mo­ción (Fa­co­nau­to), la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Ven­de­do­res de Vehícu­los a Mo­tor, Re­pa­ra­ción y Re­cam­bios (Gan­vam) y los im­por­ta­do­res de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Im­por­ta­do­res de Au­to­mó­vi­les, Ca­mio­nes, Au­to­bu­ses y Mo­to­ci­cle­tas (Ania­cam).

To­dos ale­gan ar­gu­men­tos de pe­so so­bre el cal­va­rio que lle­van so­por­tan­do en los úl­ti­mos tres años. Los fa­bri­can­tes han per­di­do del 20% al 23% de sus ex­por­ta­cio­nes, los ven­de­do­res tra­ba­jan a pér­di­das o re­gis­tran dé­ci­mas de be­ne­fi­cios y que­dan muy le­jos las ven­tas de 1,6 mi­llo­nes de uni­da­des que lo­gra­ron en 2007, jus­to an­tes de la cri­sis. Con to­do, la com­pra de un vehícu­lo es más ba­ra­ta aho­ra

que ha­ce cin­co años. “Nun­ca ha si­do tan fá­cil com­prar un co­che co­mo hoy”, se­ña­la Juan Sán­chez To­rres, pre­si­den­te de Gan­vam. Bas­ta re­cor­dar que las ofer­tas de los con­ce­sio­na­rios es­te ve­rano ron­da­ban los 3.500 eu­ros por vehícu­lo, más de lo que aho­ra se sub­ven­cio­na por la com­pra de uno nue­vo.

Sán­chez To­rres va­lo­ra es­ta ini­cia­ti­va, pe­ro cree que no es su­fi­cien­te: “Te­ne­mos la ven­ta de au­to­mó­vi­les en Es­pa­ña en es­ta­do preagó­ni­co. Ha caí­do el mer­ca­do un 50% y han des­apa­re­ci­do más de 40.000 em­pleos y más de 2.000 em­pre­sas, to­das py­mes, que son la ma­yo­ría del sec­tor”. Lo que le sor­pren­de es la de­mo­ra en la de­ci­sión del Go­bierno, pe­se a que el cos­te pa­ra las ad­mi­nis­tra­cio­nes es nu­lo y en­ci­ma pro­du­ce re­tor­nos de in­gre­sos fis­ca­les. El mi­nis­tro de In­dus­tria, So­ria, re­co­no­ce aho­ra que “por ca­da eu­ro que se apor­ta re­tor­nan 2,5 eu­ros en im­pues­tos y ac­ti­vi­dad”. So­lo por el IVA el re­torno es de unos 200 mi­llo­nes, el Es­ta­do in­gre­sa ca­si 3 ve­ces lo que po­ne aho­ra.

Con es­te pa­no­ra­ma es mi­la­gro­sa la su­per­vi­ven­cia de la ven­ta de au­to­mó­vi­les en Es­pa­ña. En el pri­mer tri­mes­tre del año los con­ce­sio­na­rios tu­vie­ron una pér­di­da del 0,4% so­bre fac­tu­ra­ción, y en el se­gun­do tri­mes­tre, del 0,9%. En la pri­me­ra mi­tad del año los con­ce­sio­na­rios tra­ba­jan con una pér­di­da me­dia del 0,65% so­bre ven­tas. “Ca­si na­die ga­na di­ne­ro, la ma­yo­ría aguan­ta pa­ra no ce­rrar, en es­pe­ra de que lle­gue la re­cu­pe­ra­ción. Las em­pre­sas no quie­ren ce­rrar, re­sis­ten sin be­ne­fi­cios o con pér­di­das y así lle­van tres años se­gui­dos”, di­ce Juan Sán­chez To­rres.

Un par­to di­fí­cil.

Pe­ro lo que de ver­dad preo­cu­pa al sec­tor es que el cli­ma de los com­pra­do­res es ab­so­lu­ta­men­te de­pre­si­vo. “En Es­pa­ña la cri­sis afec­ta me­nos a un al­to por­cen­ta­je de po­bla­ción. Hay de­ce­nas de mi­les de per­so­nas que tie­nen em­pleo, es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca, o la vi­da se­gu­ra, que com­pra­rían en un cli­ma de con­fian­za, pe­ro el mie­do les ha­ce de­mo­rar la de­ci­sión”, se­ña­la Da­vid Ba­rrien­tos, por­ta­voz de An­fac. Y lo peor, se­gún ar­gu­men­tan en el sec­tor, no es que no se ven­dan los 450.000 vehícu­los que se han es­fu­ma­do des­de 2011. La se­gun­da de­ri­va­da, no me­nos gra­ve, es que tie­ne con­se­cuen­cias en la se­gu­ri­dad vial. Exis­te un al­to por­cen­ta­je del par­que au­to­mo­vi­lís­ti­co vie­jo, has­ta un 36% de los tu­ris­mos, de más de 10 años, y más de un 40% de los co­mer­cia­les. Esos vehícu­los, que en una co­yun­tu­ra nor­mal irían al des­gua­ce, si­guen cir­cu­lan­do.

A pe­sar de to­do ello, la ges­ta­ción del PI­VE ha si­do di­fí­cil, con en­fren­ta­mien­tos en­tre el Mi­nis­te­rio de In­dus­tria, im­pul­sor de la me­di­da, y el de Ha­cien­da, freno y ba­rre­ra por ra­zo­nes pre­su­pues­ta­rias. El mi­nis­tro de In­dus­tria anun­ció en los úl­ti­mos me­ses dos ve­ces la pre­pa­ra­ción del pro­gra­ma y am­bas fue des­men­ti­do por Ha­cien­da. Llo­vía so­bre mo­ja­do, ya que ha­bían te­ni­do un ri­fi­rra­fe por la re­for­ma ener­gé­ti­ca. Al fi­nal se im­pu­so el pre­si­den­te Ra­joy, que ha­bía da­do su pa­la­bra de apo­yar “con me­di­das” al sec­tor, en una reunión con la di­rec­ti­va de la ACE, pa­tro­nal eu­ro­pea de au­to­mo­ción, en ju­nio pa­sa­do. La pa­tro­nal An­fac, que di­ri­ge Ma­rio Ar­me­ro, tie­ne la pa­la­bra de Ra­joy de que se se­gui­rán aten­dien­do las reivin­di­ca­cio­nes del sec­tor. En los pró­xi­mos días pre­sen­ta­rán su Plan 3 mi­llo­nes, que de­be­ría te­ner bue­na aco­gi­da.

Des­de que se inau­gu­ra­ron los pla­nes de ayu­da a la sus­ti­tu­ción de vehícu­lo vie­jo por nue­vo en Es­pa­ña se han ven­di­do por es­te sis­te­ma más de 1,6 mi­llo­nes de vehícu­los. Es­tos pro­gra­mas se im­plan­ta­ron en la dé­ca­da pa­sa­da, ba­jo nom­bres co­mo Pre­ver, Renove y 2000E. So­lo el Plan 2000E, en sus dos edi­cio­nes, de ma­yo de 2009 y ju­nio de 2010, ha in­du­ci­do la ven­ta de 300.000 vehícu­los. Es­te plan es­ta­ble­cía una ayu­da de 1.500 eu­ros de los fa­bri­can­tes y 500 del Go­bierno, y se am­plia­ba a otros 500 a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas que se su­ma­ran al pro­gra­ma. Has­ta la en­tra­da en vi­gor del PI­VE, de to­do ello so­lo que­da­ba la sub­ven­ción a los coches eléc­tri­cos.

44% han caí­do las ven­tas de coches en el mes de sep­tiem­bre 23% de las ex­por­ta­cio­nes han per­di­do los fa­bri­can­tes en 3 años

Vic­to­ria. So­ria, mi­nis­tro de In­dus­tria, ga­nó a Ha­cien­da la

ba­ta­lla de ayu­das al sec­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.